EL CLAN

El clan (Warner)

El clan

 

Curiosamente, las películas argentinas más taquilleras dentro de sus fronteras y las más exitosas fuera no son precisamente las más comerciales o convencionales: ahí están El secreto de sus ojos, Relatos salvajes o, ahora, El clan. Ni una comedia, nada de apellidos vascos o catalanes.

La historia real de una familia acomodada que en los años finales de la dictadura secuestraba a personas acaudaladas para poder seguir manteniendo su posición no debería ser, obviamente, un plato del gusto masivo. No obstante, Pablo Trapero, el autor de Leonera, Carancho Elefante blanco, entre otras, ha sabido hacerla atractiva para el público sin dejar de mantener sus constantes cinematográficas.

Más que sus golpes secos de violencia, escasos pero certeros, a Trapero le interesa las relaciones entre los miembros de aquella familia, en especial el padre (rotunda y magníficamente interpretado por Guillermo Francella) y su exitoso hijo estrella del rugby, así como aquellos que oyeron y no hicieron nada, convertidos en cómplices interesados. Su ecuanimidad en el tratamiento deja en el aire la razón de aquella barbaridad, lo que le da proporciona mayor horror e impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *