ARCTIC

Arctic

Joe Penna (A Contracorriente Films)

 

Ridley Scott es el responsable indirecto de esta cinta. Cuando el director brasileño Joe Penna se enteró de que Scott iba a rodar una película sobre un hombre que debe sobrevivir en Marte, trasladó su argumento similar -y previo- al Ártico. Como 127 horas, El renacido, Viven o Náufrago, aquí se planeta una historia pura de supervivencia de un hombre en medio del paraje más inhóspito del planeta.

 

Casi sin diálogos, todo descansa en el colosal trabajo del actor danés Mads Mikkelsen, héroe solitario ante el peligro pero tan cercano y humano como en otros trabajos suyos (por ejemplo, La caza). Aunque carece de  imágenes duras, gracias a cómo interioriza su epopeya, a su mirada, el espectador siente la asfixia del personaje y participa de su desasosiego, su angustia y la necesidad de vencer al paisaje, el otro gran protagonista.

 

Esta parábola del hombre contra la naturaleza, representada como una historia sobre la resistencia y el altruismo en condiciones extremas, acierta al no mostrar la causa del accidente que ha llevado a su protagonista allí, al prescindir de flashbacks o posibles traumas familiares y al hacer pasar a su personaje de víctima a villano, para volver a mostrar un resquicio de humanidad poco después, todo ello al tener que enfrentarse con la aparición inesperada de otro ser humano que acaba dependiendo totalmente de él.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *