IVY

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


Ivy, sentido y sensibilidad

 

         A pesar de ser uno de los grupos pop más emocionantes de la última década, a Ivy siempre se le consideró como el segundo grupo de Adam Schlesinger, de Fountains Of Wayne. Sin embargo, él no es más que el 33% de un trío con otros dos componentes, la cantante de origen francés Dominique Durand y Andy Chase, también con proyectos paralelos, y en el que todos se sienten totalmente involucrados y felices de poder seguir tras doce años en activo. Andy nos habla de su cuarto disco, In The Clear -quinto si tenemos en cuenta el disco de versiones Guestrooom-. 

¿Qué aprendisteis de vuestro disco de versiones?

         – Somos un grupo que no edita discos todos los años, y ahora ya hemos aprendido a aceptar esa realidad. Una de nuestras ideas fue publicar algo entre cada disco. Pensamos en un álbum de caras B, pero aún no teníamos suficientes. Dominique sugirió un disco de versiones; ya teníamos cinco y sólo teníamos que grabar otras cinco. Lo pasamos en grande, ya que es distinto que grabar tus propias canciones: te sientes mucho más libre.

¿Había alguna idea previa para la grabación de este disco?

         – Sí había una cierta idea. En Long Distance habíamos ido un poco lejos con los teclados y la producción, perdiendo parte de nuestro lado más áspero. Así que queríamos algo que tuviera los mejores elementos de Apartment Life y Long Distance, o sea, las canciones de guitarras tocadas por el grupo en el estudio, por una parte, y la atmósfera que se consigue con una buena producción, por otra. Siempre escribimos las canciones en guitarras acústicas, las completamos y las llevamos muy preparadas al estudio. Sin embargo, cuando nos metimos en el estudio para componer la banda sonora de Amor ciego, que nos habían pedido los hermanos Farrelly, no teníamos nada, y para cada escena el director nos pedía cosas nuevas, ideas distintas. Aquel proceso, por el que nunca habíamos pasado antes, fue muy excitante y espontáneo, y quisimos repetirlo para este disco. 

Para mí, “Thinking About You” y “Four In The Morning” imprimen el tono del disco.

         – Totalmente. Además, curiosamente, son las dos primeras canciones que compusimos, por lo que marcaron el camino que debían seguir las otras. Pensamos que si las demás llegaban a ser como esas dos, nos daríamos por satisfechos.

Son como las dos clases de canciones que hacéis: las que enganchan a la primera y las que necesitan de más tiempo para ser apreciadas.

         – Sí, exacto. A las segundas las llamo ‘enredaderas’, aquellas que a la primera no te parecen mal, a la segunda te empiezan a gustar y, después de escuchar el disco diez o quince veces, se convierten en tus favoritas. Para mí, cuantas más canciones de ese tipo haya, mejor será el disco.

El título In The Clear conduce a pensar que antes habíais estado en ‘la oscuridad’. ¿Era así?

         – Desde luego. Como siempre, el título está más que pensado. Se trata de reflejar el momento en el que estamos, en el que por fin hemos conseguido llegar lo más cerca posible al disco que siempre hemos querido hacer, incluso sabiendo que puede haber quien no piense lo mismo desde fuera. Por fin lo hemos logrado, desprendiéndonos de toda la mierda por la que hemos tenido que pasar, yendo de un sello a otro, con etapas muy malas en el estudio… Esta vez no ha habido ningún drama, sino que la grabación ha sido la mejor época de nuestras vidas.

¿Qué buscabais al contar con un arreglista de cuerda brasileño como Zé Luis?

         – Lo que queríamos era trabajar con gente con la que nunca hubiéramos contado, para hacer algo nuevo. Por eso no lo producimos nosotros por primera vez, sino que contamos con el productor Steve Osborne (New Order, The Cure, Happy Mondays, Elbow), Jody Porter de Fountains Of Wayne, que puso un montón de guitarras, Scott McLoud de Girls Against Boys o el arreglista de cuerda Zé Luis (Caetano Veloso, Bebel Gilberto) con el que yo había trabajado en la producción de un dúo llamado The Stair.

Al mismo tiempo también volvéis a trabajar con James Iha (Smashing Pumpkins).

         – James Iha, Adam y yo tenemos un estudio de grabación aquí. Además, nos lo habíamos pasado tan bien la última vez que decidimos contar con él de nuevo. Lo vemos a menudo, por lo que estaba cerca cuando grabamos el disco.

Adam está ocupado con Fountains Of Wayne en los periodos que Ivy os deja libres. Los proyectos de Dominique y tú no nos llegan tan fácilmente.

         – Yo tengo un par de proyectos. El primero se llama Brookville, con los que edité un disco en el 2003 y que ahora saldrá en el Reino Unido, así que, si va bien allí, podría aparecer también en España. Con el grupo hicimos una gira junto con Goldfrapp. El otro es Paco, un proyecto de nuestro amigo Michael Hampton en el que colaboramos Dominique y yo, ayudándole a dar una coherencia a sus canciones, que pueden ir desde unos pocos segundos hasta los doce minutos, algo muy cinemático que convertimos en más convencional.

Cuando la gente habla de vosotros siempre cita a The Cure o New Order, pero yo veo también influencias de The Go-Betweens, The Smiths, Lloyd Cole & The Commotions, Teenage Fanclub, Prefab Sprout o The Sundays.

         – Por supuesto. Nuestro periodo formativo fueron los 80, así que, si seguimos haciendo música dentro de 30 años, seguiremos diciendo que nos influyen los 80. In The Clear tiene el sonido de The Cure o New Order, no en vano cuenta con su productor, y la melodía de las canciones de grupos como The Go-Betweens, Lloyd Cole, Prefab Sprout…

Tiene gracia que vosotros, que empezasteis en 1994, veáis doce años después a un montón de grupos inspirándose en los 80.

         – Espero que la gente se dé cuenta de que fuimos muy por delante de esta moda. De hecho hay periodistas que no saben nada de nosotros y escriben sus críticas diciendo que nos hemos apuntado al carro del revival de los 80.

¿Algún descubrimiento reciente?

         – Hay una escena increíble en la ciudad de Montreal, con gente como Arcade Fire, The Dears, o The Stairs, que son mis favoritos… El video animado que nos han hecho para la canción “Thinking About You” está realizado por la misma persona que hizo el de Arcade Fire.

¿Hay posibilidades de algunos conciertos en España?

         – Eso espero. Siempre depende de lo que pueda pasar con nosotros ahí. Nos gustaría que nos ofrecieran tocar en el Festival de Benicassim y, después, hacer una pequeña gira. La única vez que estuvimos en España todo fue fantástico. Es difícil organizar una gira, y más para un grupo como nosotros que hemos sobrevivido más por nuestras otras actividades que por los conciertos. De todas formas, nuestro disco va a salir con A & M en Inglaterra, así que tal vez nos llamen para tocar allí y, aprovechando que estamos en Europa, tal vez podamos acercarnos a España.

¿Qué es lo que mantiene a Ivy después de 11 años?

         – Nuestra ambición es encontrar una manera de hacer lo que nos gusta. Nunca hemos intentado hacer un disco comercial. Lo más cerca que hemos estado de eso es cuando nos decimos que ojalá nuestro próximo disco vaya bien para ganar algo que nos permita hacer el próximo disco. Siempre hemos hecho discos a nuestra manera, como hemos querido, hemos producido a otros grupos y hemos llegado siempre a grabar otro disco. Hemos tenido suerte de que alguna de nuestras canciones hayan aparecido en películas de Hollywood, en series de televisión o en anuncios, por lo que ahora resulta más fácil lograrlo que antes, cuando vivíamos al día.

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *