REHENES

Rehenes

Rezo Gigineishvili (Karma)

 

 

“La gente habla. Y vosotros habláis mucho”. En esa frase está la esencia de la motivación de los personajes de esta película. Estamos, en concreto, a inicios de los 80 en Georgia, y el primer acto recoge un retrato aparentemente fiel de una de aquellas regiones satélite de la antigua URSS y cómo esta vivía bajo el yugo de la KGB, la represión del poder político y la desconfianza de sus ciudadanos entre sí.

 

Asistimos entonces a los preparativos de unos hechos reales que serían conocidos en todo el mundo, por un grupo de jóvenes georgianos que atisba algo de la libertad occidental y quiere tenerla toda. La presentación de esos personajes, aun siendo un tanto confusa, acaba por encontrar su foco en el banquete de bodas.

 

A partir de ahí, ya con el relato del secuestro el 18 de noviembre de 1983 de un avión con destino a Leningrado por aquellos siete jóvenes que pretendían desviarlo a Turquía para pasarse al otro lado del telón de acero, la cinta toma un pulso narrativo más firme y la tensión se adueña de la pantalla, difuminando la línea entre el heroísmo y el terrorismo. A pesar de su emotivo desenlace, su conclusión no es más que la constatación del fracaso de una utopía.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *