El viento se levanta

El viento se levanta (Vértigo)

 

 

 

             

Asegura el gran maestro de los estudios Ghibli, Hayao Miyazaki, que se retira a sus 72 años. Lo hace con El viento se levanta, que parte de una cita de un poema de Paul Valéry para titular la última película del responsable de, entre otras, El viaje de Chihiro, La princesa Mononoke, El castillo ambulante o Ponyo en el acantilado.

 

 

 

Y lo hace rememorando la biografía -con licencias- del ingeniero aeronáutico más notable de Japón, Jiro Horikoshi, en una historia de dos horas que ha dirigido y escrito a partir de su propio cómic. Horikoshi fue quien creó el bombardero Zero, el avión de guerra más potente de su época y la estrella de la Armada japonesa durante la II Guerra Mundial, por lo que el director ha sido criticado al contradecir el espíritu pacifista y ecologista de otras cintas suyas.

 

Al margen de ello, este es su film más realista, con acontecimientos como el terremoto de Japón ocurrido en 1923 (impactantes dibujos), la Gran Depresión, los efectos devastadores de la tuberculosis y la incursión de su país en la Segunda Guerra Mundial, además de añadirle una melancólica historia de amor, poco habitual en su filmografía, y dejar la fantasía tan solo para los sueños y la relación del ingeniero con su inspiración, el italiano Gianni Caproni. Inmejorable testamento.

 

{youtube}feGrrs3X36c{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *