LE TIGRE

Le Tigre, acción y reacción

        Así es la democracia. Así suena la democracia. “New Kicks”, uno de los cortes del nuevo álbum de Le Tigre This Island, recoge ese sonido. El 15 de febrero de 2003, las tres integrantes de Le Tigre -JD Samson, Johanna Fateman y Kathleen Hanna- se unieron a cientos de miles de neoyorquinos para protestar contra la inminente guerra de Iraq. Aunque fue una marcha masiva, que fue secundada en ciudades de todo el mundo ese mismo día, terminó ocupando un pequeño espacio en los medios de comunicación. Pero J.D. supo capturarlo todo en su mini grabadora, algo que se convertiría más tarde en el estribillo de “New Kicks”. 

“New Kicks” se construyó a partir de samples de las voces que se escucharon en aquella manifestación, acompañadas de riffs de guitarras y ritmos para mover los tacones,” comenta J.D. de una canción convertida en un boyante ejercicio de documentación, un tributo a la resistencia, y una reflexión acerca de las profundas convicciones de Le Tigre, las mismas que las convierten en blanco del interés de los medios.  

La idea del proceso democrático casa perfectamente con Le Tigre. Trabajan en equipo cada canción, seleccionando samples, creando ritmos, añadiendo acordes, guitarras y voces. “Después de nuestra gira de verano de 2002,” explica J.D., “todas nos compramos equipos Protools idénticos para nuestros apartamentos. Empezamos a ser totalmente compatibles, capaces de retomar las canciones en el mismo punto que las otras las habían dejado y así podíamos completar el proceso de composición.” “Esta vez,” añade Kathleen, “teníamos mucho más control, muchas más opciones, porque podíamos hacer una edición no lineal en nuestra propia casa como si fuera un estudio; era algo así como pasar de la máquina de escribir al ordenador.” 

Le Tigre han producido This Island junto con Nicholas Sansano, conocido por su trabajo de estudio con Sonic Youth y Public Enemy, y la banda dice que él fue el instrumento principal a la hora de convertirlo en un disco apto para las pistas de baile. Pero Le Tigre continúan escribiendo todo su material y cada una de ellas es un productor innovador por derecho propio. “Pienso que, por el hecho de ser mujeres, la gente tiende a pensar que alguien nos escribe las canciones. Pero lo hacemos todo nosotras solas. No contamos con la ayuda de ningún equipo de pinchadiscos hombres que nos hagan los ritmos,” dice Kathleen.  

El resultado de la colaboración de Le Tigre es delirante y adictivo, un sonido híbrido que la banda llama “música punk electrónica feminista.” Es una mezcla de batería, sintetizadores, loops de guitarra, voces y bajos a toda prueba. “TKO” y “After Dark”, por ejemplo, son himnos irresistiblemente bailables, con letras provocadoras. Pero esta vez el estilo particular de Le Tigre va un paso más allá, aliviado por la brillantez de las melodías pop y una mayor riqueza de sonido, algo que demuestra claramente cuáles son los objetivos de la banda. Según Kathleen, esta nueva situación “hace que nuestro mensaje sea algo que el cuerpo puede sentir.” 

Aquellos que consideran a Hanna, y su anterior banda Bikini Kill, como una voz influyente en el movimiento punk rock feminista de primeros de los 90, no se sorprenderán porque canciones como “New Kicks” y la anti-Bush “Seconds” sean acusaciones mordaces contra la administración actual.  

Pero lo que puede hacer levantar la ceja a más de uno es lo mucho que This Island indaga en las vidas personales de las componentes de la banda, como la hermosa “Tell You Now” (producida por el legendario líder de Cars, Ric Ocasek) y “Don’t Drink Poison”. Johanna explica que la letra se refiere a “la forma codificada en que nos comunicamos unas con otras, y cómo sobrevivimos juntas como banda a través de situaciones alienantes y extravagantes.” 

También está “Viz” (abreviatura de ‘visibilidad’) que es tanto la narración íntima de J.D. desde el punto de vista de una mujer un tanto viril en el ojo del huracán, como también una canción bailable que celebra la cultura del lesbianismo y de la comunidad gay.  

A pesar de que su sonido es más accesible, los valores de la banda no han cambiado. Siguen con los pies en la tierra, algo que se hace evidente con el lanzamiento de su propio sello independiente, Le Tigre Records, en el cual volverán a publicar su catálogo al completo. “Nuestros antecedentes de ‘hazlo-tú-misma’ y nuestra historia con Mr. Lady, que era un pequeño sello radical de lesbianas,” dice Johanna, “son una parte verdaderamente importante para entender lo que somos hoy. Sin esa historia no tendríamos la confianza y la ambición de ver crecer nuestro público.” 

“Queremos mantener una puerta abierta a cualquier arte radical que nos haga mejorar, y queremos tener una gran influencia en la cultura como conjunto,” continúa. Para ello, todas las integrantes de la banda están implicadas en otros proyectos y tienen fuertes ataduras con la escena musical, artística y feminista. Kathleen ha escrito recientemente el prólogo de Scheherazade, una antología en cómic de mujeres editada por Megan Kelso. Johanna ha coescrito un catálogo para la bienal 2004 Whitney. Por su parte, J.D. ha creado un calendario lésbico, en colaboración con la fotógrafa Cass Bird, y además está en una banda llamada New England Roses.  

           Con asuntos tan importantes como el matrimonio entre gays, el derecho a elegir y una aparentemente irresoluble guerra, en el ojo del huracán, Kathleen asegura que estar en un sello grande es la mejor idea: “Es increíblemente importante para nosotros tener presencia en la cultura pop ahora mismo.” JD añade: “Nos sentimos emocionadas por desafiar a los medios de comunicación masivos. Creo que la gente está preparada para ello.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *