Grandes versiones en español 1

Grandes versiones en español (1)

Versiones 1

Desde finales de los 50, los grupos y solistas españoles han venido haciendo versiones en castellano de aquellas canciones que triunfaban internacionalmente -y de otras que pasaban más desapercibidas-, una buena forma de completar su producción propia y de rendir homenaje a aquellos artistas que les influían de una manera u otra. Recuperamos aquí alguna de las más interesantes realizadas desde entonces en estos 55 años de rock en nuestro Estado.

 

  1. Albert Pla: El lado más bestia de la vida

En un disco que adaptaba poemas de José María Follonosa (Supone Follonosa, 1995), Albert Pla incluyó esta gozosa y afortunada versión un tanto rumbera del “Walk on the Wild Side” de Lou Reed. Incluso siendo libre la adaptación, no deja de ser fiel al original. Sin duda, una de las mejores versiones jamás grabadas en España y un modelo a seguir.

Casi tres décadas antes, Los Payos también habían hecho una adaptación rumbera y libre en “Adiós Angelina” del “Farewell Angelina” de Joan Baez que Bob Dylan había compuesto para ella.

 

  1. Los Ángeles: 98.6

Los granadinos Los Ángeles consiguieron colocar varias de sus canciones de armonías vocales celestiales entre las más vendidas en España en el período que va de 1966 a 1971. Una de ellas, la más recordada y sin duda superior al original, es esta adaptación incluida en su álbum homónimo de 1968 del artista de un solo éxito Keith (de nombre real James Barry Keefer) de su canción “98.6”.

Otro grupo de perfectas armonías fueron los mallorquines Z-66 (con Lorenzo Santamaría cantando), quienes grabaron “Noches de blanco satén”, su casi literal versión de “Nights of White Satin” de The Moody Blues.

 

  1. Bruno Lomas: Sé de un lugar

El valenciano Bruno Lomas (Emilio Baldoví Menéndez) fue la voz de Los Milos antes de lanzarse en solitario y hacer un buen montón de temas propios y adaptaciones, como este “Sé de un lugar” (de su EP de 1965 con este tema como corte principal) que convertía en un tema más áspero y rockero al más pop “I Know a Place” de Petula Clark.

En el mismo EP, Lomas se atrevía a hacer “No es nada extraño”, su versión de “It’s Not Unsual” del galés Tom Jones, una voz poderosa como la suya.

 

  1. Los Cheyenes: Ven ahora

Portaron las melenas más largas de aquellos años, tanto que la censura les impidió tocar en TVE si no se las cortaban. Los de Poble Sec (Barcelona) grabaron en su primer EP ¡El estallido! (1965) encabezado por “Válgame la Macarena” su áspera y más rotunda versión del “Come on Now” de The Kinks.

Otro grupo que realizó una buena versión de The Kinks fue Los Marshalls, adaptando en “Cansado de esperarte” el “Tired of Waiting for You” de Ray Davies y compañía.

 

  1. Danza Invisible: A este lado de la carretera

Seguramente esta sea la mejor versión hecha en castellano de una canción del León de Belfast, Van Morrison, en concreto de su tema “Bright Side of the Road”. La incluyó Danza Invisible en su tercer disco de estudio A tu alcance (1988), el más exitoso de los que han editado.

Más adelante grabarían un disco enteramente de versiones (Tía Lucía, 2010), pero antes dejaron caer alguna otra como “Yolanda” de Pablo Milanés o “Tentaciones”, su adaptación de “Tempted” de Squeeze.

 

  1. Los Elegantes: Mangas cortas

Cuando editaron esta canción en su debut ¡Ponte ya a bailar! (1984), sus bases programadas y sus remezclas motivaron que parte de sus seguidores mods renegaran de ellos, a pesar de adaptar una canción de la primera encarnación de The Who, The High Numbers, en concreto “Zoo Suit”, y de que la portada del disco imitase la de So Far Away de The Chords, que el montaje de la carpeta interior fuese similar al All Mod Cons de The Jam y que su logotipo estuviese inspirado por The Beat.

No fue su única versión. Si en su primer single ya adaptaban a Joe Jones, en su segundo álbum aparecía una versión de “Louie Louie” y otra, “Soy tremendo”, que mejoraba el original italiano “Sono Tremendo” de Ricky Roberts.

 

  1. Los Enemigos: Resucitao

¿Alguien puede pensar en una versión rockera del clásico de la música “I Will Survive” de Gloria Gaynor? Si ya es difícil, imaginársela a cargo de Los Enemigos y con la castiza voz de Josele Santiago resulta aún más insólito. Pues sucedió: el grupo, con la colaboración de Raimundo Amador, la incluyó en la banda sonora de la película Se buscan fulmontis (1999).

Los Enemigos ya habían registrado otras versiones como “El tren de la costa” (“Train Kept a Rollin’”, Johnny Burnette, previamente grabada por Los Sírex en España) o “Donde”, su adaptación del “Show Me” de Joe South.

 

  1. Enrique Morente: Manhattan

A pesar de la contestación que sufrió entonces desde el mundo flamenco, la mezcla de este con el rock en el álbum Omega (1966) está considerada un hito de la música en España. Grabado por Enrique Morente con Lagartija Nick, adaptaba poemas de Federico García Lorca y canciones de Leonard Cohen, como “First We Take Manhattan” de su disco I’m Your Man (1988).

No era la única versión del álbum. Ahí estaba, por ejemplo, “Pequeño vals vienés”, la adaptación de “Take This Waltz” de Cohen.

 

  1. La Granja: Magia en tus ojos

Cuando los mallorquines La Granja decidieron hacer “Magia en tus ojos” (Azul eléctrica emoción, 1989) optaron por recrear de forma personal -y acertada- el “She’s Got A New Spell” de Billy Bragg, (Workers Playtime, 1988) obteniendo, de paso, obtuvieron su momento de mayor repercusión. Curiosamente, en la cara B iba otra versión, “High School” de MC5, aunque esta vez cantada en inglés.

Otra gran adaptación de los 80 es la que hizo Duncan Dhu con “Jardín de rosas” del “Rose Garden” de Lynn Anderson. Tanto el grupo como Mikel Erentxun en solitario grabaron unas cuantas más, incluyendo “There Is a Light that Never Goes out” de The Smiths que Erentxun retituló “Esta luz nunca se apagará”.

 

  1. Los Huracanes: Días sin mañana

Compuesta por P.F. Sloan, aunque llevada al éxito por Barry McGuire, “Eve of Destruction” (“Víspera de la destrucción”) hacía alusión tanto a la latente amenaza nuclear como a la debacle de la sociedad en general en 1965. Los valencianos Los Huracanes, con Víctor Ortiz al frente (quien había estado en Los Pantalones Azules) la grabaron en español, modificando la letra en parte pero manteniendo su espíritu y convirtiéndola en una clara afrenta pacifista a la dictadura franquista (aunque no consiguieron mantener el título “Semilla de destrucción” como cantaban en el estribillo).

Otro tema exitoso de entonces, “The Days of Pearly Spencer” de David McWilliams, fue adaptado con evidente acierto por Los Javaloyas como “Los días de Pearly Spencer”, aunque el megáfono que McWilliams utilizaba en el original fuese reemplazado con poca fortuna por una voz con la nariz tapada de uno de los componentes del quinteto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *