THE WEEK THAT WAS 2008

THE WEEK THAT WAS: The Week That Was (Memphis Industries-Coop/Nuevos Medios)

 

No es que Field Music hayan tenido hasta ahora una repercusión acorde con lo que realmente significan en la escena independiente de la actualidad. El segundo disco de los de Sunderland, Tones Of Town, a pesar de contar con el respaldo de la crítica, no llegó a demasiada gente. Por lo tanto, un nuevo intento de Peter Brewis, su batería, no está de más, después de que el otro proyecto salido del grupo, School Of Language, comandado por su hermano David Brewis, editara hace pocos meses su debut (Sea From Shore).  

Una semana a finales del año pasado fue suficiente para que Peter Brewis compusiera al piano y en batín, según asegura, este primer disco de -sí, el nombre del grupo y del disco tiene que ver precisamente con ello- The Week That Was (La Semana Que Fue). Curiosamente, y a pesar de ser un proyecto más personal, en el disco ha contado con su hermano y el teclista de Field Music, Andrew Moore, comandando un grupo de hasta doce músicos.

 

Según cuenta el propio Peter Brewis, el estilo de Paul Auster le inspiró para componer un álbum de sólo 8 canciones escritas a partir de la noticia de un secuestro y su cobertura por los medios. El poder de los medios de comunicación, cómo influyen en nuestra percepción de las noticias, cómo sería un mundo en el que no existieran, la posibilidad de pensar por nosotros mismos sin tenerlos por el medio… Sabiendo cuándo fue escrito, no es difícil pensar que la historia de la niña Madeleine McCann, desaparecida en Portugal, está detrás del origen de este álbum.

 

Ya con Fields Of Music se habló de nuevo pop progresivo. Y no será este disco quien lo desmienta. De XTC (“Learn To Learn”) a Asia (“The Good Life”) caben muchos sonidos, aunque una buena parte pasen por Peter Gabriel y Kate Bush, quizás los nombres con los que sea más fácil identificar a The Week That Was. Pero también hay ecos de Fleetwood Mac, las colaboraciones de David Sylvian con Ryuichi Sakamoto o los Genesis posteriores a la marcha de Peter Gabriel (“Scratch The Surface”).

 

En el haber de Peter Brewis está la perfecta secuenciación del disco. Tras enganchar a la primera con “Learn To Learn”, el momento más pop llega con “The Central Line”, que se convierte en la espina dorsal del disco, situada justamente en el medio. Puede ese tema quede superado por “Yesterday’s Paper”, una pequeña suite dramática de continuos cambios que enlaza sin solución de continuidad con la encantadora “Come Home”, justo antes de despedirse con “Scratch The Surface”. Si Field Music no vuelven a grabar, al menos hay ya dos proyectos tan o más interesantes en activo con los hermanos Brewis como protagonistas

 

.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *