HAZE

Haze, crónicas del barrio

        Sergio López es Haze, tal vez el rapero español de carrera más vertiginosa desde que comenzó a vender por su cuenta su maqueta del 2003. Primero conquistó su barrio, Los Pajaritos, después su ciudad, Sevilla, en la que su maqueta se vendía en el top-manta, y ahora está entre los raperos que más venden en este Estado con su primer disco de título perfectamente elegido: Crónicas del barrio, el álbum.  

Creo que empezaste en 1992. ¿Por qué tardas tanto tiempo en editar un primer disco?

         – Del 92 data mi apodo Haze. Las primeras canciones son del 93 o 94. Entre los estudios, el trabajo y el deporte -fútbol, lucha libre, boxeo, atletismo- la cosa fue lentamente. También la falta de medios influyó, ya que no podía grabar maquetas por falta de dinero. En el 96 hice mis primeros conciertos y, después, empecé a grabar en casas de colegas con el ordenador y un micrófono. En el 2001 grabé la primera maqueta de tres temas, que pasó desapercibida, y en el 2003 grabé la famosa maqueta que acabó en el top-manta. 

¿Cuándo empezaste a grabar maquetas fue con intención de divertirte o ya tenías en mente grabar un disco?

         – Mi idea era empezar poco a poco para llegar a grabar un disco. Lo que pasa es que acabé muy quemado del rap, porque está la cosa difícil y no veía salida. Cuando menos me lo esperaba, llegó todo de sorpresa: grabé una canción contando la historia de un colega, el Case, y le metí un estribillo de flamenco, se la llevé a la cárcel como un regalo de Navidad y, a partir de ahí, empezó a escucharla la gente del barrio diciéndome que se le ponían los pelos de punta. En ese momento comencé a meterle más flamenco a mis canciones. 

¿Cómo crees que serían tus canciones si no vivieras en el barrio de Los Pajaritos?

         – Si hubiera nacido en el barrio de las 3.000 viviendas, aquí en Sevilla, seguro que sería lo mismo. 

¿De qué colaborador de los que participan en tu álbum has quedado más contento?

           El que más me ha sorprendido es El Niño Josele, guitarrista flamenco, que ha puesto unas guitarras en el disco… También es curioso que, después de trece años ausente, Mc Randy, uno de los pioneros del rap de aquí, reaparezca colaborando en mi disco. 

¿Hay mucha diferencia entre como sonaban tus maquetas y el disco?

         – La maqueta sonaba un poquito más auténtica, más cruda, y el disco suena más musical, más pulido, más superproducido, pero siguen siendo las mismas letras, la misma inocencia. 

¿De qué has quedado más y menos contento con tu disco?

         – La canción de “Mi flamenquito” y “Oro blanco” es lo que más me gusta. Lo que intentaré es que mi próximo disco no lo produzca todo una única persona; probablemente haré la mitad con un productor y la otra con gente distinta, para experimentar. 

¿Qué es hoy de tus personajes El Bola, El Case, El Peluca, El Alemán…?

         – El Case lleva tres años en la cárcel de El Puerto de Santa María, el Bola lleva más de un año preso en un reformatorio en Córdoba, el Alemán lleva también más de un año en otro reformatorio de Almería y el Peluca es el único que se ha reformado, y vive en un pequeño pueblo, tiene trabajo y su mujer está ahora embarazada. 

¿Le gustan tus canciones a los protagonistas de tus historias?

         – Sí, claro. La del Case, la primera, la hice yo como un regalo. Sin embargo, para las otras tres me pagaron ellos el estudio de grabación y fueron un encargo de los propios protagonistas en el que me dijeron que querían que contara, aunque yo metí otras cosas porque los conocía del barrio. 

Si tus canciones fueran una película, ¿a cuál se asemejaría más?

         – Películas como Barrio o El Bola, que retratan la vida de chavales de barrio, pienso que se acercan más a mis canciones. Siempre películas españolas, que son más realistas y próximas.     

¿Te identificas más con La Mala, La Excepción o Sólo los Solo que con el rap de fuera?

         – Lo que me gusta sobre todo es Triple X. 

¿Es cierto que te hubiese gustado más ser cantante de flamenco?

         – Sí, si hubiera tenido la oportunidad y la voz, si que lo hubiese intentado. Lo que pasa es que ahí hay que tener voz y conocer bien los palos. 

Tus canciones han estado en el top-manta y ahora están ya disponibles en Internet. ¿Qué te parece?

         – Si sirve para que me conozca más gente y para que, cuando vaya a la ciudad donde viven, llenen los conciertos, pues vale. 

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *