FESTIVAL DO NORTE

Festival do Norte

 

 

Más que un concierto en concreto, lo más destacable del Festival de Norte, como todos los años, vuelve a ser su tamaño, su comodidad, su precio asequible. En relación con otros, todo son ventajas: sólo dos escenarios, contiguos, actuaciones que no se solapan, sin colas en las barras, una sensación de estar siempre rodeados de amigos… Todo manejable, ajustado, con espacio para moverse sin agobios. En tales circunstancias, poco importa que un par de grupos decepcionen o que a algunos no les acompañe el sonido de la carpa.

 

Tras constatar el viernes que a Emilio José le iría mejor con banda en alguna ocasión, Hola a Todo el Mundo hicieron aún mejor su debut, con un entusiasmo y una vitalidad contagiosas. Si Klaus & Kinski lograron domesticar el sonido del segundo escenario convenciendo, Dorian se convirtieron a continuación en el grupo con mejor respuesta del público de todo el fin de semana.

 

Fanfarlo empezaron y acabaron en todo lo alto, entre Belle & Sebastian y Arcade Fire, aunque la parte media pareció más plana en comparación. Tras ellos, Nada Surf, que nunca podrán convencer a nadie previamente no rendido a su sonido, pero que ganan, y mucho, con la colaboración del multi-instrumentista de Calexico, Martin Wenk. Después, We Are Standard invitaban (como El Guincho al día siguiente) a bailar a los más reacios, antes de los DJs habituales, entre ellos Fino y Cristina de Clovis.

 

 

El sábado comenzó con un largo coloquio con Fernando Alfaro después de la proyección del documental de Surfin’ Bichos y 50 minutos en acústico que sirvieron también para presentar nuevas canciones. Horas más tarde, en el escenario Caixanova, Carrero Bianco revelaban al mundo su ‘Galician Bizarre’, con mucha gente siguiéndoles. Después, una hierática Ariadna al frente de Los Punsetes, redimida de su pose por su despedida final y por una banda sin contemplaciones. Aquellos que desertaron tras el inicio por el sonido de La Bien Querida no pudieron ver como se crecía y mejoraba contrarreloj. 

 

Nudozurdo abrieron el escenario grande con el concierto más intenso a pesar de su escasa media hora. Pete & The Pirates, al menos voluntariosos, no dejan de ser otro grupo británico de esos que rellenan carteles, como 1990’s dos años antes, por ejemplo. Lo de JJ, con todo grabado, no lo salva ni la voz de su cantante; mejor haberse quedado en el anonimato. Todos esperaban a Los Planetas, que, rotundos, con uno de los mejores conciertos de su historia (reconocido por ellos mismos y alargado 15 minutos especialmente para esta ocasión) lograron todo menos la indiferencia, justo como su giro hacia el rock aflamencado y psicodélico.

 

(Recinto Ferial Fexdega, Vilagarcía. Fecha: 30-4 y 1-5 de 2010. Público: 6.000 personas)

 

(Ver más fotos)

 

{youtube}7IiPV3p0F7U{/youtube}

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *