VICENTICO 2005

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


Vicentino, la suerte de cara

 

“Siento que Los rayos es más profundo, más fuerte que el disco anterior. Creo que va a suceder algo más importante pero, si no sucede, de todas formas yo estoy contento”, dice Vicentico de su nuevo álbum. Los rayos es el segundo disco en solitario del cantante de Los Fabulosos Cadillacs, grupo fundamental en el pop rock argentino y que ha convertido a Vicentico en un protagonista clave de los últimos 20 años de historia de la música latina. 

Cuando en 1985 un grupo de amigos fundó Los Fabulosos Cadillacs,  pocos imaginaron la enorme repercusión que el grupo tendría en Argentina América Latina, Estados Unidos y algunos países de Europa. La carrera de Los Fabulosos Cadillacs acabó en 2001 y durante esos 16 años el grupo dejó 13 discos oficiales. Los Fabulosos Cadillacs llegaron a ofrecer más de mil conciertos, realizando 17 giras por Estados Unidos y varias por Europa hasta que el grupo se separó en 2001. Ahí empezó la trayectoria en solitario de Vicentico.  

Con su primer disco en solitario (Vicentico, 2002), el artista argentino inició una nueva carrera marcada por una fuerte personalidad musical. La publicación de Los rayos, su segundo álbum en solitario, mantiene el mismo carácter que Vicentico cuida con absoluta atención eligiendo meticulosamente las canciones: “Compuse como 40 o 50 canciones y elegí muy poquitas. Las canciones que están en el disco están escogidas muy cuidadosamente y cada una significa algo dentro de Los rayos”. 

De las 12 canciones del álbum, diez están compuestas por Gabriel Fernández Capello, es decir por Vicentico. Los títulos de las canciones ya marcan la fuerza interna que Vicentico quiere inyectar a su trabajo: “Los caminos de la vida”, “La libertad”, “El engaño”, “La verdad”, “El barco”, “El cielo”… “Hay un montón de cosas que para mí significan algo y por eso las canciones se llaman así. Cada canción es como una especie de rayo que cae y forma un poco de lío por lo menos entre nosotros, entre la banda, entre los amigos”, dice el músico. 

Además de Vicentico, dos grandes compositores participan en Los rayos. Omar Antonio Gales Suárez es el autor de “Los caminos de la vida”. “Es una canción que conozco desde hace mucho tiempo y siempre ha sido muy añorada”, dice Vicentico. “La escuché por primera vez en México en un bar en medio del desierto y sonaba sin parar. Se me quedó metida en la cabeza. Hicimos una versión y fue tan potente que abre el disco, toca mi hijo… Siento que es comprendida por todo el mundo”. Por otra parte, Rubén Blades firma “Tiburón”, “una canción muy social y muy política. La hicimos muy callejera”, afirma Vicentico. 

Impresiona el comienzo de Los rayos con la canción “Los caminos de la vida”. Con un ritmo popular, una melodía y una letra emocionante, marca esa síntesis que busca Vicentico, mezclando el carácter del rock con la raíz popular y con una actitud siempre alejada de lo banal. Los rayos está marcado por un excelente y variado trabajo de los ritmos y una producción escueta, sólida y precisa de Afo Verde y  Vicentico.  

En el álbum caben acercamientos al bolero como “El barco” o “La verdad”, raíz popular latina como “El tonto”, “Tiburón” o “El engaño”, mezclas inéditas que son hallazgos como “Soy feliz”, temas más complejos y duros como “El cielo” y otros que van a su aire como “La nada” o “La señal”… Marcado por la percusión, las guitarras, el acordeón, los metales y los coros, Los rayos es un magnífico ejercicio musical que define a Vicentico: “Soy un músico popular. Me gusta jugar con la música, es un lenguaje que puedo manejar e intento que cada canción sea muy personal”. 

Grabado en Buenos Aires, mezclado y masterizado en Madrid, y con Julieta Venegas como invitada especial en la canción “El tonto”, Los rayos es un álbum que escapa de la clasificación de tantas músicas como contiene. “Mis objetivos son pasármelo bien, no repetirme, tener cosas que decir, estar contento con el trabajo, mantener la vocación musical…” 

Los rayos no pasa desapercibido. Es original y alegre, sencillo y completo, abierto y fiel a una manera de vivir la música. Es lo que siempre ha marcado la carrera de Vicentico, desde que hace 20 años comenzó a cantar con Los Fabulosos Cadillacs. Hoy, en solitario, sigue sin apartarse del camino, de un ancho camino en el que caben muchas cosas pero que tiene una meta clara: la alegría de hacer buena música. La suerte es tenerla tan cerca. 

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>

VERANO EN LISBOA 2005

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


Verano en Lisboa, la melancolía del 4,9

 

 

¿Formasteis el grupo como un mero hobby o con la intención de llegar algún día a vivir de esto?

         – Cuando empezamos éramos adolescentes y lo hacíamos por pura diversión, y eso no lo hemos perdido, pero con el tiempo nos vamos dando cuenta de que tampoco es cuestión de perder dinero, que, por cierto, últimamente se nos da muy bien. Ojalá podamos vivir de la música algún día. Mientras tanto, trabajamos con toda la ilusión del mundo para mejorar.

 

¿Qué grupos os impulsaron a la hora de coger un instrumento y crear una banda?

         – Como decíamos antes, éramos adolescentes, y allá por el Instituto flipábamos bastante con grupos como Eliminator Jr., Sonic Youth, Pixies, Dinosaur Jr., Yo La Tengo, My Bloody Valentine, Velvet Underground… Nos gustaba todo lo que sonara pop, pero no demasiado convencional. Adorábamos el ruido y las melodías.

 

¿Cómo definiríais vuestra música?

         – Nuestra música está en plena evolución. Después de una primera fase muy acústica, las dificultades que teníamos para poder desarrollar el proyecto y  juntarnos para tocar en directo hizo que, poco a poco, nos pasáramos a la electrónica. Esta maqueta, “Cuando no mire nadie”, es nuestro primer contacto con  la electrónica. Esperamos poder grabar otra maqueta pronto que asiente más nuestro estilo.

 

Las decisiones que se han de tomar en el grupo, ¿se toman de una forma democrática o sólo un miembro tiene la capacidad de decidir?

         – Respecto a eso, nos resulta sencillo porque es fácil ser democrático cuando somos dos los que llevamos adelante el grupo. Por suerte, tenemos gente a nuestro alrededor que nos ayuda en lo que necesitamos.

 

¿Qué proyectos futuros os ocupan ahora? ¿Cuándo tenéis pensando editar algo comercialmente?

         – Ojalá tengamos la suerte de poder editar algo cuanto antes, pero por ahora nos centraremos en grabar pronto otra maqueta.

 

¿A qué grupo os gustaría telonear?

– Pues por soñar un IMPOSIBLE -así, en mayúsculas-, a la Velvet Underground… Otro sueño, también lejos de aquí, Yo La Tengo… Y para seguir soñando, dentro de casa, Jr…

 

¿En qué discográfica nacional e internacional os gustaría estar?

         – Nunca nos lo hemos planteado, la verdad, pero en cualquiera que valorase y respetase nuestra música y nos dejase libertad creativa a la hora de trabajar…

 

¿Os soléis presentar a concursos? ¿Sirven para algo?

         – No solíamos presentarnos -más que nada por nuestra naturaleza perezosa- hasta este año, que hemos participado en algunos. El hecho más destacable es nuestro cuarto puesto en el concurso “Grupo revelación del año” promovido por el Festival Contempopranea. Ni que decir tiene, los tres primeros clasificados eran los que optaban a premio. Nosotros, una vez más, demostramos ser los abanderados de la melancolía del 4´9… Aunque si el hecho de presentarse a concursos hace que la música llegue a más gente, algo habremos ganado…

 

¿Sois un grupo de directo o, todo lo contrario, lo vuestro es el estudio y la producción?

         – Hasta el momento, hemos sido más de estudio, porque en nuestra etapa acústica, en la que éramos bastantes componentes, cada uno con sus obligaciones, agendas y lugares de residencia, era muy difícil ponerse de acuerdo para preparar conciertos; de hecho, los que dimos pueden contarse con los dedos de una mano. Pero es cierto que disfrutamos tocando en directo, y ahora que nos hemos pasado a las nuevas tecnologías, esperamos poder llevar nuestras canciones a muchos sitios…

 

¿Qué es lo más divertido que os ha pasado con el grupo desde el día que lo formasteis?

         – No sé si divertido, pero lo más curioso que nos pasó fue saber, unas horas después de enviar “A las nueve cada noche” -nuestra segunda demo- al programa Viaje a los Sueños Polares, que los oyentes habían elegido nuestra primera maqueta (“En una tarde con nubes…") la mejor del año 2001. Creo que fue lo más sorprendente que nos ha pasado, una noticia inesperadísima y muy gratificante. Y un momento muy divertido, siguiendo con esta historia, fue la fiesta privada post-premio que nos montamos Simón, Víctor y yo (Lucía) en el backstage del Razzmatazz 1 en la Fiesta Polar, mientras el resto de galardonados recogían sus trofeos y/o hacían vida social…

 

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>

THE TEARS 2005

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


 

The Tears, lágrimas de cocodrilo

 

 

Bueno… Así que Brett Anderson y Bernard Butler están juntos de nuevo. ¡Quién lo hubiera imaginado! Aparentemente, Bernard sí. “Siempre supe que, tarde o temprano, sería así”, dice. Y Brett, por su parte, parece como si, finalmente, hubiera acelerado la desaparición de Suede para poder reunirse con Bernard y plantearle lo que nadie se había atrevido siquiera a imaginar en los diez años anteriores.

 

“La primera vez que nos vimos de nuevo, en diciembre de 2003, me dijo que quería formar una banda”, recuerda Bernard. “Evidentemente, durante años, siempre había querido grabar este disco”. Y así empezó todo, con el mejor dúo de compositores del Reino Unido desde Morrissey y Marr, nuevamente trabajando codo con codo, escribiendo sin ningún objetivo concreto. Hubo de pasar cierto tiempo hasta que se dieron cuenta de que realmente estaban metidos en algo, algo que habían dejado inconcluso en 1994, cuando Bernard abandonó Suede, justo antes del lanzamiento del segundo álbum de la banda, Dog Man Star.

 

“La música es realmente muy, muy inspiradora”, afirma Brett. “No quiero parecer ingenuo, pero resulta muy emocionante trabajar con alguien que cuida tanto lo que hace. Durante años, desde que Bernard dejara Suede, fui yo quien llevó la voz cantante, pero ahora la apuesta es más fuerte. Me siento como si estuviéramos librando un duelo, en una especie de competición amistosa. Cuando estábamos en nuestro mejor momento, era siempre así, con cada uno de nosotros tratando de superar al otro”.

 

Desde fuera, Here Comes The Tears se percibe realmente como un trabajo que rebosa confianza. La voz de Brett sigue cautivando -escucha la pequeña pausa en “Two Creatures”, los exquisitos y emotivos descensos súbitos de “Fallen Idol”-, y pocos guitarristas pueden igualar a Bernard.

 

“Cuando empezamos con Suede, yo quería que sonara como The Smiths, con aquellos discos etéreos y complejos, con mezclas, pero unos directos en los que sólo se oyera la guitarra eléctrica y nada más”, confiesa Bernard. “No he tenido nada que ver con ninguna de las dos cosas durante años”.

 

Para Brett, Here Come The Tears trata, en gran medida, de lo que está sucediendo a nuestro alrededor. “Quería hacer un álbum en el que se reflejaran más el enfado y la actitud de cuestionar las cosas que en lo que había hecho anteriormente”, declara. “Hay muchos elementos de la vida en el siglo XXI que realmente me desaniman, y que encuentro desagradables. “Refugees” trata de cómo los medios de comunicación crean una nueva aspirante a clase inferior, gente que existe en lo más bajo de la sociedad, vendiendo cigarrillos en la esquina. Cuando por debajo todos tenemos las mismas esperanzas, necesidades, miedos y sentido de la familia”.

 

El sarcástico “Brave New Century” retoma este asunto, expresado en sus frases como “Nos sentamos durante horas y devoramos revistas / y adoramos a celebridades de mierda”, que se encadenan con “La Religión apesta a enfermedad / mientras la gente escupe a los refugiados”.

 

Here Come The Tears ha sido producido por Bernard y grabado en su mayor parte en casa. Para él, grabar este disco tal y como quería hacerlo fue una parte importante de un largo proceso sanador. “Cuando todo ese asunto -estar en Suede y dejar el grupo- te pasa cuando tienes 22 o 23 años, no le das importancia”, dice. “Odiaba a todos y todo, y me sentía confundido todo el tiempo. No era capaz de ver lo que de verdad quería hacer”.

 

Ahora, sin embargo, Bernard ha podido hacer canciones intrincadamente, siguiendo la gran visión que tenía en mente, y el resultado es un muro de sonido que a veces parece Phil Spector produciendo a The Spiders From Mars haciendo una versión de “Bridge Over Troubled Water”, pero más exagerada.

 

Otra cosa con la que Bernard no contaba fue con que, “por muy fantástico que pueda ser definir la esencia de una idea en una única obra, es un poco como decorar tu casa; cuando has dejado bonita una habitación, te das cuenta de todo lo que te queda por hacer en el resto de la casa. Un disco era un buen objetivo”, afirma, con el aire de quien sabe que hay mucho más detrás.

 

Ah, ¿y ese gran estallido de guitarra? Sí, The Tears en vivo son una propuesta energética. “Tocar en directo verdaderamente es una gran motivación para mí”, afirma Bernard. “Si hay algo con lo que me siento cómodo es estando encima de un escenario, tocando la guitarra”.

 

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>

STERLIN 2005

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


Sterlin: soledad, eléctrica emoción

Sterlin es un grupo mallorquín que, en palabras de Adela, su cantante, quien reconoce que le gusta más interpretar que componer, hace “canciones con un aire de melancolía afrontada con optimismo”.

Todo está meditado, desde el nombre del grupo, en el que parece haber un homenaje a Sterling Morrison, el componente de The Velvet Underground. “Sí. La Velvet es un grupo que ha significado mucho para todos y pensamos que a Sterling Morrison nunca se le ha hecho el caso suficiente -es un fenómeno a la guitarra-. Pero no es la única razón de llamarnos Sterlin. También buscábamos un nombre fácil de recordar, sonoro, y, además, en la época en que andábamos buscando un nombre, Paco viajaba bastante a Dinamarca con una línea aérea que se llama Sterling”.

El grupo empieza ahora a tener una cierta relevancia, aunque todo comenzó a partir de un encuentro para una banda sonora. “Era un proyecto de Steve, el guitarrista, y fue una de las excusas para empezar a ensayar. El encuentro fue casual. La primera vez que nos vimos fue en un concierto y no teníamos ni idea de lo que iba a pasar. Steve me propuso trabajar juntos en ese proyecto, pero al final la película no llegó a  hacerse y, mientras tanto, ya había nacido Sterlin. Estuvimos medio año preparando las canciones, sin salir del local, y nuestro primer concierto nos pilló de improviso. Debutamos en directo en enero del 2004 y las canciones cambiaron mucho después de ver cómo funcionaban en directo. Tras ese primer concierto, hicimos unos 4 ó 5 más antes de entrar a grabar”.

Algunas de las canciones ya las tenía el guitarrista Steve antes de formar el grupo. “Tenía una maqueta con varios temas que fueron los primeros con los que se empezó a trabajar. Los fuimos probando y, según las íbamos ensayando en el local, se fueron transformando y creciendo. Algunas se quedaron en el repertorio, otras se cayeron y surgieron muchas nuevas. Cuando entramos a grabar teníamos unas 20 canciones propias”.

Al ser un grupo con componentes veteranos en la escena de Mallorca, se puede pensar que ya tenían claro el sonido que querían. “Más que un sonido, buscábamos una sensación. Lo que nunca buscamos ni pretendimos es imitar o sonar como otro artista, aunque, obviamente, detrás de nuestro sonido están todas las influencias de forma inconsciente. El sonido ha surgido de forma natural y hemos tratado de mantenernos fieles a uno de los lemas que tenemos en el grupo, ‘menos es más’. También buscábamos un sonido fresco y directo, aunque no sabemos bien si lo hemos conseguido. Creo que siempre estaremos buscando un sonido; es parte de la motivación a la hora de componer, ensayar y tocar.”

 “Underground”, por ejemplo, remite a The Beatles. “La canción surgió a partir de una guitarra acústica. Le añadimos el piano -que creo que es el elemento que la gente identifica con los Beatles- porque era algo que la canción nos pedía a gritos. Pero si existe una similitud, no ha sido intencionada, aunque es difícil que las influencias clásicas no afloren a la hora de crear”.

En “Rave On” versionean a Buddy Holly. “Hay muchas canciones de los 50 que se han olvidado y nos pareció interesante resucitar alguna de ellas y darles otro punto de vista. En un futuro, nos gustaría hacer un disco con versiones de viejos rockeros muertos. Es una forma de homenajear a estas grandes canciones, rescatarlas para un público nuevo, pero, sobre todo, lo que no nos gusta es ser absolutamente fieles a la original, porque nunca podríamos competir; una versión no tiene sentido si no le das un poco la vuelta. Lo bonito de la música es que no dependa de las modas y sea atemporal. Eso es lo que nos gusta. Una buena canción se convierte en clásico independientemente del año en que se haya compuesto, y es un clásico porque no se ajusta a una moda, simplemente es buena.

Al final del disco, aparece una canción no acreditada en la que el grupo se vuelve más rockero y Adela cambia de registro. “El grupo fue creciendo con esta canción. Es una de las primeras, de las que estaban en la primera maqueta de Steve, pero las primeras versiones eran muy diferentes y la canción ha ido evolucionando. El resultado final no encajaba del todo con la línea general del disco, pero teníamos que incluirla. También representa una de las facetas del sonido del grupo en directo y, además, al final esta canción te da una idea de que Sterlin puede ser algo mas que “The loneliest girl in the world”.

Evidentemente, la voz de Adela condiciona el sonido. “En el sonido del grupo todos ponemos algo. Partiendo de las composiciones de Steve, el sonido va cambiando con la aportación de cada uno. Mi voz es uno de los factores que componen el sonido Sterlin, por supuesto, junto con las guitarras de Paco y Steve, la batería de Toni, el bajo de Juanjo y el piano de Dani”.

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>

SEBASTOPOL 2005

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


 

SEBASTOPOL

 

 

El cuarteto radicado en Santiago, formado en febrero de 1984 gracias a un anuncio en el que se invocaba a Joy Division, Sr. Chinarro, Yo La Tengo y Galaxie 500, tiene nueva maqueta, Amigos del Silencio. Contacto: 639444484; lacortinadehumo@yahoo.es

 

¿Formasteis el grupo como un mero hobby o con la intención de llegar algún día a vivir de esto?

– Pues mucho de lo primero y prácticamente nada de lo segundo.

 

¿Qué grupos os impulsaron a la hora de coger un instrumento y crear una banda?

– Tuvimos instrumentos en nuestras manos mucho antes de saber si haríamos algo con ellos, tocando invariablemente a Nirvana o a los Beatles en reuniones tipo CEAC, excepto Edu (el teclista), que toca por obligación a causa de una apuesta que perdió.

 

 ¿Cómo definiríais vuestra música?

– Sebastopoliana… o lowchinarroplanetariocurtisvelvetiana. Algo así.

 

Las decisiones que se han de tomar en el grupo, ¿se toman de una forma democrática o sólo un miembro tiene la capacidad de decidir?

– Interviene todo el mundo, incluso nuestras familias, amigos y animales de compañía.

 

¿Qué proyectos futuros os ocupan ahora? ¿Cuándo tenéis pensando editar algo comercialmente?

– Elegir las canciones que más nos gusten y grabarlas cuando llegue el momento. Comercialmente nuestra actividad es 100% sumergida y puede que ahora que llega el verano se mantenga así unos meses más.

 

¿A qué grupo os gustaría telonear?

– Al Gran Rafael.

 

¿En qué discográfica nacional e internacional os gustaría estar?

– En la misma en la que esté el Gran Rafael.

 

¿Os soléis presentar a concursos? ¿Sirven para algo?

– Los concursos son muy útiles para dar oportunidades a grupos que de otro modo nunca las habrían tenido.

 

¿Sois un grupo de directo o, todo lo contrario, lo vuestro es el estudio y la producción?

– Nos gusta grabar en directo y añadir algunos detalles, pero pocos.

 

¿Qué es lo más divertido que os ha pasado con el grupo desde el día que lo formasteis?

– Conocer al hermano gemelo secreto de Tom Waits.

 

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>
1 1.019 1.020 1.021 1.022 1.023 1.086