NEON NEON: Stainless Style


NEON NEON: Stainless Style (Lex-PIAS)

 

 

Aún está reciente el disco de Super Furry Animals, Hey Venus!, pero los galeses, en lugar de dar por acabada su aventura,  parecen más activos que nunca. Al recopilatorio de la serie Trojan a cargo de Guto Pryce, un proyecto orquestal junto a Charles Hazlewood, las recopilaciones Welsh Rare Beat y la aventura en paralelo con Acid Casuals de Cian Ciaran, entre otros, hay que sumarles el segundo disco en solitario de Gruff Rhys y su nuevo proyecto junto al rapero Boom Bip bajo el nombre de Neon Neon.

 

Resulta cuando menos sorprendente escuchar a Gruff Rhys cantando sobre un sonido electro que combina el pop, el rock, el hip-hop y la música disco, pero eso quiere decir que ahora, más que nunca antes en su trayectoria, se encuentra abierto a todo tipo de colaboraciones y espectros sonoros. En este caso, el productor Boom Bip es a quien se le debe, sobre todo, la amalgama de sonidos de su debut, Stainless Style.

 

Dos fueron las canciones que dieron origen y unidad a este disco: “Raquel” y “Trick For Treat”. Ambas hablaban ya, como luego lo haría todo este disco, de la vida de John DeLorean, el primer ingeniero de automóviles que vivió una vida de playboy, desde sus comienzos en la ciudad del motor, Detroit, hasta convertirse en uno de los ejecutivos mejor pagados de la General Motors.

 

Tras dejar el empleo en el que lo tenía todo, se empeñó en crear su propio imperio, DeLorean Motor Company (DMC). La joya de la corona sería el coche DMC-12, inmortalizado en la película Regreso al futuro. Pero no pudo mantener su nivel de vida, su compañía fue a la ruina y acabó en prisión con una condena de 60 años por verse involucrado en un golpe con cocaína por el medio por valor de 24 millones de dólares.

 

Es fácil ver el interés del dúo en esta historia típica de quien persigue el sueño americano, lo consigue y lo pierde todo. Podría ser el argumento de una película, pero también, como queda claro aquí, de un disco en el que los sonidos electrónicos sirven para documentar esa historia relacionada con el acero, las mujeres, las fiestas, el mundo superficial de las celebridades e, incluso, la conversión al cristianismo en sus últimos días de su protagonista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *