PRIMAL SCREAM 2008

Primal Scream, el reposo del guerrero

 

Ya van para tres décadas, desde que empezaran en Glasgow en 1982. En su haber, discos como Screamadelica, Vanishing Point o XTMTR. Otros no han estado a esa altura, pero al menos ellos aseguran que intentan evitar repetirse. Ahora llega Beautiful Future, su noveno disco, se supone que su disco pop, con  el que intentan llegar finalmente a todos los públicos, aunque ellos mismos intentan evitar esa definición.

 

Éste es vuestro noveno disco. ¿Se vuelve menos excitante, a medida que va pasando el tiempo, la edición de cada disco?

– No, no realmente. Es cierto que venimos haciendo esto ya durante mucho tiempo, pero sigue siendo tan excitante como siempre. Conoces algo de la historia, sabes cómo tienes que enfrentarte a ello, pero hay que estar alerta. Creo que este disco es diferente a todo lo que hemos hecho antes, que siempre es lo que intentamos. Nunca hemos sonado tan pop, y ahora queremos llegar a las listas de éxitos. Aunque tampoco es que se trate de que ahora seamos un grupo pop. Por ejemplo, Screamadelica fue un álbum pop, de alguna forma, o, mejor dicho, se convirtió en pop con el paso de los años.

 

Al menos desde aquel disco habéis sido pop en el sentido de ‘popular’.

– Creo que hemos tenido suerte de no haber formado parte de ninguna escena como tal, así que podemos tomar todas esas variantes distintas siempre que nos apetece.

 

Esta última dirección, Beautiful Future (Hermoso futuro), ya parece indicar algo desde el título, y el single “Can’t Go Back” (“No puedo volver atrás”) se puede tomar también como una declaración de intenciones por no repetiros.

– Hay que seguir y hacer algo distinto. En directo quieres escuchar los éxitos de un grupo, pero no quieres que tu banda favorita haga el mismo disco dos veces. Ahora mismo estoy mucho más excitado con la música de lo que lo estaba hace unos pocos años. Escucho mucha más música ahora, más que antes. Hay tanto interesante rondando por ahí… Es muy bueno que cualquiera pueda grabar una canción en su habitación hoy en día y lanzarlo desde ahí a Internet. No tienen que pasar por el sistema del que nosotros formamos parte.

 

Si fueseis un grupo nuevo ahora, ¿crees que os darían la oportunidad de experimentar tanto como lo habéis hecho?

– Probablemente no. No creo que a muchos grupos se les dé esa oportunidad hoy. Se les edita un disco, si tienen suerte, y si no va bien, no tienen una segunda oportunidad. Radiohead sería un buen ejemplo reciente: si Pablo Honey saliese hoy, no creo que pudiesen seguir en la discográfica. Puedes hacer lo que quieras si no te importa contar con una audiencia más exigente, pero seguramente no consigas que te pinchen en la radio. Tiene que ser difícil para los nuevos grupos conseguir un público amplio. No me puedo imaginar cómo lo haríamos ahora y, mirando hacia atrás, nunca me hubiera imaginado seguir haciendo música 20 años después. No piensas con tanta distancia en el tiempo.

 

No sé cómo sonarán en directo estas canciones. Puede que no vayan tan bien con el resto de vuestro repertorio rock y con algunas de esas canciones electrónicas que tenéis.

            – Bueno, espero que vayan bien. Siempre he creído que nuestra música gana cuando la tocamos en directo. Puede que nos hayamos calmado un poco, pero cuanto más estás en esto, más música tienes dónde elegir.

 

Tienes dos hijos. ¿Cómo llevas hoy tu vida de padre con la de los excesos del rock tan natural en un grupo como Primal Scream?

            – Tienes que hacerlo todo poniendo el máximo de tus habilidades. Ser un hombre, realmente. Tienes que ser bueno en un grupo de rock y tienes que ser bueno como padre. Tienes que exprimirte y dar lo mejor.

 

¿Significa eso que tienes que cambiar tu forma de vida?

            – Sí, claro, es jodidamente obvio, ¿no? Tienes que estar ahí para tus críos, y si estás jodido de drogas y alcohol, no estás presente. Puede que estés sentado ahí, pero lo cierto es que estás en otro lugar, a miles de millas o algo así.

 

¿Sientes el peso de la edad?

Bueno, todo el mundo lo siente, ¿no? La cuestión es si actúas de acuerdo con tu edad o no. Creo que las cosas están cambiando: tienes a Nick Cave o Mark E. Smith que se acercan a los 50 años y están más feroces que nunca. Todos hemos tenido familias bastante tarde y hemos seguido el estilo de vida del rock and roll primero. Hay otras responsabilidades en las que pensar en estos días. Hemos tocado con los Rolling Stones, y estuvieron muy bien, pero es difícil pensar en seguirles los pasos. Habrá unas cuantas bandas en poco tiempo que habrán estado ahí mucho tiempo y que pueden continuar con ello. Pero también tienes a alguien como Madonna, que a su edad tal vez no debería hacer lo que hace. Debería actuar de acuerdo con su edad, o al menos vestirse de esa forma. Los Stones son algo diferente, ya que nunca han conocido otra cosa. La gente va a ver la caricatura. Va a ser algo interesante ver a esa audiencia potencial, en el sentido de cómo se resuelve el tema de que va a haber dentro de poco tiempo gente mayor que no querrá ver a gente de 50 años comportándose como alguien de 20 años.

 

Por ultimo, cuando Primal Scream lo deje, ¿cómo os gustaría ser recordados?

– Nunca lo he pensado. Supongo que hemos hecho algo interesante y que siempre intentamos algo diferente. Me gusta pensar que se nos recordará como un grupo que no tuvo miedo de hacer algo diferente y que no siguió un camino predeterminado. No es que la gente no quiera ver la misma canción 10 veces. No sé… Es como escribir tu propio obituario. Somos una de las pocas bandas de nuestra época que no ha variado. Sí, están también grupos como Massive Attack o Portishead, pero nosotros somos más… constantes, nunca hemos dejado pasar grandes espacios de tiempo entre los discos. No hay muchos como nosotros. Somos un ente constante que abarca tres décadas. ¿Tres décadas? Uf.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *