NORAH JONES

Norah Jones, jazz para todos los públicos

        Por fin un disco de jazz se encarama a lo alto de las listas. Su responsable es una joven de 22 años llamada Norah Jones que ha aprendido bien de los clásicos. Come Away With Me combina elementos de jazz, de soul, de música country  y de folk-pop. Juntos producen una mezcla cálida y espontánea que elimina las fronteras musicales y que se ha hecho con un buen fajo de premios Grammy. Sin duda, este álbum entusiasmará por igual a apasionados de Sade, Dwight Yoakam y Nick Drake. 

        Norah Jones, nacida el 30 de marzo de 1979 en Nueva York, se trasladó en 1983 a Grapevine, una urbanización a las afueras de Dallas, Texas. “Mis primeros recuerdos musicales son de la amplia colección de discos de mi madre, Sue,” comenta la cantante, “y de la música que oía en la radio en programas de clásicos de siempre. A los cinco años cantaba en el coro de la iglesia. Después empecé a tocar el piano a los siete, y en la escuela secundaria aprendí a tocar el saxofón.” 

        Los clásicos también estaban en su casa. “Mi madre tenía una colección de ocho álbumes de Billie Holliday. Había uno que me encantaba y que oía una y otra vez, sobre todo mi canción favorita de todas, que era “You Go To My Head” 

        Cuando  cumplió 15 años, su madre y ella se trasladaron de Grapevine a Dallas, ciudad en la que se matriculó en una escuela secundaria para las artes interpretativas y visuales, centro en el que también estudiaron la cantante de soul Erykah Badu y el trompeta Roy Hargrove.

        “Mi primera interpretación en público tuvo ocasión la noche de mi decimosexto cumpleaños en una sala local,” asegura, “donde canté “I’ll Be Seeing You” de Billie Holliday, que había aprendido fijándome especialmente en la interpretación que de ella hacía Etta James.”  

        En la escuela secundaria Norah se hizo con los premios en la categoría de Mejor Cantante de Jazz en 1996 y 1997 y Mejor Composición de Jazz en 1996 y 1997. “Tras diplomarme en este instituto, me matriculé en la Universidad del Norte de Texas, que goza de prestigio nacional por la calidad de sus programas de música,” continúa. “Allí me especialicé en piano jazz. Durante mis años universitarios también formé parte de un grupo llamado Laszlo, que interpretaba una música que se podría definir como rock misterioso y tirando a jazz.” 

        En el verano de 1999, Norah aceptó la invitación de pasar el verano en el piso de un amigo en Greenwich Village. Llegó a Manhattan… y ahí se ha quedado hasta ahora. “La música me ata aquí,” dice. Hay tanta actividad musical que es apasionante. Me encanta oír las canciones fantásticas de compositores que tocan en lugares como The Living Room. Es una ciudad maravillosa donde todo es posible.”

        Más o menos durante un año, a  partir de diciembre de 1999, Norah cantó habitualmente con el grupo de funk-fusión Wax Poetic, aunque tardó poco en organizar su propio grupo con Jesse Harris, Lee Alexander y Dan Rieser. “En octubre de 2000 grabamos una selección de maquetas para Blue Note Records, y en función de estas grabaciones y de una actuación en directo, me ficharon en ese sello clásico del mundo del jazz en enero de 2001. Además, canté dos canciones -“More Than This” de Roxy Music y “Day Is Done” de Nick Drake- en el álbum del guitarrista Charlie Hunter titulado Songs From The Analog Playground.” Con ese grupo, Norah ha cantado en múltiples ocasiones en directo. 

        Por fin se enfrentó a la grabación de su debut, Come Away With Me, en mayo de 2001. El trabajo preliminar de producción con Craig Street se hizo en el estudio Bearsville en Woodstock, Nueva York. En agosto de 2001 la cantante y sus músicos se pusieron de nuevo manos a la obra, esta vez con el productor Arif Mardin, veterano y conocido por sus trabajos ya clásicos con artistas de la talla de Aretha Franklin, Dusty Springfield, Laura Nyro, Roberta Flack y Willie Nelson, por nombrar solamente a unos pocos. 

        No todo fue tan fácil. “Estaba muy nerviosa al principio. No quería tener que trabajar con un productor muy célebre que ha conseguido tantos éxitos y que eso me impresionara tanto que me cohibiera… Pero Arif, descubridor de Aretha Franklin y Alicia Keys entre otras, es absolutamente encantador, muy tranquilo. Hizo todo lo que pudo para que yo supiera siempre lo que quería, de manera que el álbum saliera lo mejor posible. Además, Arif tiene unas ideas brillantes. Jamás pensé que conseguiría hacer un álbum como éste tan pronto; creía que tardaría al menos cinco años en llegar a estar preparada. Éste es el álbum que de verdad siempre desee hacer.” 

        En su disco de debut, Norah Jones no solamente compuso la impresionante canción que da título al álbum, “Come Away With Me”, sino que es también autora de “Nightingale” y coautora de “The Long Day Is Over”. A la canción de Hank Williams “Cold, Cold Heart”, Norah Jones le da un aire sofisticado de western con un toque de swing, y transforma por completo la balada de blues “Turn Me On” de John D. Loudermilk, en la que le da las gracias a Nina Simone, de quien aprendió la canción.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *