LIGHTNING SEEDS

Lightning Seeds, puro pop

 

Like You Do -“Tal y como tú lo haces”-. Una frase muy habitual del tipo más normal del pop, casi vulgar, que viste como cualquier persona de la calle y que parece carecer de pretensiones de cualquier clase. Aunque no todo el mundo tiene la capacidad para escribir redondos singles pop, a razón de uno cada pocos meses, durante ocho años y llevar un himno futbolero -“Three Lions”, el momento por el que más se le recuerda- al número uno. Y a pesar de todo ello, aún hoy apenas nadie conoce su nombre.

 

Gracias a Lightning Seeds, a las hordas de hooligans que se pasean cantando a pleno pulmón antes de los partidos les ha acabado por gustar el pop, lo que no puede significar más que algo bueno. Aquí está ahora, en un compacto titulado Like You Do, su legado musical, por vez primera todas juntas en un mismo sitio. Aunque si proponemos un pequeño concurso sobre qué canciones del grupo se conocen, casi nadie acertará ni a decir una –tal vez “Pure”, su quintaesencia- y, pidiendo mucho ya, puede que alguien llegue alguien a acertar otras dos: “Lucky You” y “The Life Of Riley”.

 

El caso es que las conocemos todas, aunque creamos que no, y que podemos reconocerlas inmediatamente en el momento de oírlas. Sí, todas son iguales, pero… ¡Cuidado! Se trata de una gran canción, la perfecta canción pop, y aquí aparece hasta 16 veces, empezando por las tres más grandes -las antes citadas- y todas las otras: “Change” (“Lucky You” con un poco de Aztec Camera), “Marvellous” (“Lucky You” con un poco de trompeta) y “Sugar Coated Iceberg” y “Ready Or Not” y “Perfect” y, cómo no, “Sense”… Todas, con su toque romántico, con su simple visión del amor y de las cosas maravillosas, son perfectamente tarareables mientras vas silbando por la calle y representan, como ninguna, la encarnación musical del hombre encantador, cosa que, sin que quepa la menor duda, el bueno de Ian Broudie es. 

 

Los  Lightning Seeds son The Beatiful South, The Charlatans y los Pet Shop Boys destilados en una botella de la bebida más refrescante que puedas imaginar, libre de toda contaminación: para nada se dedican a hacer canciones sobre la parte negativa de la vida, ni una tan siquiera. Ah, y para la ocasión han incluido dos canciones nuevas: “Say What You Say” -Lightning Seeds en el espacio haciendo fandango con los Buggles, aquellos de los de “El video mató a la estrella de la radio”- y “Brain Drain” -Lightning Seeds intentando poner un poquito de distorsión a su jovial carrusel-. Maravilloso, desde todos los puntos de vista, a menos que pertenezcas al club de las personas con el ‘síndrome del mal’. Y en ese caso es especialmente recomendable su escucha.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *