FOO FIGHTERS

Foo Fighters, el renacer

 

Dave Grohl ha sabido superar la traumática separación de Nirvana tras el suicidio de Kurt Cobain. Tardó un año en sobreponerse, pero luego se metió en el estudio y compuso y tocó todos los instrumentos de su excepcional primer disco. Aún hoy no deja de ser una sorpresa que el chico que se escondía detrás de una batería tuviera tales habilidades. Ahora vuelve con un segundo disco, The Colour & The Shape, igual de sorprendente y con sus músicos perfectamente integrados en el grupo, secundándole ya en la composición.

 

“Este disco realmente cuenta la historia completa”, afirma David Grohl. “Empieza con “Doll”, una canción que habla de lo que sientes cuando te enfrentas a algo para lo que no estás preparado y sientes miedo de esa situación. Después vienen 11 temas que tienen mucho que ver con la culpabilidad, el amor y con el dolor que se siente al perder a alguien que queremos… Es un poco como participar en una carrera y, en ese sentido, el disco recorre un camino muy completo, lleno de situaciones y sentimientos muy distintos, hasta llegar a la meta, a “New Way Home”, que, de algún modo, supone la solución a los problemas.”

 

Antes de entrar a grabar su segundo disco, Dave Grohl compuso la música de la película Touch, de Paul Schrader, en la que interpretó todos los temas, acompañado de algunos pocos amigos. Cuando se vio de nuevo en el estudio apareció el problema. “En aquel momento no tenía absolutamente nada preparado. Debía componer las letras de trece canciones en apenas tres o cuatro semanas. Ahora me resulta un poco extraño cuando pienso en cómo acabó por encajar todo. Parece como si el disco estuviera destinado a ser un todo temático y conceptual. Al principio no era así, pero cuando me paro a ver lo que hemos conseguido…”

Más o menos, se trata de una liberación psicológica. “Antes de empezar a trabajar en el disco bromeaba diciendo que en la portada debía aparecer el sillón de un psicoterapeuta. Es curioso. Me parece muy extraña la forma en que salió todo y también lo veo como una experiencia liberadora. En general, las letras parecen sacadas del bloc de notas de mi psiquiatra, son muy raras. Si la gente empieza a preguntarme acerca de lo que he hecho durante los seis últimos meses, pienso que podría contestarles con toda sinceridad: ‘Si quieres saberlo, lee las letras’. Ni siquiera tienen que ponerse a pensar o a imaginar basándose en ellas. Simplemente con leerlas se darán cuenta de cómo me he sentido. Está todo ahí.”

 

Si para el primer disco Dave Grohl tocó todos los instrumentos salvo una aportación de Greg Dulli, de Afghan Whigs, en este segundo todo el cuarteto tuvo su participación en el estudio. “Nate es un bajista increíble. Es muy bueno a la hora de encontrar lo que llamamos una sub-melodía. Cuando consigo un buen acorde me gusta encontrar una armonía vocal perfecta, algo impredecible, con un toque de inteligencia, algo que no se parezca a otra cosa. Cuando creo que tengo la melodía y me pongo a cantar para encajar la letra, entonces Nate empieza a tocar el bajo de tal forma que ya no es importante la parte vocal. Tiene un gran sentido del ritmo.”

 

“En cuanto a Pat, lo más curioso es que,cada vez que se me ocurre una canción y se la enseño, se niega a tocar con el mismo ritmo de cuerda que toco yo. Si doy una nota baja, el hace lo contrario, nunca estamos de acuerdo. A veces intento que toque de una forma más parecida a lo que yo tengo pensado y siempre acabo por decirle que suena raro y que debería acercarse más a lo que yo hago, pero a él le gusta así. Es maravilloso. Escuchando el disco es fácil darse cuenta de que la dinámica del grupo ha progresado mucho.”

Lo que se nota es una creciente preocupación por el sonido. “No queríamos hacer un disco de bajo presupuesto y escasas pretensiones. Empiezo a estar un poco cansado de ver cómo muchos grupos componen canciones increíbles, de mucha calidad, y después las graban en ocho pistas solamente para presumir ante todo el mundo de que han utilizado un aparato de baja calidad sólo porque está de moda y, sobre todo, porque se supone que eso es lo que tienen que hacer los músicos más puristas. Para nuestro grupo, y especialmente para estas nuevas canciones, ésa sería la actitud equivocada. En este disco hay partes en las que canto en falseto y otras en las que puedes encontrar cuatro o cinco guitarras tocando al mismo tiempo.”

 

Una pequeña parte del mérito del sonido es de Gil Norton. “Quería trabajar con Gil porque me gustaba mucho el trabajo que hizo con los Pixies. Él puede conseguir que incluso una canción terrible suene increíblemente bien. Puede pulir un sonido de guitarra que no es el que tú necesitas para que suene mucho más brillante y con mucha presencia en una determinada canción. La transparencia que hay siempre en los discos en los que interviene es algo increíble. En ellos puedes escuchar absolutamente todo. Hasta ahora nunca había trabajado con ningún productor, así que no tenía ni idea de lo que debía esperar. Quedamos en Nueva York y le llevé algunas maquetas. Nos sentamos a escucharlas y a los dos segundos ya estaba dándome sugerencias. Cuando escuchó el estribillo me sugirió cambiar el orden de la guitarra y cosas así. Era exactamente lo que yo pensaba que debería hacer un productor.”

 

La fama de perfeccionista de Gil Norton está plenamente justificada. “Nos hizo repetir las cosas entre 20 y 50 veces. En todo el álbum sólo hay una toma que se grabó a la primera. Cuando lo hicimos yo estaba convencido de que le iba a dar un infarto. Siempre nos decía: “Eso suena fenomenal, ¿queréis volver a intentarlo?” Podías ver las gotas de sudor en su frente a fuerza de pasarse horas trabajando. Es casi como una obsesión, algo compulsivo. Tiene que hacer las cosas diez veces porque es probable que la siguiente toma suene mejor que la anterior.”

 

Para preparar las canciones estuvieron seis semanas en Washigton, alejados de cualquier distracción. “Vivíamos allí. Después nos tomamos un descanso de quince días para ultimar los detalles del disco. Yo aproveché para grabar “Walking After You” en otros estudios. Se trata del único tema que muestra un estilo similar al que se podía escuchar en las maquetas. Fue el mejor momento. Creo que nunca volveré a plasmar en una canción ese ambiente tan especial.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *