JONSTON

Jonston, la sociedad de conservación del pueblo verde

 

 

Vuelve el ‘bardo pop con aristas’. José Ignacio Martorell, más conocido como Jonston. Nació con Detergente, creció en el Limbo (Starr) con un disco de debut homónimo. Ahora ha tomado las riendas de su carrera y edita Taller de memoria en su propio sello, Pez Plátano Discos, una nueva parada en ese pop casi pluscuamperfecto que mira a The Kinks, The Go-Betweens o Vainica Doble, con un disco conceptual sobre su infancia, adolescencia, amigos y primeros amores y desamores. Lo tienes en descarga gratuita y en vinilo con lujosa portada desplegable y compacto de regalo.

 

¿Qué fue lo que te planteaste antes de entrar a grabar este segundo disco?

– Quería hacer un disco sincero, orgánico, tocado en directo y más homogéneo que el primero. Cuidar más las canciones y lo que quería explicar con ellas, disfrutar del momento. Por ejemplo, para mí era importante grabar fuera de Madrid, en un sitio donde pudiese concentrarme, y para eso el estudio de Paco Loco fue perfecto.


¿Algún disco, algún momento de la historia del rock, algún artista que hayas tenido más en mente a la hora de hacer este segundo disco?

– Bueno, creo que el espíritu de Village Green Preservation Society de The Kinks revolotea por todo el disco. Incluso hay un riff robado de ahí. De todas formas, intento no pensar demasiado en discos de otros artistas y ver cómo van creciendo mis propias canciones.


¿Puedes explicar lo del disco conceptual basado en la infancia, adolescencia, amigos y primeros amores y desamores?

Tuve una mala racha cuando estaba componiendo las canciones de este disco, necesitaba volver al pasado y pensar qué me hacía ser lo que soy ahora. Me ayudó mucho hacer estas canciones, cada vez me sentía mejor y creo que al final Taller de memoria tiene mucho de esperanza y optimismo. Cuando escucho el disco entero, me vienen muchas imágenes y recuerdos, me gustan y no me dan mal rollo, creo que he conseguido lo que quería.

 

¿Todas las canciones nacieron con esa idea, tienen ese hilo común o lo encontraste después?

Las primeras canciones que hice, “Cuatro Ojos” y “Sherlock Holmes”, inconscientemente tenían que ver con esa idea. Después me di cuenta y me pareció divertida la posibilidad de hacer un disco ‘conceptual’; más tarde me pareció necesario hacerlo por salud mental, así que seguí por ese camino.


¿Piensas que cuanto más personal se es a más gente pueden tocar las canciones?

Creo que sí, que si se hacen las cosas con sentimiento siempre vas a llegar a alguien o alguien va a sentirse identificado. Además hablo de temas universales, todo el mundo ha tenido infancia y se ha enamorado. Bueno, casi todo el mundo.


Yo lo que veo muy claro es que un disco plenamente pop. ¿Te han ido surgiendo así todas las canciones o has tenido que dejar fuera alguna porque no iba con el resto del álbum?

Hice bastantes canciones y varias tuvieron que quedarse fuera. Es verdad que mi intención era que fuese un disco más acústico y pop. Seguramente el próximo irá por derroteros más eléctricos y psicodélicos pero seguro que predominan las melodías. No puedo evitarlo, me gustan los estribillos mucho.


¿Se puede decir que este disco está más trabajado en los arreglos?

Sí. El primer disco era muy directo, suena tal y como tocábamos entonces, batería, bajo y guitarra. En éste se incorporó Juan Ferrari a la guitarra y hay muchos más arreglos. Yo me he atrevido a tocar mandolinas y piano, hay coros, Paco también ayudo mucho en esto: grabó pedal steel, mellotrón… Hay muchos más instrumentos y eso hace que el sonido de este disco sea más rico.


Cuentas con la voz de Muni Camón. ¿Te cautivó, como a mí, en Maddening Flames?

Surgió de una manera muy espontánea. Vi que a Muni le gustaban las canciones y le pregunté si quería cantar en “Un nuevo, nuevo amor”. Me dijo que nunca había cantado tanto en castellano, ja, ja.

 


¿Cómo acabó tu etapa con Limbo Starr?

Pues después de rodar el primer disco, me di cuenta que podría hacer las cosas de otra forma, crear una especie de ‘sello’ con amigos que se preocupasen solamente de mi proyecto. A veces es mejor concentrar toda la energía en un punto, aunque sea poca, que intentar abarcar mucho con pocos medios. Creo que tomé la decisión adecuada y la gente de Limbo Starr lo comprendió perfectamente.


¿Tenías claro que querías hacerte con el control de tu carrera o te viste forzado por la situación de la industria musical?

Quería hacerme con el control aunque fuese complicado. Aunque yo podía haber seguido sacando discos en Limbo Starr, preferí autoeditarme con Pez Plátano; era algo que me apetecía mucho, una especie de reto personal. La autoedición tiene sus cosas buenas y malas. A mí creo que me viene bien, a otros grupos quizás no tanto. No quiero enarbolar ninguna bandera, sino simplemente hacer lo que me da la gana.


¿Cómo se lleva lo de ser tu propio jefe y la parte de la industria, de comercializar el disco, de promocionarlo?

Pues te das cuenta del enorme esfuerzo que hacen los sellos para sacar discos que apenas se venden, por eso siempre le estaré agradecido a Limbo Starr por sacar mi primer disco. De todas formas, no estoy sólo en Pez Plátano, ya que tengo unos compinches maravillosos: Primeros Pasitos me lleva la contratación y La Trinchera la promoción. Así que estoy tranquilo: lo más difícil lo hacen ellos.


¿Hay edición en compacto o sólo en descarga libre y vinilo -con compacto incluido-?

De momento, saldrá únicamente el vinilo con compacto incluido, una edición limitada. Aparte de la descarga libre ya disponible en www.jonston.bandcamp.com .


¿Qué tiene que tener para ti la perfecta canción pop?

Se me tiene que quedar pegada en la cabeza para toda la vida.

 

Persiguiendo esa perfecta canción pop, ¿llega uno a frustrarse por no conseguirla o, por el contrario, se siente orgulloso de ir dejando por el camino esos bonitos intentos frustrados?

– ¿Quién ha dicho que no lo he conseguido? Bromas aparte, lo divertido es intentarlo. Por ejemplo, cuando escucho las canciones de este disco no me siento frustrado, más bien con ganas de hacer otro y superarlo.


No sé si conoces al ferrolano Roger de Flor, pero este disco me ha recordado más de una vez a él. ¿Lo conoces?

– No lo conocía, pero tiene muy buena pinta lo que he visto en su myspace, ahora mismo lo escucho. Gracias.


¿Algún otro autor que veas en nuestro Estado trabajando en la misma dirección?

– Pues me gusta mucho lo que están haciendo Tórtel y Maderita. Tengo ganas de oír lo nuevo de Chinarro también. Y me encantan Grupo de Expertos SolyNieve. Son grupos y solistas que se expresan de una manera única al margen de tendencias.


¿Han ido cambiando tus gustos con el tiempo?

– Claro, antes escuchaba grupos de garaje o punk que ahora me cuesta mucho escuchar, por lo menos en casa; en los bares es otra cosa.


¿Y cuáles son esos artistas clásicos que te han marcado y a los que vuelves una y otra vez?

– The Kinks, Beatles, Bob Dylan, Neil Young y Byrds.


Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota en este tiempo en el mundo de la música?

– Cantar con un micro fisher-price conectado a la mini-cadena del bar está bien, pero hay un montón, Es difícil quedarme con una.

 

{youtube}nmvvCMk-Amw{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *