ELECTRELANE

Electrelane, poesía en movimiento

 

         Verity, Emma, Mia y Rachel, desde Brighton, ya habían editado tres singles, un EP y un primer álbum, Rock It To The Moon en su propio sello, Let’s Rock. Tras fichar con Too Pure, aparece ahora su segundo disco, The Power Out, que recientemente presentaron en concierto en España junto a Death In Vegas. Rachel nos introduce en el mundo de Electrelane.

¿Cómo veis ahora vuestro primer álbum?

         – Pues no lo he escuchado en mucho tiempo. Obviamente, es muy diferente. El grupo es otro ahora, con Mia como nueva guitarrista. La verdad es que es una pregunta complicada y no sé muy bien cómo contestarla. Lo que tengo claro es que antes éramos más jóvenes. 

¿Cómo entrasteis en contacto con Too Pure?

         – Nuestro primer disco lo editamos con nuestro propio sello, Let’s Rock. Después decidimos parar y buscar un contrato. Too Pure se interesaron y parecía el mejor sello para nosotros, ya que les gustaba lo que hacíamos pero, al mismo tiempo, eran más liberales en cuanto a permitirnos expresarnos y no querían imponer nada.        

¿De cuál de vuestras canciones antiguas estáis más contentas ahora?

         – Personalmente quedé muy satisfecha de la remezcla de “Film Music” que hizo Jagz Kooner. También me gusta “I Want To Be President”. 

Formasteis parte de los conciertos del Ladyfest en Glasgow. ¿Cómo fue?

         – Fue muy interesante y excitante ver a todas esas mujeres tocando juntas. No sé si es algo grande en España, pero no es habitual por aquí. Por cierto, había un grupo español tocando allí: Hello Cuca. 

¿Cómo fue la grabación con Steve Albini?

         – Alucinante y bastante intensa. Lo hicimos en tres semanas con un sólo día libre. Nos sorprendió lo rápido que trabaja y también lo rápido que entiende lo que quiere un grupo. Estuvimos viviendo en el estudio durante ese tiempo. Hay veces que no dice nada en tres días, pero, por lo general, es un tipo encantador. No hagas caso a las historias que cuentan de él. Por suerte no es así. 

¿Cómo es que aquí podemos encontrar vuestro segundo disco, The Power Out, antes que en el Reino Unido?

         – Pues no lo sé. No llevamos mucho control de esas cosas. Sé que a veces se hacen cosas así con otros grupos, editarlo antes fuera que en tu propio país. De todas formas, no lo sabía. Aunque sí es cierto que nuestro primer disco no tuvo una distribución muy buena en Europa, y nada de promoción, así que para muchos éste será como nuestro primer disco. 

¿Había algo que no queríais repetir?

         – Intentamos que fuera diferente a todo lo que habíamos hecho anteriormente, y, modestamente, creo que lo conseguimos. Supongo que en el siguiente también intentaremos que sea distinto para que no sea fácil clasificarnos. 

“The Valleys” es bastante distinta al resto de las canciones. ¿Cuál era la idea?

         – Verity escribió la parte tranquila y metimos el poema. Después añadimos el coro, que es una agrupación de Chicago… Vamos, una locura que ha quedado diferente y, creo, con sentido. 

¿Quién escribe las canciones? ¿Participáis todas?

         – Los textos siempre surgen después. Los escribe Verity o los tomamos de textos literarios, de poemas que nos gustan. Todas las canciones del disco, excepto “The Valleys”, surgieron de una idea a la que todas contribuimos después. Para que la canción tome forma puede pasar unos tres minutos, un cuarto de hora o varios días. Pero todas participamos. 

¿Quién es Juan Boscón, el poeta de una de vuestras canciones, “Oh, sombra!”?

         – Es un poeta español del siglo XVI, según tengo entendido. A todas nos gusta la poesía, pero en este caso concreto nada en inglés casaba con la música y Verity apareció con este poema que encajaba perfectamente en la canción. Al final lo cantó en castellano. No sabe hablar el idioma, así que se lo aprendió. A veces el inglés no es el mejor idioma, así que no nos importa ser un poco más internacionalistas y cantar en otro idioma. Nos da pena ir a otros países y ver que tienen que cantar en inglés para llegar a algún lado. También estamos aburridas de ver cómo los ingleses sólo aceptan su idioma, de esa arrogancia, de no querer hablar otro lenguaje. 

¿Seguís con vuestra compañía discográfica, Let’s Rock?

         – Sí, pero no tenemos nada de dinero ahora mismo, así que esperaremos a tener algo para seguir adelante con el proyecto y editar grupos que nos interesen, que la verdad son muchos. Para eso confiamos en Too Pure para darnos a conocer, centrarnos nosotras en la música, asentarnos y poder dedicarnos también a nuestro sello. Podemos decir que Let’s Rock fue como el primer paso para llegar a otro sello más potente. 

¿Qué podemos encontrar en vuestra página web?

         – Colaboramos con un amigo que está en proceso de cambiarla para coincidir con el lanzamiento del disco en el Reino Unido. Y espero que sea un poco más fácil de acceder a todo lo que contiene que hasta ahora.

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *