THE FIREMAN 2009

The Fireman, jugando con fuego

 

 

 

Durante un tiempo, The Fireman fueron un ente anónimo para mucha gente. Otros sabían que tras los dos discos editados bajo este nombre estaban Paul McCartney y Youth (antiguo componente de Killing Joke) jugando a hacer música instrumental sin cortapisas. Ahora editan su tercer álbum, Electric Arguments, con temas cantados. Puede que así se entere alguien más del proyecto paralelo del bajista y cantante de The Beatles.

 

El álbum lleva por título Electric Arguments (Discusiones electrónicas). ¿Sugiere esto que la dinámica creativa entre tú y Youth se plantea como un reto? ¿O significa otra cosa?

– La verdad sobre el título es que se trata de una frase que tomé de un poema de Allen Ginsberg. Me pareció que encajaba con el espíritu del álbum.

 

¿Fue en esta ocasión una decisión consciente incluir temas cantados?

            – Sí, fue una decisión consciente. Queríamos llegar a otros lugares para mantenernos estimulados y fue bastante interesante, pues no había compuesto ninguna canción para el álbum, por lo que tuvimos que improvisarlas a diario. Aunque eso resultaba un poco intimidante, también fue muy excitante aprender a andar sobre ese alambre.

 

Se ha descrito Electric Arguments como un cruce entre Arcade Fire y Led Zeppelin. ¿Lo consideras acertado?

– Creo que es un cumplido que acepto gustoso. En ambos casos se trata de fuentes musicales muy interesantes, así que me parece bien.

 

Es un álbum muy ecléctico. ¿Es algo que tenías en mente al iniciar la grabación o el álbum fue tomando forma por sí mismo?

– Sí, podría decirse que adquirió vida propia. Tomamos una o dos decisiones como la de incluir voces, lo que nos llevó al aspecto de disco de canciones que finalmente tiene. Cada día veíamos lo que teníamos e incorporábamos esas sensaciones al tema que estábamos grabando. A veces nos apetecía ponernos heavys, y otras estábamos más de ánimo canto marinero.

 

Se ha hablado mucho de ese límite de canción-por-día que os impusisteis durante la grabación. ¿Cómo afectó esa limitación temporal al resultado final?

– No era una regla estricta, sólo que nos dimos cuenta de que trabajábamos con tal rapidez que las cosas estaban acabadas en un día. Esto hacía que fuera muy excitante volver al día siguiente y ver lo que habíamos hecho el día anterior. Y partíamos de ahí.

 

 

 

 

¿Actuarán en vivo The Fireman (El Bombero)?

– Hay muchas posibilidades de que sea así. Se lo preguntaré a Youth.

 

En 1998 describiste el sonido de The Fireman como ‘’sueños ambientales en un arco iris’’. ¿Como lo explicarías en 2008?

– The Fireman te toma de la mano y te lleva a través de las llamas a lugares a los que no sabías que querías ir.

 

Como suele suceder con las canciones de Paul McCartney, se ha especulado mucho acerca de lo que tratan estas canciones. Sin embargo, fuiste escribiendo las letras a medida que avanzabais en la grabación. ¿Cómo fue ese proceso?

– Al leerlas, la gente siempre ha encontrado en mis letras mucho más de lo que yo pretendía. En esta ocasión me sumergí en libros de poesía, mayormente de poetas beat de los sesenta, buscando inspiración y palabras que pudiera tomar y hacerlas mías. Al final este proceso me llevaba a completar una canción.

 

¿Qué diferencia este álbum de uno de Paul McCartney en solitario?

– La idea original de The Fireman era sentirme completamente libre en la atmósfera del estudio. Esto es algo que me ha interesado desde Sgt. Pepper’s, donde nos creamos unos alter-egos para conseguir el mismo efecto. Esto te proporciona la sensación de que todo es posible y evita que te tomes demasiado en serio.

 

Los dos primeros discos de The Fireman fueron publicados por EMI. Esta vez The Fireman toman la ruta de la independencia. ¿Resulta estimulante para ti a estas alturas?

– Me interesa cualquier cosa que preserve la frescura del proceso, y trabajar con gente nueva significa que voy a estar expuesta a nuevas ideas, lo que naturalmente me mantiene excitado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *