ULTRASÓNICA 2007 DISCOS THE HIGH LLAMAS: Can Cladders

ULTRASÓNICA 2007 DISCOS THE HIGH LLAMAS: Can Cladders

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

DISCOS 2007


THE HIGH LLAMAS: Can Cladders (Sub Pop-Pop Stock!)

 

 

         Como en todos los discos anteriores de The High Llamas, el trabajo de producción en Can Cladders es inmaculado. Las armonías son casi perfectas. Algunas de sus melodías son de las que se recuerdan. La instrumentación acompaña, dejando caer guitarras acústicas, pianos, bajos, percusiones que casi no se notan, vibráfonos, cuartetos de cuerda, arpas, banjos y, en ocasiones, un cuarteto de coristas. Sí, suena familiar porque ése ha sido el modus operandi del grupo en sus siete discos anteriores. Y apetece volver a escucharlo otra vez más, aún sabiendo que, a diferencia de su modelo Brian Wilson, los textos de Sean O’Hagan miran más al mundo que hay a su alrededor que dentro de sí mismo.

 

Después de sus obras magnas, Gideon Gaye (95) y Hawai (96), el grupo entregó tres discos en los que intentaba reproducir con escasas variaciones su sonido entregado a actualizar lo mejor de los Beach Boys, los ecos de Burt Bacharach y algo de Steely Dan. Tras tres años de descanso, Beet, Maize And Corn en el 2002 mostró que la posible evolución pasaba por algo de electrónica y una cierta experimentación. Pero Can Cladders, con 13 canciones en menos de 40 minutos, desanda el camino desbrozado y vuelve a mediados de los 90 para entregar su mejor disco desde entonces, incluyendo, entre lo más destacado, “The Old Spring Town”, una bossa-nova con voz femenina y arpas, “Rollin’”, un perfecto tema para el inicio de la primavera (“Le decimos hola a los ríos y las montañas”, repite incansablemente), y “Honeytrop”, con ritmo casi reggae, cuerdas y ritmos entrecortados a los que acompaña la voz de Sean O’Hagan intentando ir más allá de lo que se le supone.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *