PEDRITO DIABLO Y LOS CADAVERAS

Pedrito Diablo y Los Cadáveras, el baile de los justicieros

 

 

Sus antecedentes podrían dar para una tesis sobre la endogamia y el rock, ya que en sus genes hay algo de la mejor escena gallega de los últimos años: Thee Tumbitas, Los Villanos de Boraville, Pussycats, The Passadenas, Rancho Hambre… y los Cadáveras. Ahora editan su debut, El cuerno del Chivo.

 

Todo nació cuando la compañía de teatro Troula Animación les propuso encargarse de toda la parte musical de uno de sus pasacalles con temática mejicana, así que encajaron un repertorio surf-western. Como las nuevas canciones no tenían nada que ver con el garaje low-fi de Los Cadáveras, se inventaron a Pedrito Diablo para diferenciarlo. “Se puede decir que somos la banda de un fantasma. Como tantas otras”.

 

En principio fueron un trío, al que añadieron un guitarra y un trompetista, todos fans de bandas como The Ventures, Link Wray, Duane Eddy, Trashmen, Dick Dale, Los Destellos, Los Relámpagos o Los Indios Tabajaras. “Cuando vamos en la furgoneta embrutecidos todos coincidimos en Beasts of Bourbon, The Stooges o The Cramps, y sí nos ponemos cantarines nos arrancamos con “Rockeros” (Los Perros,) “Crapulismo” (Motociclón) o “La raya” (Obús) que son lo más. También estamos de acuerdo en que Morricone, Alessandro Alessandroni, Love, Fairport Convention, Flying Burrito Brothers o Syd Barrett son ideales para la vuelta”.

 

Su debut lo compusieron alrededor de una mesa con marisco, vino “y escopetas en mano. Nuestra principal preocupación era captar todos estos detalles sin perder esa potencia que sólo el buen marisco da”.

 

Ahora se edita el disco con Green Cookie, un sello griego de rock and roll que tiene entre su catálogo bandas internacionales como Speedball Jr, The Ultra 5, The Dadds o Los Venturas, y en el que intentan aportar algo distinto desde las Rías Baixas al patrón clásico del surf instrumental con parada en el spaghetti-western. “Hemos ido añadiendo elementos que nos diferencian del género al uso: guiños a la psicodelia, a la música latina o incluso al jazz. Simplemente hemos cambiado el bourbon por licor café.”.

 

El grupo empieza diciembre con tres conciertos en Santiago, Pontevedra y Vigo los días 1, 3 y 28, “listos para cortar cabelleras por el mundo”. Puede que alguno acabe con anécdotas como esta: “Tras un bolo uno de nosotros (llamémosle Pedrito) acabó en un Ayuntamiento delante de la Concejala de Cultura únicamente vestido con una toallita de manos. Esta malamente cubría sus partes y, empapado de una mezcla de sudor químico y alcohol, se empeñaba en normalizar la situación”.

 

{youtube}exfqXMss9Rs{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *