ULTRASÓNICA 2007 DISCOS LA BUENA VIDA: Sencillos

ULTRASÓNICA 2007 DISCOS LA BUENA VIDA: Sencillos

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

DISCOS 2007


LA BUENA VIDA: Sencillos (Siesta)

 

 

A falta de un recopilatorio del grupo, esta caja que ahora se edita de La Buena Vida se descubre como uno de los mejores repasos de su ya larga carrera, y eso sin incluir -casi- ninguna de las canciones por las que todos los conocemos. Dividida en cinco compactos separados en sendas cajas de cartón, y con una media de cinco canciones por disco -cuatro en dos casos, cinco en otros dos, siete en el último de versiones-, ésta es otra forma de acercarse a su repertorio.

 

El primero, con un añadido inédito en España, “Tardes de café”, y el segundo, al que se incorpora “Bajo el paraguas”, grabados en el 92 y el 94, y con las referencias 7  y 17 respectivamente del catálogo de Discos Siesta, nos recuerdan aquel grupo que fueron en un momento, con canciones pop más dinámicas e inocentes. La recuperación de estos dos buscados singles descatalogados ya tiene la suficiente entidad como para convertirlo en suficientemente atractivo, y aunque puede que no sea su época más memorable, en canciones como “Velomar” ya se adivina lo que estaba por venir.

 

EL EP Magnesia del 95 sigue siendo hoy uno de sus discos más celebrados, aunque casi nunca volvieron a recuperar aquellas canciones que coqueteaban con ritmos más bailables, si es que alguien ha llegado a bailar alguna vez estas cuatro canciones. “Magnesia”, “Menta y agua”, “A pesar de todo” y “En bicicleta 1995” forman, junto al disco de larga duración Soidemersol los dos discos que uno recomendaría a ciegas de los donostiarras.

 

El cuarto de los EPs aquí recogidos incluye cuatro canciones de distintos singles de su última etapa en el sello Siesta, antes de saltar a Sinnamon Records. Y en él están alguna de las canciones más hermosas del grupo, sobre todo de las desconocidas para quienes no tienen todo de su discografía, empezando con “Dulce y callado” y pasando por “Guillermine” y “Mil ventanas abiertas”, la que más claramente entronca con la etapa que emprenderían a continuación.

 

Queda para el final un quinto EP armado con las versiones que el grupo ha ido dejando caer en distintos discos: Jonathan Richman (“That Summer Feeling”), The Velvet Underground (“Candy Says”), The Beatles “Here, There And Everywhere”), Fórmula V (“Mas yo no tengo nada”) Love (“Old Man”) y Alaska y Dinarama (“Cómo pudiste hacerme esto a mí”), al que suman la original “H. Powell”, que compusieron para el Festival de Cine Fantástico de San Sebastián a partir de la película favorita del que esto suscribe, La noche del cazador. Y la caja cobra todo su sentido, con el diseño, como siempre, a cargo de Javier Aramburu.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *