LAS DOS CARAS DE ENERO

Las dos caras de enero (Universal)

LAS DOS CARAS DE ENERO

         

Extraña saber que detrás de la cámara está el iraní Hossein Amini, a quien se le recuerda por el guion de la muy actual y postmoderna Drive. Para su debut como director, Amini ha elegido una novela olvidada de Patricia Highsmith que, parece ser, le impactó hace 30 años en su época universitaria.

El reto lo ha acometido adecuándose a las formas más clásicas, de las que el referente más reciente sería El talento de Mr. Ripley de Anthony Minghella. Ahí no falla la factura técnica, con una excelente banda sonora clásica de Alberto Iglesias. También el trío de actores (Viggo Mortensen, Oscar Isaac y Kirsten Dunst) suman al nivel de la cinta, destacando especialmente las escenas entre Mortensen e Isaac, en lo que parece el tema central de la película, más allá del suspense: una relación paternofilial en la que la única solución parece ser acabar (simbólicamente) con el padre y el pasado.

Sin embargo, lo que se podría esperar de una adaptación de Highsmith, que el suspense fuese el punto fuerte de la trama, nunca se llega a conseguir debido a un guion que, mal acostumbrados como estamos a continuos giros en las historias, nunca parece dar lo que se intuye, y eso a pesar del juego que podrían dar esos personajes que no son lo que parecen. Amini en su debut: mejor director que guionista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *