CAMPUS GALICIA ENTREVISTA

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2001 


 

Xavier Valiño

 

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA MO SOLID GOLD

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA MO SOLID GOLD

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2001 


Mo Solid Gold, nuevas vías

 

Mo Solid Gold serán en Lugo los teloneros de Ocean Colour Scene. El cartel está bien escogido y no podría ser mejor, salvo por una única cuestión: a día de hoy, Mo Solid Gold podrían encabezar cualquier actuación por sí solos. Delante de ellos, tras la edición de su primer disco, Brand New Testament, en el que triunfa el rock clásico con retazos de soul, se abre un largo camino.

 Antes de esta nueva andadura, parte de sus componentes formaron parte de These Animal Men, grupo de canciones potentes y no demasiada suerte.  Nos responden Julian, el guitarrista, que ya estaba en aquella banda, y K, su carismático cantante de color, fichaje en esta nueva aventura.

 – Julian, cuando buscabais un nuevo cantante, ¿cuáles fueron las cualidades de K para decidiros por él?

         – Julian: Buscábamos a alguien, pero también esperábamos alguien que nos buscase a nosotros. Había una ligera idea de cómo sería nuestro estilo, pero nada comparable a lo que luego llegó a ser. La principal cualidad que buscábamos era que alguien nos inspirase, y eso fue lo que ocurrió.

         – K: Cuando me presenté pensé que mi misión era hacerles imposible rechazarme. Pero también tenían que gustarme ellos, e instintivamente lo sentí así. Además, tenía que gustarme la música de una forma que pudiese incorporar textos e improvisar algo. ¡Y resultó! Fue realmente cosa de vida o muerte, un momento de ahora o nunca. Vi su anuncio por casualidad y sentí una señal, así que fui a por ello. Y no me preguntes qué aporte al grupo, porque es muy difícil decirlo sin sonar como un estúpido arrogante.

– Habéis llamado a vuestro sello discográfico “Raise Your Hands” –“Levanta tus manos”-, así que creo que hay algo más que un sonido de guitarras en vuestras canciones…

– J: Creo que hay una dimensión espiritual o religiosa en el sonido del órgano Hammond. El álbum y la música son comentarios sobre la condición humana, como si todos tuviéramos un cuerpo exterior y nos parásemos a mirarnos a nosotros mismos desde fuera. El disco tenía ese sentimiento del blues antiguo, ya que trata de Dios, el sexo, el dolor, y de cómo llegar de un extremo al otro del día asegurándote que eres feliz.

– Tenéis mucha fuerza en directo y habéis ganado muchos seguidores en vuestras actuaciones. ¿Creéis que se ha mantenido el espíritu del directo en el disco?

            – K: Parte se ha mantenido. Es algo difícil de decir. Mi banda favorita, Fishbone, que eran una inmensa banda en directo, y son un grupo al que los Red Hot Chili Peppers le deben mucho, nunca trasladaron la fuerza del directo a sus discos. De todas formas, un día haremos un disco en directo y ya veremos.

– J: Nunca pretendimos lograr eso, sino conseguir un sonido real y el sentimiento de las canciones. Suena fuerte, tiene un ritmo potente, y no es tan melodioso que insulte. No queremos tratar al oyente con condescendencia. La razón por la que editamos una versión en directo de “Prince Of A New Wave” como nuestro primer single es que estábamos aburridos de esperar a que saliera el disco. Lo más importante es que cuando editemos un disco en directo tengamos ya una gran audiencia enfrente. En aquel single el público eran cuatro gatos. Lo más importante es que todo el mundo conozca la melodía en el auditorio en el que estemos.

         – K: Sí, y que el sentimiento se haga con todo.

 – Tenéis el mundo a vuestros pies. ¿Qué esperáis conseguir en vuestra carrera?

         – J: Es algo que nos preguntan mucho. La gente esperar oírnos decir que queremos ser millonarios, llenar grandes recintos y convertirnos en estrellas del cine. Pero no es algo para mí: me basta con que el grupo siga, porque creo que tenemos algo especial. Cuando digo seguir, quiero decir tener dinero para comer y cosas así.

         – K: Me gustaría que el grupo progresara. En relación a dónde podríamos llegar, todavía estamos en la edad del pavo: grabamos nuestro primer disco y el reto es mejorar lo que hemos hecho. Tenemos que pensar si hemos logrado nuestra meta y pensar que no, para seguir adelante, escribiendo buenas canciones y tocando cada vez mejor. Todos los artistas que me gustan me dejan sin habla y nosotros queremos lograr eso.

 – ¿Tenéis algún tipo de máximas en vuestra vida diaria?

– J: Sí. Charlton Heston dijo: “Siempre hay sitio para otra buena.”

           – K: Tengo una: “Haz lo que quieras sin fastidiar a nadie.” Y otra más: “¿Dónde diablos está Ringo?”

Xavier Valiño

 

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA NERD

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA NERD

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2001 


La búsqueda de N*E*R*D

 

El grupo The Neptunes está considerado uno de los equipos de productores de música hip-hop con mayor éxito del mundo. A lo largo de los últimos cinco años, han contribuido a lanzar la carrera de un buen número de artistas, con un ritmo impactante apoyado por un sonido muy personal y una estética muy reconocible. Han trabajado con algunos de los artistas más conocidos del momento, entre ellos Jay-Z, Mystikal, Noreaga, Kelis y Ol’ Dirty Bastard. Sin embargo, The Neptunes por encima de todo, siempre han mantenido su identidad musical. Ahora se presentan como grupo con su álbum In Search Of…, con una mezcla que incluye ritmos hip-hop envueltos en temas llenos de pop psicodélico, rock clásico o sonido new wave.

– ¿Qué es exactamente N*E*R*D y en qué se diferencia de The Neptunes?

– “The Neptunes somos como somos, y N*E*R*D es lo que hacemos. The Neptunes somos Chad y yo, Pharrel, productores y compositores de temas para otros intérpretes. En cambio, N*E*R*D es un grupo formado por Chad, Shay, un amigo nuestro que procede del mismo lugar en el que vivimos, el estado norteamericano de Virginia, y yo mismo. El grupo es como nosotros mismos, es nuestra vida. N*E*R*D destaca como algo básico. La energía de la gente está formada por sus almas. Cuando te mueres, esa energía puede que se disperse, pero no llega a destruirse; incluso cuando alguien muere, su alma va siempre va a algún sitio.”  

– ¿Y qué pretende vuestro primer disco?

– “Este álbum es como la banda sonora de la vida, un diario que recoge todo lo que hemos pasado a lo largo de los dos últimos años. Hemos intentado mostrar el mayor colorido posible en nuestras canciones y añadirles el mayor contenido musical que hemos sido capaces de incluir en cada una de ellas. Eso es lo que hacemos, lo que siempre hemos hecho. Sin embargo, al principio la gente no entendía muy bien qué queríamos conseguir, sobre todo cuando apenas éramos unos adolescentes que vivían en Virginia. Lo que hicimos fue ignorar todas aquellas dudas y crear nuestras propias canciones. Siempre hemos tenido un estilo muy característico, aunque al principio casi nadie lo entendía, sobre todo cuando producíamos algún disco para otros artistas. Supongo que el sonido que desarrollamos se ajustaba mejor a nuestro propio grupo, al movimiento que nosotros mismos creamos. Sin embargo, poco a poco la gente empezó a conocer mejor nuestro estilo.”  

Habéis trabajado para mucha otra gente. ¿Cómo os enfrentáis a ese proceso?

– “Cuando trabajas para otro grupo o para un solista, tienes que conseguir crear discos que te gusten a ti y que también le gusten al artista que los va a interpretar, para que se sienta cómodo con las canciones, todo ello llevando al límite las posibilidades de ese grupo o solista. En cambio, cuando tienes que crear un disco para ti mismo, tú ya sabes lo que eres capaz de hacer, así que puedes sumergirte de lleno en la música que realmente quieres hacer, porque, además, normalmente no dispones de mucho tiempo. Cuando trabajas para ti sientes como si estuvieras bajo el agua: puedes mantener la respiración tanto tiempo como puedas, después subes a la superficie a respirar y después te sumerges de nuevo en la piscina, o lo que es lo mismo, inicias una nueva etapa de tu vida.”  

– ¿Hay alguna base prefijada a la hora de trabajar?

– “El lema que intentamos seguir siempre es: “Haz caso a tu espíritu”. Ésa es tu principal herramienta cuando estás en medio del proceso de desarrollar tu propia música, así que lo mejor es mantenerte fiel a esa intuición, a ese espíritu que Dios te ha dado, esa especie de brújula que guardas en tu interior. Si lo haces, da igual que 9 de cada 10 veces las cosas no salgan como esperas y que tus discos no lleguen al número uno. Sencillamente, haz caso a tu espíritu. Las cosas siempre llegan en ciclos, y en nuestro caso, espero que Chad y yo, cuando esos ciclos empiecen a evolucionar, alguna vez llegaremos a crear algo especialmente bueno. Es importante moverse en diferentes direcciones.”  

– ¿Qué busca In Search Of…?

.        – “Casi nadie conoce la verdadera razón de su existencia, y ni siquiera se plantean para qué están en el mundo ni piensan en quién los trajo aquí, ni en lo que se supone qué deben hacer. No conocen el significado de las cosas. Nosotros intentamos mostrar a los demás todo lo que se están perdiendo, y también enseñarles algunas de las cosas que están buscando. Para nosotros se trata sobre todo de la búsqueda del amor, de la felicidad, de una sonrisa, de la respuesta que me ayude a comprender por qué mi hermano fuma crack. El título se refiere a todo eso, a la necesidad de estar abiertos a todo.”  

– ¿Y ese nombre tan curioso?

– “Nos llamamos N*E*R*D porque tenemos un modo distinto de ver las cosas. Un nerd (en inglés, empollón) es alguien que quiere resultar atractivo para todo el mundo, aunque en realidad sólo se siente a sus anchas cuando estudia y cuando demuestra lo inteligente que es, al tiempo que es un auténtico torpe en lo que a relaciones sociales se refiere. Cuando lo escuchas hablar de las experiencias que ha vivido en el instituto, puedes estar seguro de que te contará algo insoportable, porque tienen una imagen muy distorsionada de la realidad. Si le preguntas a cualquier persona normal, es decir, a la gente que disfruta gastando bromas a los empollones en clase, te contarán un montón de cosas que en realidad son enormemente aburridas. A mí no me importa que me llamen nerd. Pertenecemos a esa clase de gente que se siente orgullosa de sentirse inteligente y despierta cuando los demás a su alrededor no entienden nada. Eso es exactamente lo que hacemos en el mundo de la música, esa es la bandera con la que mejor nos identificamos.  

– Curiosamente, en vuestro disco hay más sonidos de los que podíamos esperar.

– “Nos sentimos influidos por mucha gente diferente, desde Stevie Wonder a Steely Dan, pasando por Donny Hathaway o America. También me gusta mucho el rock clásico, porque es música que habla por sí sola, en ese caso lo de menos son los artistas. Mi familia solía cambiar de ciudad con frecuencia, así que en vez de escuchar a grupos como Kool & The Gang, Earth, Wind & Fire o The Spinners, yo escogía a Lynyrd Skynrd y AC/DC, porque nos sentíamos más cerca de los Ángeles del Infierno. Cuando empezaron a surgir los grupos de la nueva ola, yo escuchaba a Tears For Fears. Ésa es una de las razones por las cuales la música de N*E*R*D surge directamente del corazón. Cuando me refiero al corazón es como si extendieras los brazos y pusieras en una mano el hip-hop, la música sincopada y cosas así, y en la otra el sentimiento y la psicodelia que ofrecía el rock clásico de los 70. Las dos tendencias se unen en medio del cuerpo, cerca del corazón, donde los dos brazos se unen al cuerpo. Ahí es donde encontrarás la música de N*E*R*D.” 

Xavier Valiño

 

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA EMBRACE

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA EMBRACE

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2001 


Embrace, más simples todavía

 

En la canción que da título a su último álbum,  If You’ve Never Been In Love With Anything, hablan de lo que supone el hecho de no haberse enamorado nunca de nada ni de nadie. Si eres una de esas personas, seguramente el nuevo disco de Embrace no está hecho para ti. En cambio, si eres de los que piensan que la música está llena, ante todo, de pasión, y no de artificios vacíos y artificiales, si piensas que las emociones son más importantes que las manipulaciones tecnológicas, y si además crees que los sentimientos son algo mucho más atractivo que la perfección más absoluta, entonces te damos la bienvenida al mundo de Embrace.  

El tercer álbum del grupo ha sido producido por Ken Nelson, responsable del éxito de varios álbumes de grupos como Gomez, Badly Boy y el recordado Parachutes, de Coldplay, todos ellos ganadores del prestigioso premio Mercury, If You’ve Never Been no supone exactamente un cambio radical o un nuevo estilo musical para el grupo. Sencillamente, destaca como la expresión más coherente, con más confianza y con más clase de lo que representa Embrace musicalmente hablando.
 
"Después de la grabación de nuestro último álbum, funcionábamos a toda velocidad: las canciones surgían muy deprisa, casi sin darnos cuenta”, afirma el cantante del grupo, Danny McNamara. “Por eso el disco ha surgido rápidamente, por la sencilla razón de que lo que hacemos surge de forma natural, en vez de limitarnos a seguir un único camino establecido. Eso no quiere decir que estemos saltando constantemente de un género a otro. Seguimos adelante, evolucionando, aunque por encima de todo nuestros temas muestran una continuidad muy marcada en lo que se refiere a nuestro estilo”.  

El guitarrista Richard McNamara está de acuerdo con Danny: “Te puedes pasar toda la vida en el estudio intentando mejorar tu disco una y otra vez, pero si compones una canción, la grabas y ves que suena bien, ¿qué más necesitas? No vemos la necesidad de seguir dándole vueltas Teníamos tantas canciones preparadas que lo único que queríamos era grabarlas y publicarlas, porque sabíamos que eran suficientemente buenas”.  

El resultado es un álbum que nació en tan sólo tres meses, a diferencia de los dos anteriores trabajos del grupo, en cada uno de los cuales invirtieron más de un año. “Puede que antes tardásemos demasiado tiempo en grabar nuestros discos”, confiesa Danny. “Esta vez decidimos concentrarnos más en los sentimientos sin preocuparnos tanto por conseguir la perfección absoluta. Debido a eso, es posible que el resultado no suene tan cuidado y tan minuciosamente perfecto, pero sin duda se trata de un álbum muy interesante, con un gran atractivo. Por primera vez, estoy convencido de que las canciones suenan en el disco tan bien como sonaban en mi mente cuando las compuse”.  

A diferencia del álbum anterior, Drawn From Memory, que se grabó en medio de una espectacular mansión de estilo victoriano, esta vez If You’ve Never Been se ha grabado en un pequeño y acogedor estudio situado en la ciudad inglesa de Leeds. “Me recuerda a una celda oscura y sin demasiado aire, un sitio tan poco atractivo que incluso muchos de los grupos que se ganan la vida tocando únicamente en pubs y bares se lo pensarían dos veces antes de grabar allí”, afirma Danny. “Sin embargo, allí nos hemos sentido muy cómodos. No hemos sufrido ningún tipo de distracciones, y cuando sientes que has grabado una buena toma, sabes que el resultado merece de sobra la pena por si mismo, y no porque estés utilizando la tecnología más alucinante del momento, porque algún aparato está haciendo que tus canciones suenen mejor de lo que son en realidad. Al ser un sitio pequeño, tampoco vas a basar lo bien que suena algo al hecho de encontrarte en medio de una enorme mansión".  

Esta vez, el ambiente en el que se encontraba el grupo les ha animado a confiar plenamente en sus instintos, una ventaja de la que sobre todo Danny ha sabido sacar un buen partido en lo que a su voz se refiere. “Cuando consigues mejorar tu nivel técnico, corres el riesgo de perder parte de tu calidad vocal”, afirma. “Si intento conseguir el tono ideal cuando canto, el resultado puede parecer exagerado y poco natural, así pues me he dejado llevar por mis emociones más profundas y sinceras. Esta vez mi mayor intención era mantenerme fiel a mí mismo y a mis propias convicciones. Sólo he hecho lo que me parecía que estaba bien. Si no siento algo especial al cantar una letra determinada, entonces no puedo interpretarla”.  

En teoría, seis de los temas del nuevo álbum han sido compuestos por Danny, y los otros cuatro por Richard. Sin embargo, en realidad el proceso ha resultado bastante más complicado, según nos cuenta el propio Richard: “La verdad es que no importa demasiado cuál de nosotros compone en realidad las canciones, porque todos vamos añadiendo algo a cada tema poco a poco, y esos pequeños elementos son los que consiguen mejorar las canciones. Danny es muy generoso al atribuirme a mí una o varias canciones determinadas, pero nunca me atrevería a decir que son mías. No creo que fuera justo. Yo más bien las veo como una especie de ‘composiciones colectivas’”.
 
En todo caso, parece claro que los dos hermanos poseen estilos creativos muy distintos. Las canciones más “panorámicas” y universales de Danny se caracterizan normalmente por incluir versos impresionantes y estribillos con una fuerza impresionante, elementos que se hacen especialmente presentes en canciones tan increíbles como “Over”, en “Make It Last” o en “Wonder”, el primer single del nuevo álbum. En cambio, los temas compuestos por Richard suelen incluir ritmos mucho más angulares y un tono de corte más rock, algo que podemos disfrutar en una canción tan potente como “It’s Gonna Take Time” o en el ritmo contagioso de “If  You’ve Never Been In Love With Anything”, que incluye varias armonías que nos parecen tomadas de una mezcla entre los Beach Boys y los Turtles.

"Esa canción es un caso muy especial”, afirma Richard. “Compuse la melodía utilizando un teclado Wurlitzer, pero las armonías se las dejé a Danny, que más tarde insistió en que le añadiera un poco más de guitarra”. Danny nos confirma los detalles del proceso creativo: “Por ejemplo, podemos fijarnos en el caso de “I Hope You’re Happy Now”, que surgió del modo contrario. Me gustaba la canción, pero no acababa de convencerme tal como estaba. Entonces vino Richard y la convirtió en un tema más sencillo, fue como si dejara que la canción respirase mejor por si misma, y de ese modo resultó mucho más interesante y completa”.

Los hermanos McNamara crearon el grupo Embrace en 1990, en la ciudad inglesa de Brighouse, en el condado de Yorkshire. Empezaron ensayando en el cobertizo situado bajo el jardín de la casa de sus padres, un lugar que ellos mismos insonorizaron utilizando cartones de los que se utilizan para proteger los huevos. El batería Mike Heaton se incorporó al grupo en 1991, y desde entonces ha formado parte de Embrace. Por su parte, el bajista Steve Frith llegó en 1995, después de contestar a un anuncio publicado en un diario local. En aquel momento, Steve buscaba un armario de segunda mano, cuando encontró el anuncio por casualidad. Un año más tarde, en 1996, Mickey Dale, el teclista del grupo, completó la formación, poco después del lanzamiento del primer álbum del grupo.  

La primera etapa de la historia del grupo estuvo llena de trabajo duro y poco reconocido. “Nos pasamos varios años tocando en un montón de sitios cutres antes de conseguir nuestro primer contrato discográfico. Ni siquiera podíamos conseguir actuar en los pubs de la ciudad, porque no encajábamos con la imagen que la gente tenía de los grupos que en aquel momento representaban el llamado “britpop”.

Sin embargo, ellos estaban convencidos de que la música iba a convertirse en su auténtica profesión. “Cuando sabes que nadie escucha lo que haces, no te pasas ocho años en un grupo por el simple hecho de querer convertirte en una estrella. Lo haces porque te apasiona la música”, afirma Richard.  

Tras el lanzamiento de “All You Good People”, su primer single, en edición limitada, publicado en el sello independiente Fierce Panda a finales de 1996, se incorporaron a Hut Recordings y comenzaron a publicar una serie de Eps que consiguieron alcanzar puestos cada vez más altos en las listas de ventas. Aquella progresión de éxitos culminó con “Come Back To What  You  Know”. Dos semanas más tarde se editaba el primer álbum del grupo, The Good Will Out,.

Teniendo en cuenta que procedían del norte del país y que además el grupo estaba formado por dos hermanos, los medios empezaron a describir a Embrace como “los nuevos Oasis”. Por si fuera poco, Danny solía incluir comentarios bastante “sustanciosos” en sus declaraciones en la prensa, así que poco a poco su reputación como una banda bastante polémica fue creciendo poco a poco. “Ahora, cuando leo algunas de las cosas que dije entonces, me parecen muy arrogantes cuando las veo impresas”, confiesa Danny, “pero entonces éramos muy entusiastas, y confiábamos plenamente en nosotros mismos. De hecho, no hay más remedio que ser así”.  

En cuanto a aquel álbum, reconoce que quizá algunos de los que le tacharon de ser excesivamente ambicioso estaban en lo cierto: “De todos modos, no hay nada de malo en ello. De hecho, seguramente si tu primer álbum no es ambicioso eso significa que algo no funciona demasiado bien”.   

El segundo álbum del grupo, Drawn From Memory, se publicó en 1999, con producción de Tristan Nowell, que ya había trabajado en el álbum OK de Talvin Singh, por el que obtuvo el prestigioso premio Mercury. Gran parte del disco se grabó en Batsford Manor, Gloucestershire (Inglaterra), donde el grupo vivió durante varios meses, celebrando unas espectaculares fiestas durante los fines de semana y grabando de lunes a viernes bajo la luz de las velas. “Pienso que en el primer álbum teníamos las ideas muy claras”, afirma Danny. “El segundo se centraba en la conexión que tenía en aquel momento el grupo, y que aún tiene, a la hora de tocar juntos, y resultaba un disco mucho más experimental. Ahora, el tercer álbum supone una mezcla entre la profundidad emocional del primero y la visión orgánica del segundo”.  

Richard está de acuerdo con Danny: “Además, pienso que ahora nos tomamos las cosas desde un punto de vista más relajado. Al principio estábamos un poco paranoicos. Después nos relajamos y dejamos que Ken Nelson hiciera su trabajo. Eso nos permitió ser bastante más objetivos respecto a nuestras canciones. Teníamos tantas ideas que el álbum surgió muy deprisa, casi sin darnos cuenta”.  

Con una profunda humanidad e inteligencia, y con una pasión y un romanticismo irresistibles, If You’ve  Never Been nos muestra a Embrace haciendo lo que mejor saben hacer. 

Xavier Valiño

 

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA OASIS

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA OASIS

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2001 


Oasis, el tiempo perdido

 

          Ahora, con la presión de ser el grupo más importante del mundo un tanto reducida, Oasis editan un disco en directo –Familiar To Millionsy anuncian nueva gira y nuevas canciones. Aviso: no te creas del todo lo del disco en solitario de Noel Gallagher, desmentido por él en otras entrevistas.

 – ¿Se han calmado las cosas entre tú y tu hermano Liam desde los conciertos que disteis en verano en el estadio de Wembley?

         – Lo cierto es que no más de lo que es normal entre nosotros, ya sabes. Hoy, por ejemplo, todo está perfecto, porque estoy de visita en casa de mi madre en Manchester y él está en Londres. Aunque tengo que decir en su favor que desde que se separó de su mujer, Patsy Kensit, es un tío diferente. Digamos que se ha calmado un poco. Tal vez suceda que su nueva novia lo tenga encerrado y tranquilo con la marihuana. ¿Quién sabe? Está como un poco más normal, pero estoy seguro de que va a cambiar antes o después.

 – ¿Ha sido así en las últimas sesiones en el estudio para lo que se supone será vuestro próximo disco, después de este álbum en directo?

– Él y el resto del grupo han estado en el estudio, en unas sesiones a las que, casualmente, no fui invitado, así que se puede decir que estoy en huelga en estos momentos, o de paro forzoso. Haremos otro disco, esto está claro: tenemos que hacerlo antes de que alguien más se marche del grupo. Pero incluso si eso no sucede en un plazo de, pongamos, tres años, no quiere decir que el grupo se haya separado definitivamente. Lo digo adelantándome a lo que diría todo el mundo.

 – Tengo entendido que hay una gira en ciernes que os va a tener ocupados gran parte del próximo año con The Black Crowes.

         – Iremos a Sudamérica en enero para tocar en el festival Rock en Rio y hacer un par de festivales que no hicimos en la última gira. Después volveremos a Inglaterra y cambiaremos nuestro espectáculo con canciones nuevas, y estaremos de gira con The Black Crowes entre marzo y noviembre. Siempre he sido un fan de ellos, desde su primer disco. Los he visto muchas veces, y la última vez que fuimos cabeza de cartel en Glastonbury, ellos tocaban antes. Conozco a Chris y Rich y están tan cerca un hermano del otro como podamos estarlo yo y Liam. Tenemos mucho en común: nos gusta su música y a ellos la nuestra. Lo único es que eso pospone nuestro disco unos seis meses. Pero no todos los días se tiene una oportunidad igual. No importa lo que se retrase el disco, siempre y cuando los sigamos haciendo de vez en cuando.

 – ¿Qué hay de las sesiones para un disco de Noel Gallagher en solitario?

– Está casi acabado, así que Liam va a tener un buen marrón justo enfrente de su cara. Veremos si el jodido deja el grupo como amenazó. Si no hubiera habido problemas, y hubiera continuado con la gira, no habría hecho el disco, así que es su culpa. No se trata de una cosa al estilo de Richard Ashcroft después de dejar The Verve o de meterme en el medio de la carrera de Oasis, pero cuando los cantantes son cantantes tienden a sobreactuar. Liam ha tirado contra su propio tejado, así que no le daremos una copia gratis: tendrá que comprarse el maldito disco.

 – ¿Has guardado alguna canción para Oasis?

– He escrito como seis o siete canciones, aunque tengo que decir que cinco de ellas son una mierda. Gem ha escrito su primera canción para el grupo, titulada “The Roller”, algo así como T. Rex haciendo “Instant Karma”. Andy también ha escrito un par de canciones. Liam ha escrito siete, lo que me ha dejado anonadado… Por supuesto, no voy a dejar que las incluya en el disco. Bueno, estoy de broma.

 – ¿O sea que se impone la democracia dentro de Oasis?

– Siempre estuve abierto a que otra gente compusiera, pero ninguno se atrevió. Y ahora todos quieren que se les tome en serio como artistas. De todas formas, todavía estoy a cargo de la nave, quiero que quede tan claro como el jodido cristal. Cuando me preguntan qué hago, les contesto que estoy divorciándome de mi esposa, así que tengo cosas más importantes que hacer que tocar con ellos. ¿Crees que me echarán del grupo? ¡Sería fantástico! No me puedo preocupar de componer música ahora cuando tengo una crisis de personalidad. ¡Me voy a tomar lo que queda del año libre!

 – ¿Qué ha sido lo más duro?

         – Te pasas siete meses en la carretera en una jodida burbuja del rock’n’roll, con todo el mundo tratándote como un niño, así que tu actúas como un niño. Después regresas a casa esperando volver al momento en que lo dejaste y te encuentras que la vida sigue sin ti. Ahora vivo en un hotel con el bar abierto toda la noche, así que salgo siempre. No me he metido nada sólido en dos meses.

 – ¿Qué te ha parecido Kid A de Radiohead?

         – Me gustaban más –y Blur también- cuando escribían canciones. ¿Tienen miedo? ¿Es una declaración artística? ¡Porque a mí no me dice nada! “Hagamos unos ruiditos y llamémosle arte, así no tenemos que escribir una apertura y un estribillo y no lo podrán juzgar comparándolo con otras cosas.” Contestando tu pregunta, me encantó.

 – Por último, ¿dónde están Oasis en el 2000?

         – Ya no estamos de moda. Pero entre 1993 y 1996 fuimos los mejores.

Xavier Valiño

1 2 3 4 5 6