VOCES FEMENINAS 2010

Voces Femeninas 2010 

 

 

 

 

 

Tercera edición ya, tras su inicio en 2008 con Emmy the Great, Nina Kinert, Wendy McNeill y Sevigny, y su consolidación el año pasado trayendo a Basia Bulat, Dawn Landes y Hello Saferide. Este año Voces Femeninas sumaba tres nuevos nombres prácticamente desconocidos en nuestro Estado y, además, en actuaciones únicas.

 

 

Previamente, dos de ellas, Sharon Van Etten y Jesca Hoop realizaron un pequeño pase en una céntrica tienda de Ourense, con dos temas en acústico cada uno que ya avanzaban por dónde irían luego sus actuaciones en el Teatro Principal. Este año, a pesar de la concentración de conciertos de todo tipo en el mes de noviembre, y a diferencia del 2009 en el que no se llegó ni a la media entrada, el Teatro se encontraba lleno, lo que, se supone, garantiza la continuidad del Festival.


 


Lo mejor, que se trata de algo único, perfectamente organizado, llevado con el buen hacer del artesano, y presentando artistas -femeninas- que comparecen por primera vez por estas latitudes. De ahí la sorpresa de la primera en intervenir, Jesca Hoop, que comenzó diciendo: “Parece que me habéis venido a ver, así que tendré que cantar algo”. Y con su guitarra acústica, y la compañía de otra cantante, Zoe Chiotis, la californiana asentada en Manchester fue desvelando los temas de Hunting My Dress y Kismet. A ella, que trabajó como niñera de Tom Waits consiguiendo su apoyo y alabanzas, le gustaría revivir canciones de hace dos siglos, así que lo hace siguiendo el camino que lleva de la tradición folk a Joni Mitchell. Con una ‘balada de asesinatos’, otro tema dedicado a los ‘sin techo’ de Los Ángeles y una contagiosa “Four Dreams”, al final se reveló como la más recordada de la noche.

 


En su devoción por Bon Iver o P J Harvey coincide Jesca con Sharon Van Etten, la siguiente en el escenario. A diferencia de lo que había hecho un par de horas antes, en esta ocasión Sharon se colgó la guitarra eléctrica, olvidándose de la acústica. Estuvo justificado en las primeras cinco rabiosas canciones, pero a partir de ahí, con el predominio de temas más lentos, tal vez fuese necesario haberla recuperado y, sobre todo, haber invertido el orden de su repertorio. Aunque fue de más a menos, lo suplió con su simpatía, su ‘falta de profesionalidad’ -en sus palabras- y su intento de comunicarse y explicar sus composiciones en un curioso castellano -“Estoy Paisis” por “Soy Piscis”-.

 

 

 

Azure Ray, con cuatro discos y una trayectoria más larga detrás, eran las encargadas de cerrar esta tercera edición. Con esta reunión, siete años después de su último álbum, Maria Taylor y Orenda Fink han vuelto a los escenarios para dar a conocer Drawing Down The Moon tras sus proyectos en solitario. Ese pop ensoñador de voces frágiles envuelto en celo, piano y algo de percusión puede que pida el tratamiento que le dan en directo, cercano al de una Hope Sandoval, por ejemplo. Aunque así su concierto, sin casi dirigirse al público y en escasos 45 minutos, también puede quedarse en simplemente frío.


 

(Teatro Principal, Ourense, 25-11-10. Público: lleno. Promotor: Coconut Producciones)

 

{youtube}rdmQZPN2ijE{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *