10 VERSIONES DE CANCIONES DE BRUCE SPRINGSTEEN (y II)

10 versiones de canciones de Bruce Springsteen (II)

Versiones de Bruce Springsteen 2

 

Como decíamos ayer, podían haber sido otras muchas. Bruce Springsteen ha sido versionado por artistas de muchos estilos, de Status Quo a Frankie Goes to Hollywood, pasando por Elvis Costello, Arcade Fire, Justin Townes Earle, Steve Wynn, Billy Bragg, The Knack. Kurt Vile, Pointer Sisters, Warren Zevon, Joan Jett, Everything but the Girl… Aquí aparecen otras 10 versiones destacadas, con sus respectivas alternativas, y un tema extra que nos sirve para recordar algunas de sus canciones que suenan en esta gira española.

 

1 “I’m Going Down” por Vampire Weekend (Girls Volume 2: All Adventurous Women  Do, 2014)

En su álbum de éxito masivo Born in the USA (1985), Bruce Springsteen incluyó este sincero relato de un hombre que, al irse haciendo mayor, descubre cómo la intimidad con su pareja y sus encuentros sexuales van disminuyendo. Además de versiones de Frank Black y Tim Armstrong (Rancid), la canción fue adaptada por Vampire Weekend reduciendo la pegada de la percusión y eliminando el solo de saxofón del original a cargo de Clarence Clemons.

Alternativa: “If I Should Fall Behind” por Dion

 

2 “I’m on Fire” por Low (Dead Man’s Town. A Tribute to Born in the USA, 2014)

En el mismo álbum, Born in the USA (1985), Springsteen pasaba de cantar al declive del deseo sexual a cantarle abiertamente al deseo y la atracción sexual. “I’m on Fire” (“Estoy ardiendo”) fue el cuarto single del álbum. Era una de las primeras canciones suyas que utilizaba sintetizadores y, tal vez por eso, es la que más versiones ha tenido, del country a la música electrónica, con adaptaciones, además de la oscura de Low y la hipnótica de Chromatics, a cargo de Johnny Cash, Bat for Lashes, Waylon Jennings, John Mayer, Electralane, Lindi Ortega, Willie Nile, Tori Amos, P.J. Proby, Big Country, Heather Nova o, en España, Australian Blonde.

Alternativa: “I’m on Fire” por Chromatics

 

3 “It’s Hard to Be a Saint in the City” por David Bowie (Sound + Vision, 1989)

Es, sin duda, una de las canciones más importantes en la trayectoria de Springsteen ya que, tras oírla, Mike Appel dejó su trabajo para convertirse en su mánager (sin tener aún el cantante contrato discográfico) y John Hammond le ofreció firmar con CBS en la audición en la que la tocó en primer lugar el 2 de mayo de 1972. La historia de un chaval que quiere hacer lo correcto en la gran ciudad, pero que acaba cayendo en el previsible camino equivocado, apareció en su debut Greetings from Asbury Park N.J., en 1973. Bowie, además de hacer otra versión de Springsteen en “Growin’ Up”, grabó “It’s Hard to Be a Saint in the City” en la época de Young Americans aunque acabó apareciendo años después en varios de sus recopilatorios.

Alternativa: “Johnny 99” por John Hiatt

 

4 “Pink Cadillac” por Jerry Lee Lewis (Last Man Standing, 2006)

Editada como cara B del single “Dancing in the Dark” (1984), sin que fuese incluida en el álbum Born in the USA, “Pink Cadillac” utiliza el mismo tipo de metáfora que “Little Red Corvette” de Prince o “Mustang Sally” de Wilson Pickett: el viaje en automóvil como símbolo de un encuentro sexual. Bette Midler quiso grabarla en 1983 pero Springsteen lo vetó por no ser ‘una canción de mujeres’; sin embargo, más adelante Natalie Cole la convirtió en un éxito. En 2006, el septuagenario Jerry Lee Lewis la grabó (con los coros de Springsteen) con un trotón ritmo rockabilly echando humo por las teclas de su piano.

Alternativa: “Pink Cadillac” por Graham Parker

 

5 “Sinaloa Cowboys” por Cracker (Countrysides, 2003)

Es la historia de dos hermanos mexicanos, Miguel y Luis Rosales, que dejan su penoso trabajo en los campos de California para dedicarse al mucho más lucrativo negocio de la metanfetamina. Uno de ellos acabará muriendo en una explosión en su laboratorio ilegal. Springsteen tomó la historia de un artículo del 13 de marzo de 1995 publicado en Los Angeles Times y la incluyó en su álbum de 1995 The Ghost of Tom Joad. Cracker la versionó en su disco Countrysides, dándole un tratamiento menos acústico y más cercano a la frontera mexicana, siendo una de las muy contadas ocasiones en que una de las adaptaciones de canciones de Springsteen mejora el original o, cuando menos, le aporta una atmósfera nueva y distinta.

Alternativa: “Mansion on the Hill” por Crooked Fingers

 

6 “State Trooper” por Cowboy Junkies (Whites off Earth Now, 1986)

Si la temática del álbum Nebraska (1982) estaba claramente marcada por la recesión que llegó a Norteamérica bajo la Presidencia de Ronald Reegan, en su sonido una de sus canciones, “State Trooper”, le debía mucho a “Frankie Teardrop” del grupo Suicide. Además de Steve Earle o Steve Wynn, Cowboy Junkies hicieron una estremecedora versión de este tema, cargada de tensión y puntuales latigazos de electricidad hiriente.

Alternativa: “Nebraska” por Chryssie Hynde y Adam Seymour

 

7 “Streets of Philadelphia” por Marah (“Point Breeze” single, 2000)

En 1994 Springsteen recuperó la senda del éxito de la forma más insospechada: con una balada con un repetitivo fondo electrónico que simulaba el latido del corazón de fondo y que tenía el SIDA como motivo principal, incluida en una banda sonora, la de la película Philadelphia. La oferta le llegó de rebote, cuando la canción presentada por Neil Young, quien había recibido el encargo original de Jonathan Demme, el director de la película, les pareció a todos una balada demasiado triste. La de Bruce Springsteen también salió así, pero se llevó el Oscar y unos cuantos Grammy. Uno de los grupos más ‘springteenianos’ de los últimos años, Marah, la adaptó como probablemente la hubiera hecho Springsteen si la hubiese tocado en su gira con The Seeger Sessions Band Tour.

Alternativa: “Streets of Philadelphia” por Richie Havens

 

8 “The Fever” por Southside Johnny & The Asbury Jukes (I Don’t Want to Go Home, 1976)

En un single editado bajo el nombre de The Jersey Devil por la discográfica Bruce Records en los años 70 se incluían dos canciones que no encontraron acomodo en la discografía oficial de Springsteen hasta muy recientemente. “The Fever” apareció finalmente en 18 Tracks (1999) y “Rendezvous” en The Promise (2010). Por aquel entonces, ambos temas sirvieron para impulsar la carrera de dos artistas con los que Springsteen tuvo mucho que ver: Southside Johnny & The Asbury Dukes (“The Fever” estaba en su debut de 1976, uno de sus discos en los que participó Springsteen) y Gary U.S. Bonds (“Rendezvous” formaba parte de On the Line, 1982, uno de los dos álbumes que Springsteen le produjo a principios de los 80).

Alternativa: “Rendezvous” por Gary U.S. Bonds

 

9 “The Last to Die” por Pet Shop Boys (Electric, 2013)

Uno de los cortes incluidos en Magic (2008), muchos han visto en él una representación del discurso del político John Kerry en 1971 en el Senado de los Estados Unidos en contra de la guerra de Vietnam: “¿Cómo pueden pedirle a un hombre ser la última persona que muera en Vietnam? ¿Cómo pueden pedirle a un hombre que sea la última persona que muera por un error?” Sorprendentemente, Pet Shop Boys la llevaron a un sonido totalmente opuesto en su versión de 2013, el electrónico… y funciona.

Alternativa: “Protection” por Donna Summer

 

10 “Thunder Road” por Kevin Rowland (My Beauty, 1999)

Nadie discutirá que esta es una de las tres canciones emblemáticas de su autor. Incluida en el álbum Born to Run (1975), la historia de Mary, su novio y la última oportunidad de salir del hoyo sin futuro en el que se encuentran ha sido versionada, entre otros, por Dan Bern, Counting Crows, Greg Khin, Badly Drawn Boy, Cowboy Junkies, Frank Turner o Tori Amos. Kevin Rowland (líder de Dexy’s Midnight Runners) la adaptó acercándola al soul en su disco en solitario de 1999 (My Beauty, probablemente el álbum con la portada más desafortunada de la historia).

Alternativa: “Thunder Road” por Tortoise & Bonnie Prince Billy

 

BONUS TRACK

 

 

“Stayin’ Alive” por Bruce Springsteen

Ni “Purple Rain” ni “Highway to Hell”, dos de las más recientes adaptaciones que Springsteen ha hecho de canciones de otros. Para finalizar esta revisión de sus canciones interpretadas por otros, dándole la vuelta y buscando versiones curiosas que Springsteen haya hecho de otros artistas, la que más sorprende es esta traslación a su lenguaje del clásico de la música disco de los Bee Gees “Stayin’ Alive”, que interpretó hace dos años en Australia respaldado por coristas de color y una numerosa sección de metales y cuerdas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *