SUFJAN STEVENS: Carrie & Lowell

MEJORES DISCOS INTERNACIONALES DEL 2015

SUFJAN STEVENS: Carrie & Lowell (Asthmatic Kitty)

SUFJAN STEVENS - Carrie & Lowell

En estos días repasamos los grandes discos del 2015, los que más han gustado al responsable de Ultrasónica. Después de los tres discos gallegos, les siguen los estatales y los internacionales. El cuarto de los internacionales, el nuevo disco de Sufjan Stevens. 

Hay una opinión extendida según la cual cuanto menos eléctrico y más acústico sea un disco, más personal será. Evidentemente, no tiene que ser siempre así, pero este álbum sí confirmaría tal aserto. Sufjan Stevens ha tardado cinco años en darle continuidad a The Age of Adz, su entrega más electrónica, aunque desde entonces ha trabajado en una banda sonora, con un ballet y ha editado un disco navideño y un EP con Sisyphus. Ni rastro, por tanto, de aquellos 48 discos que le faltarían para dedicarle uno a cada Estado de los USA.

Ha sido una experiencia traumática, la muerte de su madre, la que le ha removido las ganas de componer y editar un nuevo álbum. De hecho, es su madre y su padrastro quienes posan en la portada en una foto ajada y le dan título con sus nombres. Buscando identificar la fuente de su miseria para aceptarla y poder pasar página, el disco da testamento del dolor de esa historia personal revivido a través de imágenes y secuencias del pasado. La conclusión es clara: vivimos en tiempo prestado, así que conviene aprovecharlo al máximo.

Para revestir estas canciones catárticas, Stevens ha optado por recuperar su faceta más folk y acústica. Aunque fueron grabadas en distintos lugares y con algún invitado como Lara Veirs, no se trata exactamente de maquetas, sino de documentos de un período oscuro de su vida. Como le ocurrió a Beck el año con Morning Phase, seguro que le llueven los reconocimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *