THE WATERBOYS

The Waterboys, la gran música

WATERBOYS

         Mike Scott, trovador y viajero, presenta el primer álbum de The Waterboys en siete años. Después de éxitos como “The Whole Of The Moon”, discos como A Pagan Place, This Is The Sea, Fishermen’s Blues o Room To Roam, y dos intentos en solitario con menos éxito, retoma el nombre de sus grandes momentos en los 80. 

        En A Rock In The Weary Land, Scott se adentra en nuevos territorios con atmósferas sampleadas y efectos mientras mantiene las melodías y letras que caracterizaron siempre a los Waterboys, sobre todo el sentido épico de sus canciones. Aquí nos presenta una por una sus nuevas composiciones. 

– “Let lt Happen”

– Cuando volví a Londres a mediados de los años 90, después de 10 años de ausencia, aquello parecía una casa de locos. Esa sensación se puede percibir en la canción, que está ambientada en el Londres del Milenio. 

– “My Love Is My Rock In The Weary Land”

– “A rock in the weary land” – “una roca en una tierra gastada”- es una frase de una antigua canción gospel. Su religión era su roca. Para mí el amor ha sido mi roca en mi tierra gastada particular. Quería esa fuerza del gospel en la canción así que invitamos al Coro Comunitario de Londres. 

– “lt’s All Gone”

– En esta utilicé guitarras de doce cuerdas Y un macro-sintetizador. Es un pequeño pedal que me permite manipular el sonido en mil formas distintas. Ese sonido que surge incontenible al final… eso es lo que hace ese instrumento. 

– “Is She Conscious?”

– La canción surgió a partir del título. Trata de una mujer intocable y distante: podría ser cualquiera. La bellísima armonía alta de teclados es de Thighpaulsandra. La melodía del piano tiene influencias de una canción de 1970 llamada “ls She Waiting?” que compusieron Macdonald y Giles. 

– “We Are Jonah”

– Jonah (Jonás) fue el tío que acabó en la tripa de la ballena. Había una vieja historieta que hablaba de él, de un marinero patoso y gafe que acababa hundiendo todos los barcos en los que navegaba. Esta canción es esa historia traducida a música. 

– “Malediction”

– Una buena “mala vibración”. Perdona que no lo aclare más. Podría tratar de cualquier personaje o sentimiento homicida. No es autobiográfica, pero comprendo ese sentimiento.  

– “Dumbing Down The World”

– Hecha en honor de todos aquellos que querrían invertir nuestra evolución y hacernos más tontos. Invertí la batería y traté de que sonara como si hubiese sido grabada en el infierno. Ya me dirás si lo hemos conseguido. 

– “His Word Is Not His Bond”

– El muestreo del principio es de una grabación gospel de 1927, “The Liar”, de un predicador llamado lsaiah Shelton. Me gusta como sirve de introducción a mi canción. La batería la programó un músico joven y brillante llamado Rowail Stigner. 

– “Night Falls On London”

– Es como Morricone haciendo hip hop. Está Inspirada por bandas sonoras que recordaba a medias y una mandolina comprada en una visita a una tienda de instrumentos india en Southhall. 

– “The Charlatan’s Lament”

– Contiene guitarras micro-sintetizadas, muestreos de altavoces Leslie, voces de locura, un sonido curvo de teclado a través de amplificadores distorsionados de guitarra, tonos a través de pedales de wha-wha, efectos de viento… Complicada a la hora de grabarla. 

– “The Wind In The Wires”

– Aunque no trata de eso, las escenas de la guerra en Kosovo, de toda esa gente huyendo de sus casas, ha tenido una gran influencia sobre la atmósfera de esta canción. 

– “Crown”

– Es otra idea sacada de la música gospel: que la Tierra no es nuestro verdadero hogar, pero que cuando morimos llegamos a la Tierra de Dios y cuando lleguemos allí llevaremos una corona. La verdad es que esa idea me toca muy profundamente. Para la grabación llamé a Gilad Atzmon, un saxofonista de jazz que había visto tocar. Toca el solo de saxo tenor al final. Thighpaulsandra también participa con su arpa. Y Anthony Thislethwaite toca una increíble parte de mandolina eléctrica blues con slide que te despeina si te acercas mucho al altavoz. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *