JOSS STONE

Joss Stone, soul adolescente

Oír es creer: The Soul Sessions, el debut de Joss Stone puede muy bien describirse como la mejor música soul sureña al viejo estilo que ha aparecido en el siglo XXI, una reivindicación que es más notable si cabe cuando se considera que Joss Stone es una chica inglesa de… ¡16 años!

Este primer álbum anuncia la aparición de una nueva artista joven, única, con una voz rica y vibrante y con un poderoso sentido de compromiso emocional con su material. En este caso, el material consiste en ocho temas clásicos de soul que van desde lo totalmente oscuro (“Dirty Man” de Laura Lee, “Super Duper Love” de Sugar Billy) a lo razonablemente familiar ( “All The King’s Horses” de Aretha Franklin, “For The Love Of You” de Isley Brothers), junto con radicales reinterpretaciones de canciones de John Sebastian (“I Had A Dream”) y los White Stripes (“Fell In Love With A Girl”).

Joss Stone nació el 11 de abril de 1987 en Dover, Inglaterra. A la edad de 8 años se mudó a la localidad rural de Ashill, en el condado de Devon. “El primer single con el que me hice fue el “I Will Always Love You” de Whitney Houston, pero el disco Greatest Hits de Aretha Franklin fue el primer álbum que compré. Mi primera actuación en público fue en el colegio, dentro de un espectáculo con temática de los cincuenta, en el que canté “Reet Petite” de Jackie Wilson.” 

En el 2001, cuando Joss tenía 14 años, hizo una prueba para el programa de la TV de la BBC “Estrella por Una Noche”. “Todo lo que había que hacer era enviar una carta, ni siquiera una cinta, y ellos te enviaban los datos de la prueba de audición”, explica Joss. “Así que cuando mi madre y yo llegamos al estudio en Londres, nos encontramos con una cola inmensa: cientos de personas tratando de salir en ese programa. Yo canté “A Natural Woman” de Aretha Franklin y “It’s Not Right But It’s Okay” de Whitney Houston.” 

“Descubrí que había ganado varios meses más tarde, cuando el cámara vino a Devon para contarme las noticias. Para el nuevo programa canté “On The Radio” de Donna Summer. No lo había elegido yo y no sonó muy bien, pero así es como conseguí un manager. Luego canté en un programa benéfico y, a raíz de esa actuación, la gente del sello S-Curve Records se puso en contacto conmigo.” 

“Ellos me enviaron a Nueva York para una prueba de audición en la que tenía que cantar acompañada de música de canciones de soul clásico como “Dock Of The Bay” de Otis Redding o “Midnight Train To Georgia” de Gladys Knight & The Pips. Mi idea inicial,” continúa, “era hacer un álbum de canciones contemporáneas, y con tantas canciones mías como fuera posible. Una de las primeras personas con las que contactamos fue la ganadora de Grammys, cantante, compositora y productora asentada en Miami, Betty Wright.” Betty no es sólo una intérprete clásica de éxitos de los setenta como “Clean Up Woman”, sino que conoció la época dorada del soul de primera mano, y continúa grabando hoy en día. 

“Al trabajar juntas en The Soul Sessions, Betty ha sido a la vez mi mejor amiga y mi peor enemiga. Con eso quiero decir que hizo que intentase cosas con mi voz que ni siquiera hubiera imaginado antes.” Joss, por su parte, le recordó algunas cosas que había olvidado, como la razón por la que todavía se divierte componiendo. 

En la primavera del 2003, Joss y sus colaboradores, incluyendo a Betty Wright y al coproductor Mike Mangini, se pusieron a trabajar en el álbum propuesto. Pero una de sus primeras grabaciones, una versión del tema oscuro de Carla Thomas “I’ve Fallen In Love With You”, tornó sus esfuerzos en una nueva dirección totalmente distinta. La interpretación de Joss de ese tema les hizo pensar en grabar el disco en directo en el estudio con una verdadera banda, haciendo todo un conjunto de canciones soul clásicas, además de completar su álbum de material nuevo.

Lo mejor fue que contactaron con músicos de aquella época dorada. “Hay algo de Buena Vista Social Club en The Soul Sessions, porque hemos juntado a músicos clásicos de una determinada escena musical que ya no existe. Con los años, se ha prestado mucha atención, y con todo el derecho, a los grandes músicos de la Motown, de Memphis, de Nueva Orleans. Pero Miami ha sido un manantial de música soul clásica que se pasó por alto. Tenemos la esperanza de que el disco The Soul Sessions permita que esa escena y esos grandes músicos reciban lo que merecen.”  

Alentada por los resultados de las sesiones de Miami, Joss viajó más tarde al norte de Filadelfia, donde el grupo de hip-hop más aclamado de la actualidad, los Roots, la apoyaron en su radical reinterpretación del “Fell In Love With A Girl” de los White Stripes. Joss todavía suena temerosa al recordar esa experiencia. “Yo cantaba en directo real con la banda y eso asustaba bastante. ¿Conoces esas historias que se escuchan sobre gente que se hace famosa, lo muy pretenciosos y engreídos que se vuelven? Ninguno de estos grandes músicos era así, para nada. Todos me apoyaban mucho y tenían los pies en la tierra.”

Por ahora, no hay miedo de que las luces brillantes del estrellato atraigan a nuestra modesta muchachita de la campiña inglesa? “Al principio, escuchar mi propia voz grabada resultaba la cosa más extraña. Pero con la experiencia del estudio, ahora simplemente resulta algo muy natural. Cuando canto, no quiero pensar demasiado en ello. Yo sólo quiero cantar y escribir canciones. Es lo que me gusta hacer y todo lo que sé hacer. Si eso pasa… bueno, pues que pase. Trataré de no pensar: “Oh, Dios mío, he vendido un millón de discos,” sino simplemente seguir siendo la persona que me gusta ser.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *