LA BRUJA

La bruja

Robert Eggers (Universal)

LA BRUJA

 

Su subtítulo proclama que se trata de “un cuento folklórico basado en leyendas de Nueva Inglaterra”, así que su argumento queda justificado desde el principio: la historia de unos colonos que deben dejar una comunidad y marchar a vivir aislados al borde de un bosque supuestamente embrujado remite, claramente, a las mujeres condenadas a la hoguera en Salem hace varios siglos.

No hay golpes de efecto o excesos sanguinolentos, sino que lo que prima en la obra del debutante (y sorprendente, por sus recursos y su dominio del lenguaje cinematográfico) Robert Eggers es una atmósfera verdaderamente conseguida e inquietante, apoyada en la perfecta composición y fotografía de Jarin Blaschke, que domina todas las escenas.

La tensión y la inquietud se consiguen a través de los diálogos de unos actores perfectos en su papel y secuencias que pesan como una losa, como la de la desaparición del bebé, y un terror más psicológico que explícito, que apela a temores escondidos y reprimidos, como sucedía en las recientes Babadook o It Follows. Súmenle un ‘final feliz’ de los más turbadores que se recuerdan y tenemos la película sorpresa, por inesperada y rotunda, del año.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *