REM

REM, al margen de las modas

         La publicación de In Time: The Best Of R.E.M. 1988 – 2003 es mucho más que una colección de grandes éxitos. Es una ocasión para reflexionar sobre el asombroso legado creativo y cultural de uno de los grupos más innovadores e influyentes de la era del rock & roll.

        Se trata de un verdadero cursillo sobre el potencial expresivo de la música pop. Esta recopilación de dieciocho temas esenciales vuelve a recordarnos una vez más el papel fundamental de R.E.M. en la creación del sonido de las dos últimas décadas. In Time: The Best Of R.E.M. 1988 – 2003 hace honor a su título, convirtiéndose en un documento musical indispensable de nuestra época.  

        Además, la inclusión de dos nuevos temas originales (“Bad Day” y “Animal”) da testimonio de la inagotable vitalidad creativa de la banda. Equiparables en calidad a los imponentes logros del resto del álbum, el nuevo material pone de relieve el compromiso que R.E.M. ha venido asumiendo desde el principio de su carrera, cumpliendo e incluso superando las más ambiciosas expectativas de sus fans. “No fue difícil escoger las canciones de este disco,” destaca Peter Buck. “Había diez u once en las que todos estábamos de acuerdo desde el principio.”  

        “Casi todas estas canciones llegaron a ser éxito en algún lugar del mundo,” añade Michael Stipe. “Pero hemos aprovechado también la oportunidad para reintroducir cierto material que quizá no era tan conocido para el público americano, temas como  “Imitation Of Life” y “The Great Beyond”. Un buen álbum de éxitos tenía que tener cierta amplitud de miras, y creo que todos hemos compartido el mismo sentimiento mientras trabajábamos con este material, un sentimiento de orgullo. Esta música ha llegado a mucha gente, en muchos lugares diferentes, y durante mucho tiempo.”        

        “Cuando empezamos en este mundo, éramos un grupo de chicos entusiasmados por la música, pero sabíamos poco de los medios de comunicación,” corrobora Buck. “Cuando escucho de nuevo estas canciones, recuerdo lo lejos que hemos llegado, y lo apasionante que ha sido recorrer este camino.” 

         “Es un poco irónico,” comenta Mike Mills en relación con el título del álbum. “El hecho es que nunca hemos estado exactamente “in time” (es decir, siguiendo el mismo ritmo o “a la moda”) con la música pop. Pero de alguna forma, durante todo el proceso, nos las hemos arreglado para crear todas estas canciones a las que la gente ha respondido tan bien.” 

         “Nuestro primer gran álbum de éxitos se titulaba Out Of Time,” añade Peter Buck. “Queríamos bromear un poco sobre este concepto. Quizá, finalmente, hemos llegado a tiempo.” Se trata de un argumento ampliamente confirmado por la tozuda insistencia de R.E.M. en preservar su autonomía creativa, convirtiéndose así en modelo para innumerables grupos que vinieron después, y para otros que aún siguen apareciendo. “Nunca nos hemos limitado a ninguna categoría musical,” responde Stipe. “No somos un grupo de música folk, pero tampoco exactamente un grupo de rock o de pop. De cada uno hemos tomado los elementos necesarios para hacer algo a nuestro propio estilo. Pero eso es algo continuamente cambiante.”  

        Estos cambios han quedado reflejados en “Bad Day” y “Animal,” los dos nuevos temas incluidos en In Time: The Best Of R.E.M. 1988 – 2003. “Pensé que sería fácil escribir un par de canciones para colocarlas al final del disco de éxitos,” explica Stipe. “Pero dos meses después de empezar con el proceso de elaboración del disco, me di cuenta de que esos temas tenían que estar a la altura de los temas más famosos de nuestra carrera.”  

        “No podían ser sólo un par de caras B. “Bad Day” nació en el año 86 o 87, cuando estábamos trabajando en Document. El estribillo es de aquella fecha, pero toda la tercera estrofa es nueva y terminamos haciendo una canción que habla de dos generaciones de políticos americanos, sobre los que damos nuestra opinión. Es también una crítica a los medios de comunicación por su forma de abordar la política; tratamos de poner de relieve el conflicto entre la verdadera información y la información entendida como entretenimiento.” 

        “Animal” es una canción rock de altísimo voltaje, un extraño tema con coros desafinados y extrañas texturas de guitarra,” explica Buck. “Surgió de forma muy espontánea. Escuchamos una vez la maqueta, la tocamos tres veces, y ya sonaba estupendamente. No regrabamos prácticamente nada, excepto las voces y el solo de guitarra. Es un tema muy divertido de tocar, así que lo hemos estado tocando en directo todas las noches durante la última gira.” 

          “Consideramos este álbum de éxitos como el cierre de un capítulo,” concluye Stipe. “ Es una forma de darle las gracias a nuestros fans, dejar atrás el pasado y preparar el camino a lo que aún queda por llegar.” Que, seguro, será mucho y, probablemente, esté a la misma altura.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *