Grandes versiones en español 2

Grandes versiones en español (2)

 

Versiones 2

Ayer iniciamos un repaso por algunas canciones internacionales de las que grupos y solistas españoles como Albert Pla, Los Ángeles, Bruno Lomas, Los Cheyenes, Danza Invisible, Los Elegantes, Los Enemigos, Enrique Morente, La Granja o Los Huracanes han hecho grandes versiones en castellano. Continuamos hoy presentando otras 10.

 

  1. Kiko Veneno: Memphis Blues

Al igual que la versión de Albert Pla de “Walk on the Wild Side” de Lou Reed que veíamos la semana pasada, Kiko Veneno hizo una adaptación libre y personal en Está muy bien eso del cariño (1995), al tiempo que respetuosa con el original, del “Stuck Inside of Mobile with the Memphis Blues Again” de Bob Dylan (Blonde on Blonde, 1966) fundiendo el incipiente folk-rock electrificado de Dylan con efluvios flamencos. Todo un modelo.

Las versiones de Dylan en español se cuentan por cientos, con gente como J.M. Baule dedicándole discos enteros. Por citar una, Proscritos hicieron una muy digna de “Like a Rolling Stone” en “Como una bala perdida”.

 

  1. La Frontera: Viva las Vegas

Muchas han sido las versiones hechas de canciones cantadas por Elvis Presley, aunque hay una que no se olvida para quien la haya escuchado una vez: la que hizo La Frontera del “Viva Las Vegas” de Elvis Presley para su debut homónimo (1984), dándole un tratamiento rejuvenecedor y de western polvoriento.

Algo parecido sucede con la que hizo el argentino afincado en Madrid Mauricio Birabent, ‘Moris’, de “Blue Suede Shoes” de Elvis Presley” en “Zapatos de gamuza azul” para su tercer disco Fiebre de vivir (1978), el primero de los cuatro que editaría en España.

 

  1. Lone Star: La casa del sol naciente

Otros como Bruno Lomas, Los Diablos Negros, Los Catinos o Los Ágaros se atrevieron con este tema tradicional, pero fue Lone Star quien la llevó al número 1 en España y buena parte de Sudamérica con una interpretación sentida y profunda. Su EP editado en 1964 con “La casa del sol naciente” como tema estrella superó incluso en ventas en nuestro país a los responsables de la versión rock más reconocida, “The House of the Rising Sun” de The Animals. Aprovechando el nexo de unión entre ambos grupos (y que los dos grababan para EMI), su compañía les organizó sendos conciertos conjuntos en Barcelona en 1964 y 1965.

Lone Star hizo otras cuantas versiones más, especialmente en los 60, y entre ellas otra destacada de The Animals, en concreto “We Gotta Get out of this Place”, que titularon “Muy lejos de aquí”.

 

  1. Loquillo: El hombre de negro

 

La canción de Johnny Cash “The Man in Black” le sentaba al Loco como anillo al dedo, tanto que ahora resulta difícil pensar cómo no la había grabado antes. Loquillo contó con la afortunada adaptación en la letra de Gabriel Sopeña, incluyéndola en su disco Mientras respiremos (1993). Más tarde, la regrabó en compañía de Andrés Calamaro, Jaime Urrutia y Enrique Bunbury.

Otra canción revisada por Loquillo y que se adapta perfectamente a su personalidad es “La mala reputación”, conocida antes en la voz de Paco Ibáñez (ambos la cantaron juntos para la banda sonora del documental Mujeres en pie de guerra) y que era una versión de “La mauvaise réputation” de Georges Brassens.

 

 

  1. M-Clan: Lola

Tras el éxito de su tercer álbum con la producción del ex Tequila Alejo Stivel, cinco años después M-Clan vuelven a contar con él para su quinto disco en estudio, Sopa fría (2004). En él incluyen una versión de la conocida historia del travesti que The Kinks editaron con el título de “Lola”, incluyendo guiños a “Mira esa chica” de Tequila y a su tema más conocido, “Carolina”.

Sin embargo, la versión más exitosa hecha por M-Clan fue “Llamando a la tierra”, adaptación de “Serenade” de Steve Miller Band.

 

  1. Módulos: El sonido del silencio

El productor Rafael Trabucchelli le propuso a Pepe Robles, tras abandonar Los Ángeles, iniciar una carrera en solitario. Este prefirió montar otra banda de sonido distinto al resto de sus contemporáneos, más centrada en la psicodelia y el rock progresivo. La versión que incluyeron en su segundo álbum Variaciones (1971) de “Sound of Silence” de Simon & Garfunkel es una buena muestra de cómo convertir en rock progresivo a una canción de origen pop-folk.

Más conocida y exitosa fue la adaptación más fiel y menos arriesgada que Laredo hicieron en “El boxeador” de “The Boxer”, también del dúo Simon & Garfunkel.

 

  1. Los Mustang: No hay más que ver

 

Los Mustang, con su derecho a editar previamente en España adaptaciones en castellano de las canciones de The Beatles, siempre se les recordará por esas versiones. Pero hicieron otras muchas de artistas como Buddy Holly, Pete Seeger, Manfred Mann, The Walker Brothers, Lovin’ Spoonful, The Kinks, The Turtles, Petula Clark… Entre las más destacadas, “La carta” (The Box Tops), “San Francisco” (Scott McKenzie) o este “No hay más que ver” en la cara B del single “Obladi Oblada” (1969), su adaptación con mucha garra y nervio de “Ride My See-Saw” de The Moody Blues.

Si su adaptación de “Submarino amarillo” de The Beatles fue la que más éxito tuvo, “Conocerte mejor” estaría entre las más logradas al hacer suyo “I Should Have Known Better” del cuarteto de Liverpool.

 

  1. Nacho Vegas: Que te vaya bien, Miss Carrusel

 

Tras Eliminator Jr., Manta Ray y Diariu, Nacho Vegas se presentaba en 2001 con su primer disco en solitario, Actos inexplicables, después de un primer EP a medias con Aroah, en el que tomaba como modelo a los cantautores tipo Bob Dylan, Leonard Cohen… o Townes van Zandt. De él era esta conseguida versión, en concreto de “Fare Thee Well, Miss Carrousel”, que originalmente tenía una letra más ambigua y surrealista.

Compañero de generación, Abel Hernández, en su encarnación como El Hijo, editó en 2006 un EP de versiones titulado Canciones gringas en el que se incluía “Leche y miel”, su acertada adaptación de “Milk and Honey” de Jackson C. Frank.

 

  1. Los Nikis: No vuelvo a ir a Benidorm

Irrespetuosos y gamberros, Los Nikis incluyeron en sus discos varias versiones de punk-rock sencillo que refrendaban aquel apodo suyo como ‘los Ramones de Algete’. En La Hormigonera asesina estaba “No vuelvo a ir a Benidorm” su corrosiva versión de “Rhythm of the Rain” de The Cascades (1962).

Esta canción formaba en el disco un díptico con otra titulada “Voy a Benidorm”, su versión del clásico disco de Patrick Hernandez (con Madonna de corista y bailarina) “Born to Be Alive”. De hecho, ambas aparecieron como cara A y B de un mismo single.

 

  1. Los Polares: La droga

Los Polares comenzaron tocando en el Hotel Sabina de Malgrat de Mar, donde fueron reclutados para hacer varias giras por Alemania. Hoy parece extraño que en pleno franquismo pudiesen editar una canción como “La droga” dentro del EP Qué chica tan formal (1966), su rabiosa adaptación del tema “L.S.D” de The Pretty Things, teniendo en cuenta que mencionaban unas quince veces el LSD (pronunciadas en inglés “el-es-di”). Tal vez la razón está en que en la letra optaron inteligentemente por predicar la abstinencia de su consumo para no tener problemas, tal y como se desprende de una de sus frases: antes que el uso de la droga, “para las fatigas, más vale un buen amor”.

Los No, un grupo castigado por el franquismo por cuanto su nombre estaba prohibido en la radio en tiempos en que se convocaba un plebiscito a favor del régimen en el que se pedía el Sí, también hicieron una poderosa adaptación en “Gloria” del clásico de los Them de Van Morrison.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *