El hombre más buscado

El hombre más buscado (eOne)

El hombre más buscado

        

Tras su versión de la historia de Joy Division (Control) y el thriller El americano con George Clooney, el fotógrafo rock por excelencia, Anton Corbijn, consolida con su tercera película su carrera como director. Y lo hace, además, con la última película rodada por Philip Seymour Hoffman, lo que es toda una seguridad y un valor añadido.

Sobre una historia de John le Carre que tiene como tema el intento de los servicios de espionaje de evitar nuevos ataque terroristas islámicos tras el 11S, Corbijn filma su cinta en un Hamburgo oscuro, gris y asfixiante perfectamente retratado. Volcado en las relaciones entre los personajes y evitando cualquier artificiosidad, Corbijn evoca la atmósfera de los thrillers de los 70 de, por ejemplo, William Friedkin; ahí está esa escena en el metro deudora de French Connection para probarlo.

Su argumento, menos enrevesado que su referente más inmediato (El topo, Tomas Alfredson, 2011), sigue los fondos que financian estos atentados y los distintos servicios de seguridad que van tras su pista, con un final agrio que pone en juicio todo el trabajo de estos agentes. Hoffman, enorme como era de esperar, compensa el poco provecho que se le saca a otros actores como Nina Hoss, Robin Wright o, sobre todo, Daniel Brühl, convertidos en meras comparsas de la función.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *