ROTY 340

Roty 340, el murciélago silencioso

 

         Ya tenemos un nuevo héroe de la electrónica gallega. Tras Juan Carlos Ordóñez y sus múltiples encarnaciones -Grado 33, Prozack, Gauss, Discodé y Radio-, y después del proyecto de Arturo Vaquero como Humanoid, ahora se edita el primer disco publicado por una discográfica convencional de Roty 340.

         Roty 340 era conocido hasta ahora por formar parte de La Familia, el grupo hip-hop de Vigo donde también está El Puto Coke. “En el primer disco del grupo rimaba y hacía instrumentales,” confirma Roty. “En el segundo disco, Queimada, como coincidió con mi viaje a Londres, sólo compuse un par de instrumentales.” 

De todas formas, y al margen del grupo, Roty 340 lleva ya un tiempo componiendo música para su propio proyecto que es, incluso, anterior a lo de La Familia. “Compongo música para un proyecto mío desde el principio. Comencé haciendo cosas en solitario y, luego, surgió lo de La Familia.” 

Roty 340 empezó en 1994 en Vigo, grabando varias maquetas. En 1998 grabó su primer disco con La Familia y, al mismo tiempo, comenzó a trabajar en proyectos más abstractos, contando con la colaboración de músicos y cantantes de soul, hasta llegar a Volumen Global, grabado en 1999, un trabajo de 74 minutos de música instrumental que abarcaba muchos estilos.  

Después de este primer disco, editó para el sello SuperEgo el vinilo de 12 pulgadas titulado Delicatessen, con ventas importantes en Japón. El propio DJ Krush incluyó en su sesión del festival Sonar de 2002 dos de los temas de aquel vinilo. A finales de 2000, Roty 340 se traslada a Londres y es allí donde compone y graba su segundo disco, Volumen Global V2.0, que se edita en enero de 2002, aunque, de nuevo, a un nivel minoritario.  

“Los dos discos anteriores se lanzaron  con rollo underground total y se llamaban Volumen Global. Hice dos volúmenes. El segundo tiene 35 canciones y lo compuse íntegramente en Londres.” Poca gente llegó a escucharlos, así que hay curiosidad por saber qué había en ellos. “Pues es difícil explicarlo con palabras. Los estilos son muy subjetivos, quizás se le pudiera llamar hip-hop crudo e instrumental… No sé, yo lo llamo rock por computador.” 

Después editó seis canciones incluidas en los últimos tres números de la revista Serie-B, contando con la colaboración de la cantante Malinche en el tema “Omme Sclave” del último número. Ahora lleva un año asentado en el barrio de Lavapiés en Madrid y desde allí edita su primer disco, Tzootz: Exterminio mental. El disco, distribuido por BOA, está publicado por Tzootz -que comparte nombre con el disco-, una factoría creativa musical y multimedia en la que están la revista Serie-B, el sello SuperEgo, Dámaso Hernández y el propio Roty 340.  

Pero Tzootz tiene más significados. “Tzootz significa murciélago en el horóscopo maya. Soy un apasionado de las culturas mayas y egipcias. Los que hemos nacido entre el 21 de julio y 21 de agosto, los Leo, somos Tzootz en el horóscopo maya, o sea, murciélagos. Es el concepto del sello y de esta primera referencia: un murciélago mudo que decide escapar de su exterminio mental para explorar el mundo real en el más absoluto silencio. Es la metáfora de mi persona como compositor, difundir mi música, difundir mis sentimientos.” 

Su nuevo disco, el primero que lo dará a conocer en todo el Estado, nace desde el mundo del hip-hop, pero está abierto a otros muchos estilos. “Sí, al reggae y al dancehall… Mucho rollo tipo Jamaica; me tira mucho ese tipo de música últimamente.” Curiosamente, parece que casi todo lo que le influye es música de color, aunque él no está muy de acuerdo. “¿De color? No sé, me influye cualquier música que tenga duende, me da igual si es en color o en blanco y negro.” 

Este disco ya causó expectación antes de su publicación con la solicitud de un tema para nada menos que el nuevo proyecto de DJ Vadim, Stereo Pictures Vol. 3, y en Japón dos de sus canciones han sido incluidas en el recopilatorio Standarize 04.

Otra de las sorpresas del disco es la influencia de las músicas más étnicas en el sonido de “Vete sin destino” y “Karnak’s Shining”. “Sí, el rollito Granada árabe me flipa. La música árabe y el flamenco tienen muchísimo que ver y si, además, lo mezclas con beats potentes, creo que el resultado final mola bastante.” 

Por aquí no es tan habitual, pero fuera suelen publicarse discos con varios invitados en las voces. En Tzootz: Exterminio mental colaboran, entre otros, gente como El Puto Coke, Malinche (cantante de soul) o Benjamin (vocalista de raggamuffin). “Los invitados a la grabación aportaron los arreglos para que mi fórmula de creación musical se perfeccione al máximo. Sin ellos, el disco tendría un ambiente mucho más cerrado, sin tanta riqueza. Creo que mi disco no es sólo de música electrónica; es una mezcla de electrónica, voces e instrumentos reales.” 

Roty 340 no rehuye, como otros, el directo. “Tenemos una gira para enero y estos meses he dado unos cuantos conciertos por Madrid. En estos últimos ha colaborado conmigo Destro187, el DJ que hace scratch encima de mis beats en directo. Es una máquina. He hecho varios conciertos con Benjamin cantando reggae. También hice un espectáculo en La Casa Encendida de Madrid con dos bailarinas de danza contemporánea, además de Ana Morales, Vera Echevers y Ruth Sansegundo a la voz y Carlos Rossi a la trompeta. Fue en un teatro y creo que salió un buen concierto. Repetiré este espectáculo en marzo para “Edición Madrid”, así que ya sabéis, pasaros a verlo.” 

No es una propuesta habitual la suya, y Roty 340 es consciente. “Haciendo exactamente lo mismo no veo a nadie. Lo que sí veo es a gente haciendo cosas con mucha calidad. De todos modos pienso que la cultura musical de nuestro Estado es muy pobre. Hippaly es un peña que mola. A ver para cuando un nuevo disco. Espero que sigan en activo.” 

Y si en España la cultura es pobre, ¿qué pasa en Galicia? “No sé bien. Tampoco es que conozca a mucha gente. Hace años había bastante gente, pero no sé qué es de ellos ahora. Supongo que es una música que no tiene bastantes salidas como para vivir de ello. Lo de menos es dónde hagas la música, lo importante es tener siempre ideas nuevas y frescas.” 

Roty 340, aunque sea aún un desconocido para muchos, lleva ya casi 10 años trabajando y no va a dejarlo fácilmente. “Ya estoy preparando mi nuevo disco, aparte de mi espectáculo audiovisual, que comenzaré en el 2004. También estoy preparando ideas para un musical, rollo mediometraje.” Pues nada, que desde ahora le seguiremos la pista.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *