SIDONIE

Sidonie, en su jardín de las delicias

sidonie

 

         “Me tienes tan fa, fa, fa, fa, fascinado”. Para que no haya dudas, Sidonie comienza la primera canción de su nuevo álbum directamente con el estribillo. Es casi una declaración de principios, un regreso al ABC del pop: elemental, fresco y contundente. Fascinado es pop denso, imaginativo y rico en sonoridades. Sorprendente y nuevo. Diferente. Y lo presentan este fin de semana en Galicia: el jueves en Santiago (Sala Capitol), el viernes en A Coruña (Playa Club) y el sábado en Vigo (Spectra).

 

Fascinado es, pues, el tercer álbum de Sidonie -nombre inspirado en una canción interpretada por Brigitte Bardot en 1962 en la película Vie privée-, grupo formado en 1997 por Marc Ros, Jesús Senra y Axel Pi tras encontrarse gracias a un anuncio para formar un grupo con influencias de The Beatles, Rolling Stones, The Byrds, David Bowie, The Velvet Underground, Syd Barrett, The Doors y Love.

 

Su nuevo disco viene envuelto bajo el manto del enigma, al presentarse con un cambio de idioma y algunos nuevos sonidos. Ellos mismos son conscientes de que su paso adelante puede que no le guste a todo el mundo. “¿Nos abuchearán como cuando Dylan se electrificó? ¿Nos insultarán como a un jugador que ficha por el equipo rival? ¿Nos mirarán mal porque hemos dejado de llevar las faldas hasta los tobillos por la sugerente mini-falda de Mary Quant?,” se preguntan.

 

Este tercer álbum de Sidonie abre una nueva época en su trayectoria, principalmente porque es el primero cantado en castellano. “Hace unos meses, cuando empezaron los ensayos para la grabación de nuestro tercer disco y estaba tomada firmemente la decisión de cantar en castellano, cada una de estas preguntas nos martilleaba el cerebro. Poco a poco fuimos descubriendo cómo la fusión de las palabras se complementaba de forma inmediata y natural con nuestra música y nos dimos cuenta que el reto al que nos habíamos expuesto estaba resultando fascinante, que nos excitaba la idea y que valía la pena seguir adelante”, asegura el trío.

 

“Sin duda, lo de escribir en castellano responde únicamente al giro no tan repentino tomado por nuestra inquietud como creadores”, continúan explicando su polémico giro, “por la necesidad constante de cambio, por la búsqueda de nuevos territorios por explorar”. Así visto, Fascinado da la razón a Sidonie.

 

Como ya es habitual, las canciones de Sidonie son un viaje por la historia de la mejor música del último medio siglo, tan nueva y actual como inspirada y deudora con el gran pop que ha marcado tendencias y estilos. En la música de Sidonie hay ecos de lo más recuperable de algunos grupos españoles de los 60 (Brincos, Iberos), de la psicodelia californiana, de los primeros Pink Floyd con Syd Barrett, pinceladas del funk de los 70, olores de música india, ambientes de algunos grupos de los 80 que mantuvieron la llama…

 

Sidonie descubre y se inspira, pero no copia. Crea una música propia recuperando sonidos. “Ahora que todo avanza sin miedos, este deseo de cambio también empieza a manifestarse en los arreglos musicales. Hemos descubierto los milagrosos efectos aleatorios de sintetizadores analógicos como el Juno 60 o el Micro Korg, así como la posibilidad de ‘psicodelizar’ una canción con un clavicordio interpretado en clave barroca”.

 

Así, a la operación de reciclado le sacan el máximo partido gracias a su mejor baza: las canciones. Las canciones de Fascinado vienen marcadas por estribillos tan sencillos como sorprendentes, con melodías y coros que también diferencian a Sidonie de sus contemporáneos. Escuchando canciones como “Fascinado”, primer single del álbum, o “Joe” no hacen falta más explicaciones.

 

Todo el disco está trenzado por guitarras con sonidos muy cuidados y de cierto sabor añejo, con algún leve acercamiento al funk (“Boheme”, “Fiebre”), a sonidos más acústicos (“Jardín polar”, “Gente de Barrett”) y a la tranquilidad de los tiempos lentos (“Viajero nocturno”). El resto del álbum (“Dos murciélagos”, “Acrobacias en Exopotamia”, “Mientras todo avanza” y “Tienes gracia”) se mueve en ritmos medios y rápidos, con juegos de voces que enriquecen las canciones y completan ese ambiente pop-sicodélico marca de la casa.

 

         Ya los títulos, como se puede ver, avanzan que no estamos ante un pop convencional. “Canciones como “Fascinado”, “Dame Tus Mantras”, “Mientras Todo Avanza”, “Fiebre” o “Joe” tienen títulos que nos siguen pareciendo hoy exóticos”, aseguran, “a la espera del momento que empiecen a sernos familiares, cuando tú las escuches… y te lleguen a gustar”.

 

Fascinado no puede dejar indiferente. Al trío le da igual y se muestra contundente en su valoración: “No queremos perder nuestra mirada paranoico-crítica y queremos poder enredarla ahora entre los campos marcados por un idioma que nos es más cercano, con lo que está convirtiendo a este momento en un juego enriquecedor y, a nuestro parecer, a este nuevo álbum en lo mejor que hemos hecho nunca”.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *