GILLES PETERSON

ULTRASÓNICA ENTREVISTA CON VERANO EN LISBOA

Ultrasonica e-zine :: Xavier Valiño

ENTREVISTAS 2005


 

Gilles Peterson y el África oculta

 

 

         Empezó emitiendo desde su propia emisora pirata cuando aún era adolescente, con una antena situada entre un árbol y una cabina de teléfonos. De ahí pasó a ser uno de los pinchadiscos más afamados del mundo. Ha sido locutor en numerosas emisoras, conduciendo desde 1998 en la BBC su programa “Worlwide”, que se emite en 15 países.

 

         Además, tras su papel como responsable de recopilatorios de la discográfica Blue Note, creó el sello Acid Jazz, que dio nombre a todo un estilo. Poco después, fundaría Talkin’ Loud, donde ha editado un buen montón de discos con la escena de los clubes de baile como denominador común. Tras su disco del año pasado, Gilles Peterson In Brazil, aparece un nuevo recopilatorio con su nombre y su selección, Gilles Peterson In Africa.


¿Cómo te vino la idea para este disco?

         – Todo fue bastante natural. Brasil fue -y continúa siendo- una inspiración para mí. Aquel disco de Gilles Peterson In Brazil tuvo muy buena aceptación el año pasado, así que, una noche, después de una buena cena con los chicos de Ether, hablando, bebiendo un buen vino y pinchando discos antiguos y nuevas mezclas nos pusimos a hablar de África. Estábamos todos expresando nuestra admiración por Fela Kuti y surgió la idea.


¿Son canciones que pinchas en tu programa de radio o como DJ?

         – Me gusta pinchar música variada, pero cada semana incluyo algo africano. Recientemente ha sido Konono No.1 mi preferido. Siempre he apoyado la música de Fela. Y he conseguido involucrar a algunos de los mejores remezcladores: Kerri Chandler, IG Culture, Carl Craig y Masters At Work. Siempre habrá referencias a África, incluso aunque no sea algo puramente africano. No puedes pinchar este tipo de música sin alguna referencia al continente.


¿Cuándo descubriste la música africana?

         – Recuerdo que me interesaban las sesiones de afro-funk de Paul Murphys en el Electric Ballroom a principios de los 80. Gerry Lyseight y otro DJ en Londres ponían mucho a Fela Kuti y Manu Dibango en sus sesiones en el Mambo Inn en Brixton. Tuve la suerte de firmar a Femi Kuti para mi sello Talkin Loud y él me hizo conocer la música africana en más profundidad.

 

¿Quién fue el artista que cambió tu percepción de esta música?

         – Fela Kuti es un gigante, no sólo de la música africana, sino de la música en general. Fue un innovador. He coleccionado un montón de vinilos raros en mis viajes de los últimos 20 años. Fui con Femi a Lagos, visité y pinché en el mítico club Shrine que fundó su padre y ahora lleva él, y volví con, literalmente, cientos de discos alucinantes de toda África del periodo dorado de los 60 y 70. Una de las razones por las que quería editar una recopilación de música africana es que sabía que tenía canciones muy raras que iban a sorprender y enganchar a la gente.


¿Es posible hacer un recopilatorio así sin incluir a Fela Kuti?

         – Por supuesto que es posible, pero, personalmente, no se me ocurriría hacer algo así. Sería como un recopilatorio de soul de Alantic sin Aretha Franklin, algo impensable.


¿Cuáles son tus últimos descubrimientos del continente?

         – Konono No. 1 son increíbles. Usan partes viejas de coches para hacer música que suena tan moderna, fresca y relevante hoy como la de los remezcladores que usan ordenadores y toda la tecnología más avanzada. ¿Cómo lo explicas? También estoy revisando las últimas reediciones de música de Etiopía, de la que conozco algo, aunque una parte es totalmente nueva para mí. Te recomiendo Asmarina.


¿Por qué has incluido a gente como Thievery Corporation o Masters At Work?

         – El material clásico en el disco titulado “The Soul” está muy basado en el jazz y el soul mezclados con los ritmos tradicionales africanos. La generación electrónica ha llegado y lo ha metido todo en una olla, lo ha mezclado todo y ha obtenido algo fresco y vibrante, pero los ingredientes, los elementos y las referencias son las mismas, y quería llamar la atención sobre ello.


¿Crees que la música africana ha gozado de mayor atención en los últimos años y ves su influencia en el pop?

         – Creo que desde mediados de los 80, cuando las músicas del mundo empezaron a tener una mayor audiencia en Europa, la música africana se ha convertido en la principal causa de esa explosión a través de artistas como Toure Kunda o Mory Kante, quienes primero tuvieron éxito en Francia y, después, en más sitios. La polinización en la música está hoy tan extendida que hay puro ya, así que podemos escuchar música africana en el pop y viceversa, y mucho más en sus mezclas.

 

¿Crees que este disco es apropiado para los recién llegados a la música africana, para quienes buscan nuevos nombres o para quienes simplemente quieren bailar?

         – No realmente. No creo que haya un artista que hubiese sido incluido en un disco para un recién llegado. Tal vez Miriam Makeba, pero entonces estaría su canción “Pata Pata”. No se trata de un disco financiado por las multinacionales, con el respaldo de Paul Simon y todo eso. Más bien, todo lo contrario; me gusta pensar que es un antídoto: se trata del África alternativa, el África real. Y, como tal, me gustaría sugerir que es un buen inicio para amantes de la música que quieran acercarse a la música africana. Pero no se trata de un disco para quien venga de unas vacaciones de dos semanas en un hotel de la costa de Kenia en el que la gente del lugar es explotada.


¿Cuál sería el tema que lo tiene todo?

         – “Mahlalela” de Letta Mbulu. Fue editado originalmente por el sello Motown y cuenta con The Crusaders haciendo los coros. Se trata de un tema soul perfecto. 


Supongo que tratas de hacer bailara a la gente y descubrirles nuevos artistas al mismo tiempo. ¿Cuál era el objetivo?

         – Uno de mis objetivos era mostrar que África no es todo koras, mbiras, djembes y la percusión tribal. Es mucho más rico y con más texturas. Tiene una larga y vieja historia que se remonta a siglos atrás y, por lo tanto, una profundidad increíble. La música africana toma de todo -jazz, gospel, soul, funk, orquestas militares, Cuba, Brasil, salsa, cumbia…-, a la vez que retiene los elementos tradicionales, y eso es lo que la convierte en algo único. Mi pretensión era acabar con las ideas preconcebidas de la gente y ensanchar sus horizontes.

 

¿Es este disco el segundo en una serie de Gilles Peterson alrededor del mundo?

         – Nunca pretendí hacer tal cosa; no se trata de la jodida serie Rough Guide. Brasil siempre ha sido mi pasión y se puede decir que se me conoce por ello. Hice esta colección por lo que ya te he comentado. Así que ahora toca esperar y ver. Tengo mucho jazz escandinavo raro que daría para un buen disco… Pero lo siguiente será algo que no tiene nada que ver. Intentaré editar lo mejor de las grabaciones que hemos hecho para mi programa de radio de la BBC ‘Worldwide’, aunque hay mucho que hacer antes con las discográficas para los permisos. Tengo material único e importante de gente NERD, Björk, Roots Manuva, Alicia Keys, Zero 7, The Matthew Herbert Big Band, Beck y muchos otros que no debería quedarse en los archivos de la BBC.

 

Xavier Valiño
<a href="http://www.addfreestats.com" > <img src="http://www8.addfreestats.com/cgi-bin/connect.cgi?usr=00802541Pauto" border=0 title="AddFreeStats.com Free Web Stats!"></a>
<script src="http://www.google-analytics.com/urchin.js" type="text/javascript"> </script> <script type="text/javascript"> _uacct = "UA-1011382-1"; urchinTracker(); </script></body> </html>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *