IN-EDIT 2014

In-edit 2014

Supermensch - The Legend of Shep Gordon

Más variedad que nunca en el In-edit de este año. Para empezar, uno de los títulos más interesantes a priori, Dexys: Nowhere is Home, que documentaba la vuelta de la banda de Kevin Rowland. Aprovechando su agradecido último disco y su gira teatral, Rowland (obsesionado, terco y genial), aprovecha para explicar que nunca volverá a hacer concesiones y justifica evitar el pasado en su nueva gira. Entre la entrevista y el concierto, se revela tan atractivo como las canciones de su regreso.

Autoluminescent - Rowland S. Howard

Otro músico irrepetible, el guitarrista de bandas como Young Charlatans, The Boys Next Door, The Birthday Party, Crime and the City Solution o These Immortal Souls, protagoniza Autoluminescent: Rowland S. Howard. En ella hablan todos los que tuvieron que ver en Australia, Inglaterra y Berlín con su trayectoria musical y vital, empezando por Nick Cave. Las palabras más acertadas las pone Henry Rollins: “Su imagen se correspondía con el sonido de su guitarra, como si sacaras a Rimbaud de África y le dieras una guitarra. Sus canciones pesaban cinco kilos más que cualquier otra. Era el peso de la sangre”.

Más personajes curiosos en Supermensch: The Legend of Shep Gordon. Si Rowland S. Howard era el príncipe de las tinieblas, Shep Gordon sería el multimillonario mánager judío y amigo de los músicos convertido en el tipo más querido del Olimpo de la fama. Además de Alice Cooper, ha sido el confidente de Sharon Stone, Groucho Marx, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Michael Douglas… Sabía que no había nada como un buen escándalo para lanzar una carrera y a todos se presentaba con el lema “Si hago bien mi trabajo probablemente te mataré”. Tan veraz que resulta increíble.

Broken Song

Si los coleccionistas obsesivos de discos no pasan precisamente por tipos normales, de los coleccionistas de discos navideños ya ni hablamos. O sí, puesto que Jingle Bell Rocks!, dirigido por uno de ellos, no solo les dedica un documental sino que lo hace tratándolos con mucho respeto e invitando a la función a alguno de los músicos que grabaron esos villancicos rock que tanto les ponen, como Clarence Carter, The Free Design, The Flaming Lips, Run DMC, Low, El Vez… Entrañable.

Otros parias del mundo protagonizan Broken Song. Son varios chavales del barrio más problemático de Dublín, carne de prisión y de juicios encadenados. Sin un futuro, se agarran al hip-hop. Con sus frases rapeadas a capela van descubriendo que, además de la redención y la salvación, en la música está su dignidad. Puede que no salgan adelante, pero ya saben que han hecho algo de valor en su vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *