Destroyer: Kaputt

Destroyer: Kaputt (Merge)

 

 

 

 

Parece ser ya normal que solistas habitualmente interesantes echen la vista atrás a los 70 para grabar discos únicos y bien recibidos (pienso en John Grant o Iron & Wine). Ahora le toca a Dan Bejar, componente también de The New Pornographers y Swan Lake, para su noveno disco en tres lustros. Como siempre, desafiando todas las expectativas, corriendo riesgos y metiéndose en sonoridades casi inéditas para él.

 

 

 

En este caso, el soft-rock y el jazz suave de finales de aquella década y principios de los 80 marcan este gran disco, en la línea de lo que ahora hacen Gayngs o Ariel Pink’s Haunted Graffiti. Él lo llama su álbum ‘disco’, influido por los últimos Roxy Music, Bowie con Sakamoto, Gil Evans o los Bee Gees. Eso no debería echar atrás a nadie: más que baile o el sedoso Bryan Ferry, más que Lionel Richie o Kenny G, aquí hay ecos de Steely Dan, Roy Ayers, Prefab Sprout y, sobre todo, el Leonard Cohen de I’m Your Man (aunque Bejar cante mejor que su compatriota, inspirado por Blood on the Tracks o Low).

 

Además de la trompeta de JP Carter, recordando al último Miles Davis, también sorprende la voz de Sibel Trasher (cual Minnie Riperton), acompañando a Bejar en varias canciones. Y, sobre todo, unos textos que, entre referencias a varias mujeres (Jessica, Nancy, Christine, Ava, Mary-Jane, Magnolia), The Beatles, Starship, New Order, The Cure o El último tango en París, hablan de un mundo inmerso en contradicciones de todo tipo que solo pueden conducir a la gran debacle final. Son, como dice en “Song for America”, ‘las vacaciones en la cara oscura de la eternidad’, reflexiones de su disco más accesible pero que necesita, curiosamente, de repetidas escuchas para que todos sus sutiles matices salgan a la luz.

 

 

{youtube}Pf-ONpLXzGs{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *