BARRENCE WHITFIELD AND THE SAVAGES

BARRENCE WHITFIELD AND THE SAVAGES: Savage Kings (Munster)

 

 

 

 

 

En 1983, Barry White (Barrence Whitfield) y Peter Greenberg trabajaban en Nuggets, una tienda de discos de segunda mano en Boston. Greenberg, que había tocado anteriormente en DMZ y los Customs, acababa de dejar su puesto de guitarrista en los Lyres y había empezado una banda de rock & roll instrumental junto al ex-Lyres Phil Lenker al bajo, Howie Ferguson (de los Real Kids) a la batería, y otro empleado de Nuggets, Steve LaGrega, al saxo. Un día Barry White empezó a cantar en la tienda y… Barrence Whitfield & The Savages habían nacido.

 

 
Los Savages grabaron dos LPs producidos por Greenberg que combinaban lo mejor del rhythm & blues y rock & roll de los cincuenta y sesenta con algo de garage y punk. Ambos álbumes fueron muy bien recibidos por la crítica del momento. El primer LP, Barrence Whitfield & The Savages, se publicó en el sello Mamou Records en 1984 y ha sido reeditado recientemente en Ace Records. John Swenson señala en las notas de la reedición que en los oscuros días de los primeros ochenta, “los Savages mantuvieron vivo el rock & roll”. El segundo LP, titulado Dig Yourself y publicado en Rounder Records, sonaba igual de potente.

 

 

Según Andy Kershaw, del programa de la BBC The Old Grey Whistle Test, “lo que diferenciaba a Barrence y al grupo del resto de rock & roll de la época era la unión entre la personalidad de Barrence y su energía como vocalista de R&B con el descaro y mordiente del estilo rockabilly de Peter Greenberg a la guitarra. Al sumar un saxo desbocado, aparecía un grupo que encarnaba la misma esencia del rock & roll”.

 

 

En 1986, Greenberg y Lenker arrojaron la toalla y dejaron de tocar, y los Savages se disolvieron poco después. Barrence siguió tocando por todo el mundo, consiguiendo fama internacional gracias a sus salvajes y entregadas actuaciones.

 

Gracias a una serie de diversas circunstancias, Whitfield, Lenker y Greenberg se reunieron en la montañosa y desértica ciudad de Taos, Nuevo Méjico y en 2010 decidieron volver a tocar y dar unos conciertos en el suroeste de los Estados Unidos. Barrence Whitfield & The Savages resurgían, renovados y con fuerza. Todo esto condujo a la grabación del LP Savage Kings, producido de nuevo por Greenberg, en diciembre de 2010.

 

Se decidió que Cincinnati, en Ohio -el hogar de King Records- podría aportar la inspiración necesaria para facturar un disco de auténtico rock & roll. ¡Y así fue! El núcleo de Whitfield, Lenker y Greenberg estaban a punto, acompañados por un tremendo grupo de músicos: Andy Jody (que ha tocado la batería en Pearlene, Customs, Thee Shams, Viva La Foxx, Cincinnati Suds, Oxford Cotton y más recientemente con James Leg de los Black Diamond Heavies), James Cole al piano y órgano (Customs, Auburnaires y en los Cole Brothers) y Tommy Quartulli al saxo (Kings of Nuthin’, Allstonians y Darkbuster).

 

 

{youtube}5wiuyfEOyN4{/youtube}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *