DELAHOJA

Delahoja: “Estamos dentro de una bola de nieve cada vez más grande”

 


Acaban de compartir escenario con Violadores del Verso. Y ahora anuncian que se irán de gira con Tote King. Los pontevedreses Delahoja se han puesto serios y el mundo del hip hop se ha rendido ante ellos.

 


El secreto de Delahoja dicen que está en sus directos. “Ahí es donde se nota toda la experiencia que acumulamos y lo que trabajamos”, suelta uno de sus integrantes, Loko23. Acaba de verse de qué son capaces encima de un escenario en la sala Karma de Pontevedra, donde presentaron su nuevo EP, Nuestra B.S.O. DJ Laese, Dais, Ferid El Extranjero, Lsebe y Loko23 vuelven a casa convertidos en una de las promesas más firmes del rap en España. En el último año y medio, desde que publicaron su primer disco, El mordisco, han pasado de mover maquetas en Galicia y actuar ante cientos de personas a contar con el apoyo de gente como Violadores del Verso o Tote King y conseguir que en Cádiz, hace apenas unos días, 1.500 personas corearan ese tremendo himno hedonista que es “Sueño de una noche de verano”.


Publican nuevo trabajo y nada más hacerlo lo presentan en directo en Pontevedra.

– Sí. Es un EP con siete cortes, un remix y una colaboración con Soprano.


 

Precisamente esa colaboración con el marsellés Soprano da título al trabajo, Nuestra B.S.O., y es el vídeo clip que han grabado para presentar el disco.

– Exacto. Le conocimos a través del sello, de Wahin Makinaciones, y enseguida se prestó a colaborar muy bueno, un crack absoluto.


 

¿Por qué han titulado el álbum ‘Banda Sonora Original’? ¿Les ha salido muy cinematográfico?

– No. Tiene que ver con esas canciones que acaban metiéndose en tu cabeza y quedan ya para siempre unidas a un momento concreto de tu vida, esas canciones que después escuchas donde sea y te remiten inmediatamente a esa época y a ese lugar en el que las escuchaste. Acaban siendo la banda sonora de tu vida.


 

Así que esta es la banda sonora de Delahoja.

– Claro. Son las canciones que proponemos para que la gente nos incluya en su banda sonora.


 

¿Están contentos con cómo funcionó su debut, El mordisco?

– Sí, claro. Gustó bastante y eso está muy bien. Para nosotros será siempre el primero y sólo por eso le tendremos un cariño distinto.


 

¿Cuántos grupos de hip hop en España sacan un disco y a los pocos meses comparten escenario con Violadores del Verso y Tote King?

– Esa gran repercusión que tuvo el disco se debió en buena parte al trabajo que hicieron con él en Wahin Makinaciones. Les estamos muy agradecidos por cómo se han volcado con nosotros y por cómo han movido el disco. Eso es algo importantísimo para que la cosa funcione. El resultado es que de cara a este nuevo trabajo se nos han abierto muchas más puertas y podremos ir a tocar a muchos más sitios. Después, por supuesto, está también el asunto de que gusten tanto los temas entre la gente y lo que yo creo que es un aspecto fundamental de Delahoja: el directo. Todo el mundo que viene a uno de nuestros conciertos quiere repetir. Yo creo que todo esto en parte tiene que ver con que somos un grupo diferente. Nadie hace en España nada parecido a lo que hacemos nosotros. En Francia sí, pero en España no hay nadie.

 

 

 

 

¿Por qué diría que se caracteriza Delahoja? ¿Qué los hace especiales?

– Pues en primer lugar que todos somos igual de importantes en el grupo. No hay un rapero y luego detrás coristas con un DJ, que es lo habitual. Aquí todos somos igual de protagonistas. Somos un grupo en el que todos estamos muy compenetrados. Luego está el tema de la puesta en escena: le damos muchísima importancia a los gestos, a cómo nos movemos en el escenario, a cómo nos presentamos ante la gente, vaya. Queremos que las canciones les entren por los oídos, pero también por los ojos.


 

Y se olvida de eso que a todo el mundo ha fascinado: la introducción del árabe en sus letras a través de El Extranjero.

– A eso me refería con que teníamos más que ver con cosas que se escuchan en Francia, por ejemplo. Allí escuchar a raperos en árabe es más habitual. Aquí, en Galicia, en España, sigue siendo excepcional. Puede haber alguna colaboración  puntual en algún tema de alguien. ¿Pero una persona que sea un miembro fijo de un grupo? Eso no. En nuestro caso, además, estamos hablando de un tipo que en Túnez, y en toda la zona del Magreb, es una estrella.


 

¿Decir que el hip hop es un estilo de vida es la pura verdad o sólo palabrería?

– Para mí es verdad. El hip hop engloba muchas cosas relacionadas con el arte, pero es también una actitud, una actitud que te habla de tirar hacia adelante, de superarte, de denunciar injusticias, de querer mejorar constantemente. Por supuesto que se meten en el mismo saco muchas cosas que no me gustan…


 

¿Por ejemplo? ¿Los piques?

– Sí, los piques, eso de que si eres rapero tienes que ser el típico ‘malote’. Hay un montón de estereotipos importados, sobre todo, de los Estados Unidos. Nosotros no tenemos nada que ver con eso. Somos gente normal. Gente normal que hace rap. No vamos de nada. Simplemente nos gusta esta música. Y queremos hacerla bien.


 

Después de tanta maqueta, de tanto underground… ¿Es ahora cuando se sienten artistas de verdad?

– Artistas de verdad nos hemos sentido siempre. Ahora lo que sentimos es que todo va más en serio. Y cada vez más. Es como si estuviésemos metidos en medio de una bola de nieve que cada vez es más grande.

 

Belén López

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *