JOSS STONE

Joss Stone, soul adolescente

        Da miedo pensar dónde puede llegar. Aún no era mayor de edad y ya estaba grabando con músicos que vivieron su época dorada con el soul en los años 70. Su primer álbum contenía versiones. Ahora, el segundo, está compuesto por canciones originales. Joss Stone mantiene que éste es su auténtico debut.  

        “Para mí, personalmente, Mind, Body And Soul es mi primer disco.” Las palabras de Joss Stone pueden resultar sorprendentes para los fans de esta cantante de diecisiete años de Devon, Inglaterra. Su primera grabación, The Soul Sessions, la situó quizá como la vocalista más precoz de su generación. “Pero esa publicación de septiembre del año pasado,” admite Joss, “empezó como un proyecto paralelo y se convirtió en algo enorme.”  

        “No era mi intención,” añade con una risa de jovial auto-reprobación, “pero el público compraba el disco sin parar.” Algunos de esos compradores estaban intrigados por la sorprendente selección en el disco de versiones raras de gemas del soul. Otros se convirtieron con la emisión masiva de su primer vídeo “Fell In Love With A Boy” -versión de The White Stripes- o con las actuaciones en directo de Joss cada vez más seguras y emocionantes.  

        Ahora , a finales del 2004, llega Mind, Body And Soul, en el que hay desde un ferviente primer single “You Had Me” hasta un tema festivo de baile “Don’t Cha Wanna Ride”, pasando por la balada apasionada de rock-soul “Killing Time.” “Recuerdo que cuando llegué al sello de Nueva York, S-Curve, nunca antes había hecho un disco ni actuado con una banda ante público y en directo.” Lo que había hecho -para utilizar las palabras exactas de quien co-escribe, arregla y es su mentora, Betty Wright- fue venir con “un regalo divino”, una voz con una fuerza, un sentimiento y una sensibilidad poco comunes.  

        “Creo que canto mucho mejor en este álbum,” comenta. “Tu voz nunca puede ser la misma, cuando has empezado a cantar en directo tanto como yo hice desde el año pasado.” Joss co-escribió once de las catorce canciones de su nuevo disco, incluyendo colaboraciones con veteranos compositores de éxitos como Lamont Dozier y Desmond Child. “Tengo mucha más confianza en mí misma como escritora, en comparación de la que tenía hace un año,” admite.  

        El tema que abre el disco, “Right To Be Wrong”, y “Jet Lag” los grabaron Joss y sus músicos juntos en tiempo real. De hecho, la cantante hubiese preferido cortar todo el disco Mind, Body And Soul con ese sistema, “pero dado que yo estaba dando conciertos entre sesiones de grabación, fue imposible grabar todo de esa forma. Aún así, cuando escuchas los temas, la forma de tocar del grupo es muy como en directo. No hay nada de sobreproducción y no hay demasiada programación de ningún tipo.”  

        Repitiendo el éxito de Soul Sessions, el equipo formado por Steve Greenberg, Mike Mangini y Betty Wright produjo todos los temas -excepto tres-, y entre el equipo estelar de apoyo encontramos al guitarrista Willie “Little Beaver” Hale, el pianista Benny Latimore, y el organ­ista Timmy Thomas. “A estos tres veteranos de la música soul de Miami, que tuvieron su apogeo a mitad de los setenta, los reunió en el 2003 para The Soul Sessions otra de sus contemporáneas, la cantante-compositora-arreglista de voces y, ahora también, mi amiga Betty Wright.”  

        “Entre quienes contribuyeron en Mind, Body And Soul se incluyen el guitarrista AJ Nilo, el instrumentista Angelo Morris, y los maestros de la batería Cindy Blackman y David “Jody” Hill. Nile Rodgers de Chic toca la guitarra en “You Had Me” y el dúo de soul hip-hop Jazzyfatnastees (compañeros míos en el sello S-Curve) añaden coros en “Jet Lag” y “Security.” Angie Stone toca el órgano Rhodes en “Security” y ?uestlove de The Roots toca la batería en “Sleep Like A Child.”  

        “La trayectoria de su carrera le ha librado a Joss de tener que presentarse por medio de algún tipo de single novedoso,” comenta el fundador de S-Curve Records y filósofo del soul Steve Greenberg. “Ahora, un público internacional está esperando con ganas su nuevo álbum porque Joss Stone es una artista con talento que canta buenas canciones. Ella ya no necesita de ningún single de moda, y eso supone toda una gran liberación para cualquier joven artista.”  

        Con la publicación de Mind, Body And Soul, Joss Stone volverá a la carretera, un lugar que ya se ha convertido en su segundo hogar. En el plazo de un año ha actuado en todos los sitios, desde un pequeño pub en Manhattan hasta el monstruoso Festival de Glastonbury en Inglaterra. La vida de las giras tiene su estrés y sus tensiones, pero parece que encaja con Joss Stone. “Es mucho ajetreo. Pero me gusta; ya sabes: es emocionante. Y cantar es divertido. Cantar es fantástico.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *