AMA 2009

Ama, círculo y cuadrado

 

Otro grupo más que se ha decidido a editar su nuevo álbum por ellos mismos, contando con la colaboración de Los Enanos Gigantes para su distribución, y no es un grupo cualquiera. Son Ama, su disco se titula Exposición permanente y, también, se puede descargar gratuitamente desde distintos lugares. Lo mejor es pasarse por su web e informarse: http://amamusica.info. Cuatro años después de A un metro de mí  y siete después de su debut, regresan con su mejor disco, cuando el sonido de Donosti es ya tan sólo un recuerdo.

 

¿En qué dirías vosotros que se nota la evolución en este disco respecto a los dos anteriores?

            – En todo: en las canciones, más desenfadadas, más libres; en la producción, más detallista e impetuosa… No sé, tampoco nos paramos a analizarlo, nosotros vamos al local y nos ponemos a hacer las cosas y luego salen de una manera. Creo que no nos  saldrían dos veces igual.

 

¿Vuelve a ser una colección de canciones o habéis pensado o encontrado algún elemento en común detrás?

            – No, a pesar de que las canciones son más variadas que en discos anteriores sí que tienen mucho en común. Las voces, las letras, el tipo de arreglos… Nos es imposible evitar que al hacer un disco, a pesar de que esté hecho en un plazo de tiempo largo, se note que lo hemos compuesto entre cuatro.

 

¿De qué canción de este disco estáis más satisfechos?

            – Pues cada uno prefiere una distinta y, además, van variando con el tiempo. De verdad que no te lo sabría decir. Lo que sí es cierto, creo que en eso coincidimos todos, es que “Jonás sabe” debería haber quedado mejor. Nos parece que va perdiendo energía. Pero en los ensayos para el directo parece que está cobrando vida de nuevo.

 

Y de los anteriores, ¿qué disco preferís y cuáles son aquellas canciones que os gustan especialmente, que tocaríais en directo?

            – Yo creo que “Eres mi contacto” es más o menos nuestra favorita. A todos nos gusta mucho: la letra, las guitarras, pero sobre todo la letra, que suena agobiante y emotiva. Del primero, tal vez “Buenos días, tristeza”.

 

Exposición permanente, proclamáis desde el título. Sin embargo, parece que los textos no son tanto de exponer sentimientos. ¿Cuál era la idea detrás?

            – Bueno, no son tan del estilo de los discos anteriores, pero en el fondo vienen a hablar de cosas parecidas me parece a mí. Sí que exponen sentimientos, aunque quizás no tan abiertamente como en otras ocasiones. La idea era exactamente ésa, hacer una exposición y que cada canción mostrara un aspecto de Ama, una cara distinta y a su vez complementaria de las demás.

 

En este disco parece que no tocáis tanto los temas habituales en Ama. Incluso se puede atisbar un cierto humor. ¿Cuáles son las razones?

            – Queríamos hacer algo menos tremendo que en otros discos. Empezamos con esa idea, la de no convertirnos en unos abuelos-rollo de la música. Así que tratando de hacer las cosas más energéticas y más desenfadadas fueron surgiendo las canciones y también las letras, que son como pequeños cuentos o historietas, algunas con humor, otras más románticas… Pero eso, plantéatelo como unas viñetas.

 

¿Qué os planteáis a la hora de escribir un texto y de que huís conscientemente?

            – Con las letras hemos tratado habitualmente de provocar alguna vibración, alguna palpitación, como cuando vas a un concierto y de repente ocurre algo desde el escenario que parece directamente para ti, algo que te sacude sin saber bien la razón. Pero eso lo puedes hacer de muchas maneras y ahora sólo lo intentamos de otra forma, por otro camino. Puedes hacerlo con una estructura normal de canción o con un acorde que se repite y se te mete en la cabeza sin remedio hasta llegar a algún sitio, y entre uno y otro hay otros mil.

 

¿Qué os tiene que tocar para disponeros a grabar un nuevo disco?

            – De momento nos gustaría tocar en directo. El proceso es siempre parecido, tienes la idea de un disco, te pones a hacer canciones, las vas grabando y ensayando, terminas el disco (que a nosotros nos lleva una eternidad) y, por fin, cuando lo has editado, te van entrando ganas de tocarlo. Nosotros ahora estamos en esa fase. Lo que suele pasar después es que te aburres de tocar y comienza a aparecer de nuevo la idea de hacer un disco más. Ahora estamos en la fase de ensayos para ponernos a tocar a tope a partir de septiembre. Estamos tratando de cerrar fechas para hacer una especie de gira desde septiembre. Nos gustaría tocar en San Sebastián, Bilbao, Vitoria, Logroño, Zaragoza, Tarragona, Madrid, Barcelona…

 

También parece que os habéis abierto más a otros sonidos. ¿Ha sido consciente?

            – Completamente. Yo diría que este disco está más de acuerdo con la música que escuchamos habitualmente. Cuando empiezas a hacer canciones aprendes a hacerlas de una forma determinada y esto está bien, marca tu estilo y todo eso, pero por otro lado te restringe, limita las cosas que puedes hacer. No es que diga que hayamos dado un cambio radical, sería pretender demasiado (probablemente quien escuche este disco tampoco note tantos cambios), pero de verdad que para nosotros sí ha supuesto un cambio: la forma de componer las canciones, de hacer los arreglos, más pendientes de los sonidos, del efecto en la canción y menos de que quede agradable al oído…

 

 

¿Qué cambios aporta al grupo Yon Vidaur?

– Yon se incorporó a Ama hace ya bastante tiempo y, de hecho, en el disco anterior participó como cualquier otro. Vamos, que era uno de los que componía canciones, hacía arreglos y él, además, lideraba la grabación. En este disco ha ayudado a que lleváramos a la práctica muchas ideas de todos, incluidas las suyas, claro.

 

¿Os importa que la repercusión de Ama sea menor en relación a otros grupos estatales o a La Buena Vida, por ejemplo? ¿A qué creéis que se debe?

            – Es que no tocamos mucho y así es difícil. Eso influye un montón. Y también hay que reconocer que a la gente le apetece oír cosas nuevas, grupos nuevos, recién salidos. De todas formas, este disco está teniendo muy buena acogida, al menos para lo que esperábamos. Sobre todo en Internet. La Buena Vida es otra cosa, es un grupo que lleva muchos años, que empezó cuando no había tantos grupos de estos estilos, y es lógico que sea mucho más conocido.

 

¿Qué tiene que tener para vosotros una perfecta canción pop?

            – Buena pregunta… Cuando tengas la respuesta por favor, dímela. En fin, yo diría que debería ser una canción que en 3, 4 minutos te transporte a un mundo diferente, que te haga salir de ti mismo y adonde tengas ganas de volver. Hay canciones que en ese tiempo te cambian el estado de ánimo. Y para conseguir esto hay miles de maneras.

 

No sé si vuestros gustos musicales han evolucionado a través de los años. Si ha sido así, ¿queréis explicar un poco cómo ha sido esa evolución?

– Bueno, a todos nos van variando los gustos, es algo natural, ¿no? Creo que más que variar, es que te apetece oír más cosas y descubres algunas que te gustan. Eso hace que tal vez vayas dejando de lado lo anterior, pero no porque ya no te guste. Al principio oíamos pop muy británico, también escocés, soul, jazz de los clásicos, luego indie, folk un poco marciano, rock espacial. Ahora en España hay grupos realmente buenos… No sé, al final y sin ser ningunos eruditos en absoluto, se reduce a tener un poco de curiosidad y a que algo te guste de verdad.

 

¿Qué es lo mejor que os han dicho en una crítica? ¿Y lo peor?

            – Con este disco casi todas las críticas están siendo buenas. De todas formas, de vez en cuando se leen algunas críticas en las que se nota que quien las escribe no ha escuchado el disco. Ésas son las que más rabia te dan, aunque no sean malas.

 

¿Tenéis algún héroe musical o no?

– Depende de quién, pero para alguno serían Brian Wilson o Neil Young. Aunque hay grupos que nos encantan, lo de héroe es mucho decir.

 

¿Cómo lleváis la realidad en la que vivimos?

– Vaya pregunta, no sé si te refieres a la crisis, a la política, a los grupos musicales… En fin, todo lo llevamos como podemos.

 

¿Siguen existiendo El Joven Bryan y Daily Planet?

            – No, se extinguieron en el siglo XX.

 

¿Cuáles son los próximos proyectos de La Buena Vida?

            – Parece que grabar un disco para finales de este año o comienzos del siguiente. Antes tocarán en el Contempopránea y en Donostikluba, donde también estará Ama.

 

Por último, ¿cuál ha sido la mejor anécdota en estos años en la música?

            – Los recuerdos relacionados con la música se mezclan tanto con los personales que, aunque sea muy típico, al final lo bueno es la gente que vas conociendo y merece la pena, que de todo hay.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *