ULTRASÓNICA 1998 ENTREVISTA CON LOS-PLANETAS

ULTRASÓNICA 1998 ENTREVISTA CON LOS-PLANETAS

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 1998


Los Planetas, laboratorio mágico

 

  

Después de dos años de inactividad, Los Planetas regresan con Una semana en el motor de un autobús. Y no, en ningún momento pensaron en dejarlo. “Para nada. Cuando se fue May nos replanteamos todo. Decidimos empezar como de nuevo, con una base diferente, darle un nuevo planteamiento. Si ha pasado un tiempo es porque estábamos componiendo y ensayando y tocando mucho con la gente nueva”.

 

¿Qué gana o qué pierde el grupo con los cambios de formación?

– Se ganan y se pierden cosas, sí. En el caso de May y Pedro, decidieron dedicarse a otra cosa. Cuando llega gente nueva, se pretende que mantengan por lo menos el nivel anterior y que lo mejoren. Ahora están Kieran Stephen al bajo, un chico escocés que tenía un grupo en Edimburgo y ahora vive en Granada, y Eric Jiménez a la batería, que estaba en Lagartija Nick. Ambos aportan su experiencia y Kieran también compone.

 

 

¿Estáis sorprendidos con el éxito de un disco que no tiene canciones tan evidentes como singles?

– Por una parte sí, ya que son más de dos años preparándolo, y que tenga éxito nos recompensa. Cuando iban saliendo las canciones, pensábamos que eran buenas, y el hecho de que no haya un estribillo pegadizo no nos preocupaba, porque nos apetecía hacer canciones de estructura más complicada, que el disco fuera más uniforme. De todas formas hay canciones que pueden llegar a todo el mundo, como "Cumpleaños total", "Desaparecer", "La playa" o "Segundo premio", aunque sean más espesas. No hay un "David y Claudia", como las del segundo disco, Pop, pero tampoco las había en nuestro primer EP, Medusa.

 

¿Y cómo es posible que con el mismo productor los resultados sean tan distintos: del pop del disco anterior al mundo más oscuro de éste?

– Fundamentalmente porque Kurt Ralske tiene un estudio en Nueva York y se siente mucho más cómodo trabajando allí. Nos fuimos a su estudio y estuvo mucho más relajado. Cuando lo hicimos en Madrid estaba más desorientado y las cosas fueron más aceleradas. Aunque hay que tener en cuenta que las canciones de un disco no tiene mucho que ver con el otro.

 

También es curioso que en el que parece el disco más personal se escuche mucho más clara la voz de J.

– Sí, tiene un tratamiento diferente respecto de otras canciones anteriores. Normalmente las voces estaban dobladas o tratadas de forma que a la gente le podía costar trabajo entenderlas. Ahora, a medida que íbamos acabando las canciones, el productor y nosotros nos dimos cuenta de que sin doblar era mucho más clara y no perdía fuerza, y decidimos dejarla así. En los otros discos dejamos la voz más introducida en lo que es la música, y aquí sobresale un poco más, no mucho, aunque es la diferencia más llamativa.  

 

¿Este disco se emparenta con canciones como "Desorden" o "Cielo del Norte"?

– Sí, tal vez haya canciones que recojan esa forma. Una semana en el motor de un autobús tiene mucho de Super 8 y algo de Pop, y puede que se vea más claro por las letras más emocionales, intimistas, amargas o tristes. Hemos metido también una montón de arreglos, como teclados, cuerda, ruidos psicodélicos que crean atmósferas y no sólo sonidos guitarreros.

 

Hace cuatro años citabais a Pavement, Sebadoh o Family. ¿Qué sonidos habéis descubierto recientemente?

– Hay un grupo suizo muy desconocido, que se llaman Spot Guitar, que nos gusta mucho. Siempre volvemos a las cosas que nos han gustado tradicionalmente, como los Beach Boys, que tienen mucho que decir en este disco por los arreglos que meten en sus canciones, que parecen diez en una. También los High Llamas, que les deben mucho, Magnetic Fields por sus melodías, Belle And Sebastian o bandas más guitarreras como Placebo.

 

No os resultaron los experimentos con samplers. ¿Quién marcaría la línea a seguir de intentarlo por ahí?

– No van por ahí los tiros. Trabajamos con los samplers para intentar conseguir unos sonidos más atmosféricos, crear ruidos o ambientes en cada canción, pero no para hacer música de baile. Porque un grupo de rock utilice samplers no quiere decir que pase a ser un grupo de baile, aunque hay varios grupos de baile que nos gustan.

 

¿Os sentís ya relevados de la presión de ser el grupo alternativa a las estrellas de las listas de ventas?

– Claro, ahora están Dover. De todas formas, sigue existiendo, aunque yo no la palpo, pero se está esperando a ver hasta dónde podemos llegar. A nosotros nos encantaría llegar a donde han llegado Dover, pero no fulminantemente, poco a poco. Al llegar allí, de esa forma, sólo te espera la cuesta abajo, es difícil mantenerse. Es un fenómeno extraño, irrepetible, y preferimos crecer como grupo antes de que nos suceda eso. A mí también me gustaría que Los Planetas o algún grupo similar tenga éxito, en el sentido de decir que esto es lo que nos gusta y también se lo merece, que la gente compre nuestros discos porque les gusta la música y no para regalarlo por el cumpleaños de alguien.

 

¿Creéis que ya habéis creado escuela: La Habitación Roja, Cecilia Ann…?

– Está claro que grupos como estos han escuchado una clase de canciones pop, guitarreras, y también a Los Planetas, y si hay algo de nosotros en ellos me parece inteligente. Para eso sirve la música: si nosotros nos dedicamos a esto es porque nos gustan determinados grupos y no pretendemos evitarlo. Si hay otros grupos que se acuerdan de Los Planetas pues mejor.

 

Una curiosidad: ¿qué es Venus?

– Es un compacto pirata que editó alguien, no sabemos quién, en la Comunidad Valenciana, en la que se recogen las caras B de nuestros singles, grabaciones en directo… Apareció después de la gira del segundo disco. Lo tuvimos en nuestras manos y nos dio buen rollo que alguien se preocupara de editar un pirata nuestro, aunque los avisamos de que deberían tener cuidado para que no los pillen.

 

¿De qué canción de las que no está en vuestros tres discos estáis más contentos?

– De la versión de Nick Drake, "Cielo del Norte", o de la de este último single, "Algunos amigos". También la versión demo de "Espiral". Muchas. O de las versiones, algunas que grabamos, como las de Felt, TV Personalities y Joy Division u otras que sólo hicimos en directo: "Tomorrow Never Knows" de los Beatles, Blondie, Buzzcocks… En esta gira no haremos ninguna, porque tenemos demasiados temas nuestros que no queremos dejar fuera, aunque no estamos cerrados definitivamente a incorporar alguna.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *