NICKY BLUHM

Nicki Bluhm & The Gramblers, country-rock a golpe de tequila

nicki bluhm 1

 

En el año 2008 Nicki Bluhm comenzó a cantar en público tras ser descubierta unos meses antes por quien se convertiría después en su marido y líder de su banda, Tim Bluhm. Tras dos discos en solitario de country, folk y rock, decidió que su banda (Tim más el guitarrista y compositor Deren Ney, el guitarrista Dave Mulligan, el bajista Steve Adams y el batería Mike Curry) debería ser acreditada. Como nombre se pusieron The Gramblers, un apodo que, aunque no lo reconozca en esta entrevista, Greg Loiacano, guitarrista de The Mother Hips, utilizaba para uno de sus fans que estaba embarcado en una fiesta salvaje interminable.

 

Tras su visita en 2013 en formato trío, Nicki se acerca este mes a España para presentar Loved Wild Lost, el segundo álbum con su banda, que tendrá paradas en Madrid (21 de enero, sala El Sol, en una de las Huercasa Nights de presentación del Huercasa Country Festival 2016) y Barcelona (22 de enero, Razzmatazz3). Como nos asegura, “nuestra música definitivamente está vinculada a otra era pero, al mismo tiempo, queremos ser contemporáneos. Reflejar el ahora a pesar de que estemos atados a otros tiempos. Queremos ser vintage y modernos”.

 

Este es tu segundo disco con The Gramblers. ¿Dónde dirás que se puede apreciar la evolución con respecto al anterior?

– Es el primer disco que hemos hecho con un productor externo, Brian Deck (Modest Mouse, Iron & Wine, Josh Ritter). Entramos en el estudio preparados y con un plan. Brian hizo un buen trabajo al conseguir que tocásemos de forma clara y sin mucha instrumentación. El producto final tiene un sonido muy fino y austero. No se tocó nada extra.

Pero los arreglos son más complejos que en pasadas grabaciones. ¿Fue una decisión consciente?

– Todo lo que hicimos en esta grabación fue muy consciente. Algunos de los arreglos de cuerda añaden un elemento más complejo y creo que maduro al sonido, pero incluso dentro de las partes más elaboradas todavía se nota una claridad con la que me siento muy satisfecha.

El álbum fue editado en los Estados Unidos antes del verano y ahora lleva apenas un par de meses en Europa. ¿Cuál ha sido la reacción de vuestros fans, la crítica y los que te rodean?

– Siempre es divertido y aterrador tocar música nueva frente a una audiencia. La reacción en este caso ha sido muy positiva. Es interesante ver cuál es la respuesta, y a veces resulta realmente sorprendente. “Queen of the Rodeo”, que es una balada country lenta, consigue una reacción realmente conmovedora. A menudo todo el público se mueve al unísono y ver eso es algo mágico desde el escenario. Me hace sentir bien saber que se está captando la música y el mensaje.

En el álbum se pueden oír ecos de la música de California, Memphis, Nueva Orleans, Nashville… ¿Era la intención? ¿Es ese un buen resumen de tu música?

– Bueno, me encanta la música de todos esos lugares, así que es un gran cumplido. Yo no diría que es intencional, sólo un reflejo de las experiencias de mi vida y las influencias de estos últimos años.

¿Estar de gira desde 2012 ha tenido un impacto sobre el contenido del nuevo disco?

– Sin duda. La carretera te cambia como persona, como lo haría cualquier experiencia en la vida. Mi entorno y mi interactuación con el mundo son los principales factores a la hora de componer mis canciones.

¿Cuáles fueron los artistas o los discos que escuchabais más a la hora de componer estas canciones y grabar el álbum?

– Cuando grabo no escucho mucha música. Si buscas un determinado sonido, hacer referencia a una canción es a veces es útil para articular tu visión, pero tienes que tratar de mantenerte dentro de lo que estás haciendo. Demasiados estímulos exteriores durante la grabación me distraen de lo que estoy haciendo. Intento aislarme.

¿Qué viste en esas tres palabras de la letra de “Love Your Loved Ones” como para ponerlas como título del álbum?

– Es un mensaje que solemos olvidar, que a menudo herimos a aquellos a los que más queremos. Sirve como un recordatorio amistoso.

¿Es “Queen of the Rodeo” una canción autobiográfica o en la que muestras cómo te sientes hoy en día?

– Sin duda. Me inspiré en una fotografía de una mujer a caballo que acababa de ser coronada Reina del Rodeo. La mirada orgullosa en su rostro y su satisfacción era algo muy atractivo para mí. Empecé escribiendo la canción sobre esa mujer y no fue hasta escuchar de nuevo la grabación final que me di cuenta de que era realmente mucho más autobiográfica de lo que pretendía que fuera.

¿Hay alguna otra historia en las canciones del disco que necesitamos saber o que te gustaría compartir?

– Me han aconsejado que deje que las canciones hablen por sí mismas. Esa es la razón por la que uno las escribe, ¿no? Además, creo que es bueno para que el oyente las interprete como le parezca. De esa manera pueden ayudarles más emocionalmente.

¿Cómo funciona tener tres compositores en el grupo?

– Es bueno compartir canciones entre nosotros y tener mayor variedad en cuanto a formas de componer. Tenemos la suerte de que hasta el momento nuestras canciones parecen encajar bien juntas. Hay muchos artistas que nos gustas y muchas influencias, y todo eso ayuda.

Pareces estar marcada sobre todo por la música que se hacía en los años 70. ¿Cómo consigues integrar la influencia del pasado en tu música y que sea algo actual?

– Empecé a escuchar un montón de música de esa década porque es lo que era más barato en las tiendas de discos de segunda mano. Fue una gran manera de familiarizarme con la música. También hay mucha música de hoy que amo y, de hecho, intento escuchar más estos días. Por ejemplo, me encanta el álbum de Natalie Prass: me ha golpeado fuerte, directamente en el corazón.

El crecimiento como persona, como compositor y como músico es algo realmente importante para un artista. ¿Cómo lo has vivido tú? ¿Cuánto has cambiado y qué has descubierto?

– Cada día me siento agradecida por seguir creciendo y madurando. Es un viaje que nunca termina. ¡Estoy tratando de poner freno a mi mente siempre inquieta, intento ser más paciente y tocar más la guitarra!

¿Y cómo te enfrentas al hecho de cantar, cuál es tu objetivo principal? ¿Ha cambiado en relación a cuando empezaste?

– Mi meta principal es cuidar lo suficientemente bien de mi voz para que pueda cantar siempre. Hay tanto poder en el hecho de cantar, tanta liberación emocional… No ser capaz de cantar sería como no ser capaz de llorar. Creo que explotaría.

nicki bluhm

Tus Van Sessions (sesiones grabadas en la furgoneta de gira) de canciones de artistas como Hall & Oates, Wings o George Michael han sido todo un éxito en Internet. Realmente parecías disfrutar con ellas, tanto como el público, ¿no? ¿Van a continuar?

– ¡Sí! Es muy divertido. Durante un tiempo no quería hacerlo, pero ahora siento un impulso cada vez mayor para volver a empezar con ellas. De hecho, creo que vamos a tener que hacer unas sesiones en la furgoneta en nuestro periplo europeo.

Tu forma de promocionar tu banda ha sido a la antigua usanza, con las giras y por el boca a oreja. ¿Ha habido algún momento en el que pensaras que por fin lo habías conseguido?

– No, ni siquiera he estado cerca. Pero el truco es tratar de sentirte agradecida por estar donde estás. Ser ambicioso es importante en este negocio, pero también lo es estar agradecida por lo que ya tienes.

Esa forma de darte a conocer es una herramienta poderosa y ha ayudado a tu banda. Ahora me gustaría saber qué artistas te han emocionado últimamente o has estado escuchando recientemente.

– Bueno, ya he mencionado a Natalie Prass, que es genial. Anoche vi a Chris Robinson Brotherhood, y fue un espectáculo muy divertido. Bailé toda la noche. Me encanta que homenajeen a The Grateful Dead. Yo crecí con esa música y es bueno tener un poco de su música, aunque sea de segunda mano, para que puedas escucharla en un concierto en directo.

Hay algo que me gustaría saber, y es qué es un Grambler.

– Ja. Es algo por lo que me pregunta todo el mundo y por ello pienso que debería haber elegido otro nombre para la banda. Es realmente lo que quieras que sea. Eres tú, soy yo, es la libertad.

Esta será tu primera vez tocando en España con banda, hasta donde yo sé. ¿De qué tienes más ganas?

– Sí, la vez anterior toqué en España en formato trío con Tim Bluhm y Scott Law. Fue el mejor concierto de nuestra gira por goleada. El público estuvo realmente muy entregado y parecía verdaderamente apasionado por tenernos allí. Era un ambiente tan acogedor… ¡Tengo muchas ganas de regresar, esta vez con toda la banda!

¿Cómo serán los conciertos? Vienes con toda la banda, ¿no?

– Sí, con la banda al completo. Habrá muchas armonías en las voces, guitarra eléctrica, grandes momentos, momentos tiernos. Contad con todo el espectro: canciones de cada álbum y, desde luego, algunas versiones. ¡Es demasiado divertido como para no tocar una versión de vez en cuando!

¿Cuáles son tus planes para los próximos meses?

– Tenemos algunas giras por los Estados Unidos para lo que queda hasta finales del 2015. Después embarcaremos en un crucero por el Caribe en uno de esos barcos que hacen conciertos, el Jam Cruise. ¡Y, a continuación, cruzaremos el Atlántico para llegar hasta donde estáis vosotros!

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota que te ha pasado en todos estos años en el negocio de la música?

– Tuvimos la suerte de contar con Boz Scaggs con nosotros cuando dimos algunos conciertos en San Francisco hace un tiempo. Antes de salir al escenario le pregunté si tenía algún ritual antes de las actuaciones. Él me dijo: “No, sólo un golpe de tequila”. Me encantó la forma en que lo dijo y ese término que utilizó, ‘golpe’. La banda lo probó en otros conciertos que dimos después, pero es difícil para mí y The Gramblers beber únicamente ‘un golpe de tequila’… ¡así que tuvimos que dejar el ritual para después de los conciertos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *