CARLOS BERLANGA: Integral

Carlos Berlanga: Integral (Lemuria)

 

Es algo habitual en el mundo de la literatura, incluso en el del cine, publicar la obra integral de un autor o un director. En el mundo de la música es bastante menos frecuente, especialmente por la dificultad de poner de acuerdo a las distintas discográficas en las que puede haber grabado un artista, aunque alguna se ha hecho a nivel internacional. En España, hasta donde uno alcanza a saber, no hay precedentes. De ahí que el valor de esta caja sea incalculable en ese aspecto.

 

Lo primero que llama la atención es cuidado y trabajado envoltorio. En su interior, los cuatro discos que Carlos Berlanga editó en solitario, todos ellos en versión vinilo de diferentes colores (en sintonía con la tonalidad de cada una de sus portadas) y, también, en disco compacto, acompañados de otros tres cedés con material extra, además de un DVD. La caja incluye, también, un extenso libreto tamaño LP de 60 páginas con todas las letras de las canciones, textos de músicos, periodistas, amigos y familiares (como Pedro Almodóvar, Jesús Ordovás, Rafa Cervera, Bernardo Bonezzi, Jorge Berlanga, Alaska & Nacho Canut, Ibon Errazkin…) y, lo más agradecido, una amplia representación de 30 dibujos e ilustraciones del propio Berlanga, hasta ahora inéditos, entre ellos el autorretrato de la portada.

 

Evidentemente, todo eso carecería de sentido sin las canciones, que es de lo que se trata en una obra musical, convenientemente remasterizadas para la ocasión. El primer álbum editado por Carlos Berlanga, El ángel exterminador (Hispavox, 1990), apareció dos meses después del fin de Dinarama. Grabado íntegramente con un sampler Fairlight III, orquestaciones e instrumentos de metal, hoy suena un tanto aquejado de las limitaciones en su producción, aunque son recuperables, además de la canción que le daba título, temas como “En el volcán”, que bien podría haber sido una canción de Dinarama, “Rendido a tus pies” o “Septiembre”.

 

https://www.youtube.com/watch?v=aSifXeePaNM

 

 

Cuatro años después se publicaba Indicios (Compadres, 1994), con la colaboración, por primera y última vez, de Paloma Olivié escribiendo los textos junto a Carlos Berlanga, todo un acierto del que salieron parte de sus mejores textos. El disco, más logrado que su predecesor, contaba con una portada que no era más que una variación sobre la que había adornado la carátula de Wave de Antonio Carlos Jobim, uno de los ídolos de Berlanga. Con la colaboración de parte de la orquesta de RTVE en algunas canciones, y con una dedicatoria que entonces no dejaba lugar a dudas de su intención de reconciliarse con sus antiguos compañeros (“A Olvido y Nacho, si ellos quieren”), el álbum contenía grandes canciones como “Tazas de té”, “Indicios de arrepentimiento”, “Traición” o “Qué sería de mí sin ti” (una evidente continuación de “Cómo pudiste hacerme esto a mí”), además de sendas versiones de “La funcionaria” de Vainica Doble (con la colaboración de sus autoras), y “Aguas de março” de Jobim, en una insospechada colaboración junto a Ana Belén.

 

https://www.youtube.com/watch?v=k_dMiC8gvJ4

 

 

Vía satélite alrededor de Carlos Berlanga (1997, Edel) marcó el reencuentro con Alaska y Nacho Canut por el que había suspirado tres años antes. Producido por Big Toxic y Fangoria, bien podría asimilarse a un trabajo de estos últimos, electrónico y bailable, con Berlanga cantando. Parece como si siete años después los tres al fin coincidieran en un sonido que antes los había distanciado. “Rayos de plasma”, “2002”, “Políticamente incorrecto” o “120 años sin ti” destacan desde la perspectiva que da el tiempo en un disco que no fue tan apreciado en su día como el anterior.

 

https://www.youtube.com/watch?v=eHTzX0K0lrU

 

Poco más de un año antes de su muerte, Carlos Berlanga editó el que está considerado como su mejor trabajo, Impermeable (Elefant, 2001). Producido por Ibon Errazkin y con la colaboración de Antonio Galvañ (Parade) al piano, cuenta con dos versiones: “Wave”, de nuevo una canción de Jobim, y “A Vennes” de Françoise Hardy. Canciones como “Vacaciones”, “Por desgracia no”, “Estrellas y planetas” o “Lady Dilema” destilan la mejor esencia de su talento compositivo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=FTwIBchVCuw

 

Dos de los tres compactos de extras inéditos de esta caja se nutren de maquetas, piezas para bandas sonoras, temas acústicos, instrumentales, colaboraciones (con Massiel o Paco Clavel) o remezclas de nombres destacados de la electrónica estatal de los 90 como Madelman, Vanguard o Pez. Tres son las piezas inéditas (“Lo que se da, no se quita”, “Interior / Exterior” y “Rafa”, aunque realmente habían aparecido ya en el recopilatorio Reproches y vehemencias), canciones que necesitarían de una producción más lustrosa para revelar todo su potencial. Por su parte, el tercer compacto recoge dos directos del 94 y del 97, en los que Berlanga recupera, entre otras, “Mujeres rusas”, de Dinarama.

 

https://www.youtube.com/watch?v=1xFaxECNDeI

 

Por último, el DVD se centra en el concierto que dio la Noche de Difuntos (el 31 de octubre) de 1997 en la sala Morocco de Madrid, con la colaboración de Alaska, Nacho Canut o Rafa Spunky. Grabado con una única cámara, al menos sirve como testimonio de una de sus contadas apariciones sobre los escenarios. Al directo se le suman varios playbacks en TVE y Antena 3 (con hasta cuatro interpretaciones de “El ángel exterminador”) y una entrevista de 10 minutos con Isabel Gemio en la que se reconoce tímido y clásico en sus gustos musicales, citando a David Bowie como una de sus principales influencias.

 

En todo momento, a lo largo de toda su obra, ahora recogida en esta Integral, Carlos Berlanga se reveló como una personalidad sensible, con un don innato para la melodía y una confianza plena en sus colaboradores elegidos a conciencia. Su faceta como pintor e ilustrador quedó oscurecida por su popularidad como músico, pero esta caja modélica y pionera al menos da a conocer esa primera faceta más desconocida y pone en valor su trabajo como compositor con todas sus creaciones en solitario. Sentado el precedente de reunir toda la obra de un artista del pop español, con álbumes de cuatro discográficas distintas, solo cabe congratularse y esperar que la iniciativa sirva como ejemplo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *