ULTRASÓNICA 1999 ENTREVISTA CON CATATONIA

ULTRASÓNICA 1999 ENTREVISTA CON CATATONIA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 1999


Catatonia, más allá del azul

 

 

Con el primero, Way Beyond Blue, se ganaron a la crítica más exigente. El segundo, International Velvet, fue su consagración ante el gran público británico. Y ahora con Equally Cursed And Blessed se van a hacer con el público de por aquí, cual unos nuevos Texas, respaldados por la belleza y la sinceridad de Cerys Matthews, que habla un perfecto castellano desde la época en que pasó unos meses entre nosotros como parte de sus estudios, quien, además, es una perfecta jardinera y cocinera optimista que adora El mago de Oz.

 

Vuestra actitud parece una cura ante la ola de gravedad de algunos grupos recientes.

– Estoy de acuerdo, porque todos tenemos una vida dura… Bueno, yo no tanto últimamente, aunque sí por ejemplo rodando videos. El proceso es tan caro, sólo para tres minutos… Y nosotros salimos mal, porque no hemos ido a escuelas de interpretación, ni nos enseñaron cante, ni tenemos coreografías. Creo que es la culpa de Madonna. Estoy harta de ella. Será inteligente, pero es tan aburrida. Ha hecho que todo eso del estilo sea tan importante. Lo que debería importar es la música. No me quejo, sólo despotrico. Las películas que me gusta ver son aquellas que te hacen soñar con una vida mejor, y eso es lo que quiero intentar. Espero que funcione, porque es importante. ¿Entiendes?

 

¿De dónde crees que viene ese optimismo?

– Tal vez nos hayamos metido en el túnel del amor, con todo eso de las drogas, y hayamos salido otra vez, deprimiéndonos por haberlo perdido, y ahora nos hemos encontrado de nuevo. O puede que sea lo del milenio. Algo pasa. Y estoy contenta, ya que no hay nada mejor que tener una discoteca cerca de casa y tener unos discos que hagan sentirse bien a la gente. ¡Ésa es la idea!

 

¿Puede el amor llegar a ser como te lo imaginas, dada la viveza de tu imaginación?

         – Eso es exactamente… La gente es más fácil… Tienes más posibilidades de romper hoy en día de lo que lo era antes. ¡Oh, Señor! No soy muy buena con las entrevistas últimamente. Me has dejado sin habla. Creo… Creo que el amor es completamente sagrado. Es el gran tema, incluso si es un sueño o como lo quieras llamar. Si piensas en que existe la posibilidad, las cosas son más fáciles en los tiempos duros. Y eso es el amor por cualquier cosa. Por eso amo la música.

 

Pero hay gente que admite tener demasiado miedo como para enamorarse. ¿Qué les dirías?

         – Si no te arriesgas, no ganas nada, sólo pierdes. De hecho, es bueno. Lo mejor que me ha pasado es que me rompieran el corazón. No es que sea especialmente relevante, pero es algo bueno que me ha pasado, así que nadie debería temerlo. Una vez que ha pasado, que sabes que puedes sobreponerte y relacionarte con los demás, puedes continuar y hacer buenas cosas porque de repente ves claro de nuevo. Y piensas, ‘¿por qué me preocupaba?’ Puedes hacer cualquier cosa que quieras. Excepto si eres atropellada por una locomotora de vapor o algo así; eso sería muy difícil. Es existencialismo básicamente. Como dicen Camus o Sastre, tienes control sobre tu destino. E, incluso si no es verdad, por lo menos estás haciendo algo positivo para conseguir que las cosas te sucedan, para encontrar un montón de gente maravillosa.

 

¿Te consideras inocente?

         – Sí, creo que sí. Esperanzada en el sentido de no dejar que nada me agobie. En ese sentido. Y no creo que queden muchos inocentes por ahí.

 

¿Qué tiene “Bulimic Beats” de tu propia experiencia con la bulimia?

         – Muchas chicas tienen problemas con la comida, yo incluida. No es tan raro, así que me parece que hay que tomarlo con humor. Lo que lo motiva es el aburrimiento y la falta de una madre que te dé un bofetón. Creo que es por pensar demasiado. No sucede en sitios como Ruanda. Mucha de la gente que ha estado en el ojo público son los mayores decrépitos e inadaptados sociales que puedes encontrar. ¡Y es por pensar mucho y no sé de qué viene! ¡Pero tiene gracia!

 

¿Qué es lo que defiende Catatonia?

         – ¡El poder de las provincias! No es que seamos el anti-Londres, si pensamos en Londres como un lugar… Es más la idea del poder centralizado… ¿Cómo puedo explicarlo? Poder para la gente. El individuo.

 

Las grandes bandas llegan a representar algo, ¿no crees?

         – Tienes que dejar que pasen algunos discos más. Las grandes bandas de la historia se hacen abriéndose paso a través del tiempo.

 

¿Y crees que la música hace del mundo un lugar infinitamente mejor y que eso es todo lo que tiene?

         – Lo hace. ¡Es como fumar una pipa con los indios! Es un regalo que se nos ha dado como seres humanos. ¡Hacer música! ¡Y fumar! ¡Y beber licores embriagantes! ¡Y hablar y reír con los amigos! ¡Y cocinar, y comer, y correr, y competir, y trabajar en el jardín, y crecer y florecer, y hacerte mayor y tener niños! ¡Es un regalo y un placer! ¡Apuesto a que las Spice Girls han cambiado unas cuantas vidas! ¡Y Leonard Cohen! Anima a la gente haciéndoles pensar que no están tan mal como él. No menosprecio el placer y la espiritualidad de la música, pero los mejores momentos de mi vida han sido cantando con los amigos en el pub, algo que muy fácilmente se califica como de paletos.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *