LILY ALLEN

Lily Allen, joven y suficientemente preparada

LILY ALLEN

 

Lily Allen se ha convertido, con su primer disco Alright, Still, en una de las revelaciones del año. Gran parte de su éxito se lo debe a Internet, donde más de un millón de personas habían escuchado ya su música, además de descargarse sus dos mixtapes gratuitos, atrevidas remezclas de su propia música con toda una selección dispar de otras melodías, que se convirtieron en objeto de coleccionismo por derecho propio.

 

Lily Allen es esa cantante y compositora de 20 años con un extraño destello en sus ojos que ha causado estragos en la red a toda mecha. De pequeña, “era muy solitaria, la verdad. Fui a 13 colegios distintos, así que nunca tuve tiempo de forjar amistades duraderas. La música se convirtió en mi cuerda de salvamento”.

 

Nacida en Hammersmith, Lily creció muy rápido. “Escuchaba música punk, ska y reggae, cortesía de las colecciones de discos de mis padres. Vivimos en muchos sitios por todo Londres, Shepherds Bush, Bloomsbury, lslington, y absorbí toda la música que me rodeó. Me expulsaron de varios colegios y me enviaron a un internado, porque pensaron que aquello me refrenaría, pero huí a Glastonbury y a muchos otros sitios cuando tenía 14. Me iban el jungle y el drum’n’bass. Era evidente que no me gustaba la autoridad. Imagino que supe desde muy pronto que nunca haría un trabajo en el que tuviese que estar todo el día en una oficina”.

 

Finalmente, Lily abandonó la escuela a los 15, cuando quedó claro que sus necesidades creativas no estaban siendo satisfechas. “Siempre he leído mucho. Era frustrante cambiar tanto de colegio porque sentía que no podía expresar mis sentimientos tanto como hubiese querido. Los libros y la música me ayudaban a hacerlo. Empecé a obsesionarme por temas bastante arcanos, como las historias sobre evacuación en la Segunda Guerra Mundial y libros sobre la aristocracia del siglo XVIII. Empecé a sentir que quizá podía hacerme oír. Pero quería escribir acerca de mi propio mundo de una forma entretenida. Y eso hice.”

 

“Todo el día por la ciudad en la bici,

Porque la pasma me ha quitado el carné…

Todo parece estar en su sitio

Pero me pregunto qué pasará tras las puertas

Un tipo de aspecto pulcro sentado con una guarrilla

Después me doy cuenta de que es un chulo con su mejor puta” 

 

Las incisivas observaciones líricas de Lily no dejan traslucir su edad. “Muchas artistas femeninas, y también los hombres, en realidad, son cantantes aburridos que no dicen nada. Desde luego no a mi generación. Con el tipo de música que yo hago hay que ser directo y bastante literal. No toco ningún instrumento, lo que me hace centrarme más en la melodía vocal, y la letra es increíblemente importante para mí. No quiero formar parte de un decorado, sólo de pensarlo me pongo mala, y la mayoría de la música que escucho es de figuras desconocidas, con la que mejor me siento.” 

 

“Había una viejecita andando por la calle

Luchando con unas bolsas de la compra

Había gente en la ciudad almorzando en el parque

Creo que se dice “al fresco”

Entonces un chaval se acercó a echarle una mano

Pero antes de que tuviera tiempo para aceptar

Le golpeó en la cabeza, le dio igual si la dejó muerta

Porque se llevó todas sus joyas y su cartera”

 

La música que escucha Lily actualmente no es la que escucha normalmente un joven de 20 años. Incluso un rápido vistazo a su página web muestra una apreciación sorprendente de distintos tipos de música. Entre toda una serie de artistas dance sin contrato y otros artistas actuales figuran nombres como The Specials, Rip Rig & Panic, T. Rex (“posiblemente la mejor banda de la historia”) The Slits, Blondie y Wreckless Erick. Ah, y Kate Bush “cuando tenía mi edad”, Prince y Eminem.

 

Lily consiguió un contrato discográfico con Parlophone en diciembre. “Desde entonces todo se ha vuelto una locura. El apoyo que ha recibido mi música por Internet ha crecido rápidamente. Después lo más alucinante fue escucharla en la radio. La reacción ha sido tan positiva que me he quedado un poco descolocada. Pero estoy feliz y sé que las canciones pueden estar a la altura de las expectativas de la gente. Opté por empezar editando “LDN” como un discreto 7” para empezar de una forma decente. Sé que todos los temas del álbum son tan potentes que tenemos muchos más singles en la recámara. Me parece curiosa la forma de hablar de las discográficas, de ‘¿cuántos singles tienes?’. Quiero decir, ¿por qué no intentar hacer un álbum de 11 singles, en lugar de tres? Así es que eso es lo que he hecho.”

 

Por si fuera poco, su asalto a las listas parece haber sido premeditado teniendo en cuenta que un poco de música inteligente no viene mal. ¿Si no, cómo interpretamos sus últimas palabras? “El pop debería ser popular, pero emocionante e interesante, como T. Rex y The Clash. Steps y S Club 7 no deberían denominarse pop, sino basura.”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *