CAMPUS GALICIA ENTREVISTA CON OS DIPLOMÁTICOS DE MONTE-ALTO

CAMPUS GALICIA ENTREVISTA CON OS DIPLOMÁTICOS DE MONTE-ALTO

ULTRASÓNICA

ENTREVISTAS 2003 


Os Diplomáticos, crónicas de un pueblo

         Ya no está con ellos Xurxo Souto, pero Os Diplomáticos siguen siendo la orquesta más rockera de todo el país. Una vez despejado su futuro, Kömunikando los trae de nuevo a la actualidad, más concienciados e igualmente apegados a lo popular. 

         La marcha de Xurxo Souto no es algo fácilmente superable, por lo que más de uno podría pensar que su futuro estuvo en entredicho. “No,” afirma tajante Rómulo, el acordeonista del grupo desde sus inicios. “Nosotros supimos que Xurxo dejaba el grupo un año antes de su último concierto. Nos lo dijo al principio de la gira y estuvo hasta el final de la misma. Eso nos dio mucho tiempo a pensar qué queríamos hacer y cómo. Lo que está claro es que Os Diplomáticos es una idea que está por encima de las personas que lo formen. Por este grupo pasaron durante estos años otras personas de las que nadie se acuerda. Con Xurxo también se marchó Mangüi, pero nadie pregunta por él. Si es verdad que Xurxo fue la persona que estaba en la primera línea del frente, pero es que ése era uno de sus trabajos dentro del grupo y estaba totalmente pensado y calibrado. Los demás teníamos otras funciones.” 

        Ahora Os Diplomáticos se presentan con una formación renovada. "Cuando Xurxo y Mangüi abandonan el grupo necesitábamos un bajista y un vocalista. Simoes es un colega de toda la vida. De hecho, fue el primer bajista del grupo, allá por el 89. Maseda era un compañero de ruta, de noches de vino y acordeón por el mundo. La verdad es que no tuvimos que buscar a nadie porque ya los teníamos en casa.”

        Parecía imposible encontrar a alguien con la misma verborrea que Xurxo, pero Manolo Maseda la tiene. “Nunca pretendimos encontrar un sustituto para Xurxo, y Manolo nunca pretendió semejante cosa. Maseda tiene mucha cuerda y muchas cosas que decir. Por una cuestión práctica, a él le toca contar las historias en los conciertos. Imagina qué sería si hablásemos todos al mismo tiempo.” 

        No son los únicos cambios. Por primera vez en la portada de uno de sus discos no aparece lo de De Monte-Alto. “La idea de ponerle Monte-Alto al nombre del grupo era una forma de reivindicar los barrios de las ciudades y, de paso, hacerle un guiño a las orquestas gallegas, al igual que la París de Noia, la Sintonía de Vigo… El grupo nació en este barrio y todos éramos de allí. Ahora somos tres de Monte-Alto de A Coruña (Simoes, Guni y yo) y otros tres de otros Monte-Altos. Lola es de Bandourrío (el Monte-Alto de Ribeira) y Manolo es de la Rúa do Can (el Monte-Alto de Burela).”

        La impresión que da al escuchar su nuevo disco es que Os Diplomáticos han derivado hacia posiciones más políticas y algo menos apegadas a lo popular, pero Rómulo no opina lo mismo. ¿O sí? “Posiciones políticas, ni de coña. Lo que pasa es que este disco refleja el desasosiego y el cabreo que nos provocan muchas cosas que están sucediendo por el mundo, pero seguimos muy unidos a la tradición de este país y nos gusta también contar historias populares y tocar rumbas, muiñeiras y pasodobles.”  

        Sin embargo, ahí sigue el acordeón en primer plano. “Ahora tenemos dos acordeones en el grupo, ya que Manolo también es acordeonista. En este disco hay uno o dos acordeones en cada tema. Además, incorporamos otros instrumentos como la percusión, la viola y el saxo. El acordeón es el eje de este grupo, la máquina imprescindible para armar fiesta. “E gatilla aí meu rei, ata que rache o acordeón.”  

        Con ese título, Kömunikando, se puede pensar en una idea detrás. ¿Existe realmente? “Pues que en este mundo delirante que nos ha tocado vivir, la comunicación entre las personas es cada vez más complicada. Tenemos mucho internet, mucho teléfono móvil, mucha autovía, pero no somos capaces de mirar a los ojos de la gente que encontramos por las calles. No hablamos con nadie, no amamos a nadie… La primera canción del disco resume muy bien todo esto: “Esperta se estás durmindo, dese soño tan profundo, que á túa porta están petando as maravillas do mundo.” 

        Entre los insignes colaboradores en la carpeta del disco están Lino Braxe, Manuel María o Julián Hernández. ¿Se les dio algún tipo de indicación sobre cómo debía ser su participación? “Ellos conocían la idea del disco y no dudaron en lanzar su mensaje. Cada uno escribió lo que quiso, como quiso y donde quiso. Para nosotros es un orgullo poder compartir este disco con ellos, del mismo hecho que lo fue grabar con nuestros amigos: las mujeres de Batuko Tabanka, con Uxía, Susana Seivane, Xurxo Souto, Metales Preciosos, Julián Hernández, Lino Braxe…” 

        Además, Os Diplomáticos han tenido que capear con la absorción de su compañía, Fonomusic, por una multinacional. “En un principio, el disco se empezó a trabajar con la idea de editarlo en Fonomusic. Empezamos a grabar y ya vimos que las cosas en la compañía no iban muy bien. En medio de la grabación nos comunican la absorción y nos quedamos en pelotas. Entonces, decidimos asumir la producción ejecutiva de todo el proyecto y tirar para adelante. Nos vino muy bien que teníamos unos dineros ahorrados, que si no…” 

        En ese momento entra en escena el sello discográfico BOA. “Cuando ya teníamos toda la grabación y el diseño de carpeta e interiores acabados, nos llegaron varias ofertas de discográficas y sólo teníamos que escoger la mejor. En BOA, desde el primer día, pusieron mucho interés en el disco y en el grupo. Además, la forma de trabajar de ellos coincide mucho con la filosofía de Os Diplomáticos.” 

        Aunque BOA es una discográfica gallega, está asentada en Madrid, con lo que parece vigente la intención de ser el grupo que canta en gallego con mayor repercusión en el resto de España. “Sí. El grupo siempre tocó mucho fuera de Galicia. De hecho, la gira comenzó en Barcelona y Madrid, antes de llegar a Galicia, y después seguiremos por Euskadi, Andalucía, etc. Además, tenemos previsto hacer gira en Francia.” 

        Una de las últimas novedades en relación con el grupo es su página web. “Aún estamos trabajando en ella, pero ya tiene algunos contenidos. Se puede encontrar fotos del grupo, las letras del disco, la biografía del grupo, discografía, información de Kömunikando, todo ello en gallego, español, francés e inglés, así como calendario de conciertos y contactos. Próximamente tendremos un libro de visitas para que cada uno cuente lo que le parezca. Espero que os guste.” 

        Ya han pasado más de diez años desde aquel 1990 en el que el grupo empezó a aporrear sus instrumentos. ¿Cómo ve Rómulo a Os Diplomáticos de hoy con relación a los que empezaron allá por 1990? “Bufffff. Supongo que entonces éramos unos locos, más bravos y punkies que Dios, unos extraterrestres que hacían rock en gallego con acordeón con un discurso delirante: parrochas, churrasco e pelos no peito. Y ahora seguimos igual de locos, pero ya no parecemos extraterrestres. Ahora cantar en gallego y tener un grupo de rock con acordeón ya no parece una locura. ¡La historia cambió de carallo!”

Xavier Valiño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *