FACTO DELAFE Y LAS FLORES AZULES

Facto Delafé y las Flores Azules, placeres cotidianos

 

         Fueron la revelación del año pasado con su disco Facto Delafé y las Flores Azules vs. el Monstruo de las Ramblas. El trío formado por Marc Barrachina ‘Facto’ (ex-Songstone), Óscar D’aniello ‘Delafé’ (miembro también de la banda Mishima) y Helena Miquel ‘Las Flores Azules’ (vocalista de Élena) consiguió una cierta repercusión con su hermoso “Mar el poder del mar”. Después participaron en la banda sonora de La Juani y ahora presentan un segundo disco, La luz de la mañana, radiante y luminoso.

 

En él siguen combinando el parafraseado del hip-hop con melodías y estructuras más propias del rock, el pop, el soul o la electrónica, y referencias como Flaming Lips, The Beach Boys, The Roots, Yo La Tengo, Joan Manuel Serrat, The Streets o Marvin Gaye. Óscar nos presenta su segundo disco.

 

Vosotros, que sois veteranos de distintos grupos, ¿estáis satisfechos con cómo os va en esta nueva aventura? ¿Os sorprendió la acogida de la gente al nuevo proyecto?

– A principio no había respuesta de la gente. Salíamos a tocar y nadie nos conocía. O sea, lo normal. Recuerdo que en una ocasión tocamos delante de dos personas. En cuanto al nuevo trabajo, la verdad es que estamos muy contentos. Queríamos hacer un disco luminoso y creo que así ha sido.

 

¿Cómo veis hoy el primer disco y qué pretendíais con este segundo álbum?

         – Recordamos el primer disco con mucho cariño. Fue el principio de todo. En el primer disco está mi canción favorita de Facto Delafé y las Flores Azules; me refiero  a “Mar el poder del mar”. Con este segundo disco pretendemos consolidar el proyecto e intentar tocar lo máximo posible por toda España.

 

¿Se ven las diferencias ya desde la portada?

– Yo creo que no. En realidad es una continuidad. En la portada del primer disco se veía la ciudad de lejos y el disco hablaba sobre la ciudad. En este segundo nos hemos acercado a una terraza de esa ciudad y nos encontramos con un individuo anónimo. Este disco habla más sobre las personas y la vida cotidiana.

 

¿Seguís encontrando inspiración en las mismas cosas? ¿Veis una evolución respecto al primer disco?

– Creo que tanto con el primer disco como con el segundo nos hemos basado un poco en la misma idea. Sin embargo, creemos que el segundo álbum es más compacto que el primero. Además, Helena está mucho más presente. Para la próxima sí que toca cambiar un poco.

 

¿Se puede hablar entonces de un disco optimista?

– Hemos hecho un disco que intenta transmitir ganas de tirar para adelante y de afrontar cada mañana como una nueva oportunidad que nos brinda la vida.

 

¿Pensáis que hacer un disco de estas características y que no parezca cursi es más difícil que hacer uno triste o motivado por una ruptura?

– Totalmente. Precisamente es lo más complicado. A mí (y a casi todo el mundo) me resulta más fácil y natural escribir cuando estoy mal, sobre lo que siento. El esfuerzo es cuando estás feliz y ponerte a escribir sobre ello en lugar de seguir viviendo el momento. Marc dice siempre que es más fácil hacer música oscura que luminosa.

 

¿Cuál fue la influencia de tu estancia en Londres sobre estas canciones?

– Para mi Londres lo fue todo. Es muy largo de explicar. Fui a Londres pensando que allí solo se escuchaba pop y me encontré que era la ciudad más funky de Europa. Me pasé dos años bailando música negra y descubriendo los clásicos del soul, el reggae, el funk y el hip-hop. Además, perfeccioné muchísimo el inglés y por fin entendí las letras de las canciones. Eso ayuda mucho a la hora de escribir.

 

¿Cómo llegó el contacto con Bigas Luna para la participación en la banda sonora?

– Mediante una llamada. A la hija de Bigas Luna le gustaba mucho nuestra banda. Le hizo escuchar los temas a su padre y le gustaron. Entonces contactó con nosotros. Al final se incluyeron en la banda sonora dos de las cuatro canciones con las que participamos, “La Juani” y “Pasan las luces”.

 

En vuestro segundo álbum recuperáis “La Juani”, que es la que me parece que está más forzada metida ahí.

– A nosotros no nos lo parece. Es una canción que le tenemos mucho cariño y queríamos que estuviese en un disco oficial nuestro. “La Juani” es el “Pretty Woman” de Facto Delafé y las Flores Azules.

 

Cuando cantáis “Estaremos muertos toda la eternidad” a mí siempre me sale “Estaremos juntos toda la eternidad”, que me parece que se corresponde más con el tono del disco. ¿Qué pretendíais decir con ello?

– La canción “Muertos” es, dentro de La luz de la mañana, una oda a la vida con un estribillo de muerte.

 

Supongo que a la hora de componer las canciones también influyen el hecho de que hay que interpretarlas en directo, que habéis dado muchos conciertos con los que a lo mejor no contabais cuando empezasteis.

– Es cierto lo que dices, y nos gustaría que el tercer disco fuese más bailable. Nuestros directos siguen siendo como siempre han sido hasta ahora: luz y color, sentido del humor, actitud y comunión entre el público y nosotros.

 

¿Qué tal la experiencia con los videos? Parece que os lo pasáis realmente bien.

– Pues sí. Hemos apostado en los tres videos “Mar, el poder del mar”, “La fuerza” y “El indio”) por el plano secuencia. Queríamos que tuvieran sentido del humor y fuesen gamberros.

 

¿Estáis sorprendidos una compañía siga apostando por vosotros, y además ahora con distribución multinacional?

– Nos sorprende que apuesten por nosotros aun más considerando como está el mundo de la música ahora. ¡La verdad es que está patas arriba!

 

Por último, ¿cuál es la mejor anécdota de todo este tiempo en la  música?

– Un día, en Madrid, después de una actuación, una chica se nos acercó y nos comentó que en su boda sonó “Mar el poder del mar” a la entrada del Ayuntamiento. Fue muy bonito.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *