SR. CHINARRO

Sr. Chinarro, es de justicia

 

         Vuelve Antonio Luque, el empleado de la fábrica de bollería industrial. Aunque, en su caso, es más conocido por su aventura única como Sr. Chinarro, ya con diez años en activo. El ventrílocuo de sí mismo es su nuevo disco, en el que abandonan las canciones más difíciles de su anterior álbum, Cobre cuanto antes. Luque nos lo presenta con sus escasas palabras.

¿A qué se debe tanta producción de Sr. Chinarro en los últimos tiempos?

         – Se debe a que salgo menos. Me da la impresión de que hay que llegar a un punto nuevo y hay que hacer camino.

¿Se parece el resultado de El ventrílocuo de sí mismo a la intención que había antes de grabarlo?

        – He comprendido recientemente que hay que emplear en el estudio las mismas fuentes de sonido que en casa. Por sustituir unos matices por otros terminas cambiándolo todo. Es divertido pero arriesgado. Ya no hay tiempo que perder -ni siquiera pagándolo-.

¿Es este disco la vuelta a la melodía pop después de las canciones más áridas de Cobre cuanto antes?

         No los oigo yo tan distintos. Algo más obtuso era yo cuando era más joven. Habrá quién me eche de menos así. Aunque los singles sean siempre más sencillos.

¿Cuál ha sido la aportación de Alfonso Espadero al disco?

        – Sensatez. Me conoce bien. Sabe mucho de música. Se ha empeñado en que haga las cosas como Dios manda. Ojalá lo consiga.

¿Hay algún productor con el que te gustaría trabajar?

         Me gusta oír todas las opiniones posibles. De todo el mundo se aprende algo.

¿Cómo están de escondidas las sensaciones que pretendes reflejar en las letras? ¿Se les dan muchas vueltas antes de ser definitivas?

        – Pretender que sólo reflejo sensaciones no es muy halagador en mi opinión. Me parece a mí que el sentido está siempre escondido.

¿Tus influencias musicales, consciente o inconscientemente, vienen sobre todo de los 80?

         También en los 90 oí música. Y ahora. Todo pasa por el filtro. Algunos sólo tienen boquilla.

¿Algún descubrimiento musical reciente que ni te esperaras?

        – Me gusta que vuelvan las guitarras.

¿Qué relación tenéis con vuestro club de fans y qué os parece su existencia?

         Ahora grabo las maquetas con más decencia. Creo que era eso lo que querían de mí. No debieron esperar más que canciones. Como personaje me doy demasiada libertad.

¿Ganan las canciones en función de quien las toque -lo digo por los cambios en la formación-?

         Hay que saber tocar y tomárselo en serio. Nada más y nada menos.

¿Hay síntomas de desilusión  por la poca repercusión de los discos a nivel de ventas?

         La desilusión alimenta nuestra música desde el principio. Lo que no mata engorda.

¿Qué cosas cambiarías de vuestra trayectoria si pudieras volver a empezar?

         Todo menos las canciones.

Por último, ¿cómo se relaciona la bollería industrial con la música pop?

         Regalaban cromos de Operación Triunfo el año pasado. ¿Te refieres a eso?

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *